Escúchenos en línea

Niños pobres entran en la carretera tecnológica en El Salvador

San Salvador. Agencias. | 7 de Abril de 2010 a las 00:00
Estudiantes de escuelas públicas en el norte de El Salvador han comenzado a meterse de lleno en el uso de computadoras personales e internet, como parte de un proyecto piloto del Ministerio de Educación que pretende "cerrar" la brecha del conocimiento entre ricos y pobres. El programa -iniciado en febrero de este año- forma parte de la iniciativa internacional "Una computadora por niño" (One Laptop Per Child, OLPC) lanzado por Nicholas Negroponte en 2005 y que busca dar acceso a la informática a los niños pobres de todo el mundo. "Vemos cómo la oportunidad de conocer las nuevas herramientas tecnológicas se va abriendo poco a poco para nuestros estudiantes, antes era impensable tener una computadora y menos tener acceso a internet, pero ahora eso lo tenemos y los estudiantes lo están aprovechando", dijo a la AFP Julio Alas. Alas es director de la escuela de Dulce Nombre de Jesús, un poblado ubicado en el norteño departamento de Chalatenango a 90 km de San Salvador, al que el ministerio de Educación entregó una treintena de pequeñas computadoras personales con acceso a internet inalámbrico, con ayuda de una empresa privada que lo ofrece en forma gratuita. "Los estudiantes están muy animados y convencidos de que ahora podrán conocer más del mundo que los rodea y de paso están haciendo uso y manejo de la tecnología", subrayó Alas, tras señalar que cada maquina tiene un costo aproximado de unos 300 dólares y están adaptadas para un uso "rudo" de los niños y un software de fácil comprensión. En las afueras de Dulce Nombre de Jesús, en la escuela del cantón Patanera, otro medio centenar de niños también han sido beneficiados con una veintena de minicomputadores personales e internet como parte del proyecto bautizado "Cerrando la Brecha del Conocimiento" y que el gobierno impulsa en cinco pequeñas escuelas en zonas pobres de Chalatenango, lo que implica entregar computadoras a 385 niños. Los maestros de esas escuelas han sido capacitados previamente por el Ministerio de Educación en el uso pedagógico de las computadoras. "Lo importante en todo esto es que los niños puedan tener ese acceso a las herramientas tecnológicas en su educación, que de otra forma nunca lo lograrían pues ellos provienen de hogares pobres y con este conocimiento pueden tener más oportunidades en su vida", dijo telefónicamente a la AFP Ricardo Solís, maestro de la escuela del Cantón Patanera. Otras escuelas públicas en el país han hecho sus propios esfuerzos por llevar la tecnología a sus aulas, como el caso de la escuela católica Nuestra Señora del Rosario de San Salvador que desde mediados de 2009 introdujo, mediante un convenio con una empresa telefónica privada, el uso de las computadoras de la OLPC para 400 estudiantes de primero a sexto grado. "Hoy en día es indiscutible y necesario el uso de las herramientas tecnológicas en la educación, por eso se está apostando a dotar de esas herramientas a los estudiantes de escasos recursos", aseguró a la prensa el viceministro de Educación, Eduardo Badía. De momento, el programa piloto "Cerrando la Brecha del Conocimiento" se mantendrá por un lapso de un año en Chalatenango y, con base a evaluaciones pedagógicas que se realizan periódicamente para determinar el avance de conocimiento de los estudiantes, el plan se podría extender a otras escuelas en zonas pobres del país.

Descarga la aplicación

en google play en google play