Escúchenos en línea

Abogados escuchan a víctimas de la guerra civil en El Salvador

San Salvador. La Página. | 9 de Abril de 2010 a las 00:00
Un grupo de expertos extranjeros y nacionales instaló desde ayer jueves hasta este viernes una mesa de "justicia restaurativa" en El Salvador, para conocer casos de violaciones a los derechos humanos durante la guerra civil que afrontó este país de 1980 a 1992 y causó unas 75 mil muertes. "Lo que pretendemos es completar de alguna forma el informe de la Comisión de la Verdad con el conocimiento de todos aquellos casos que son de violaciones de derechos humanos producidos fundamentalmente en el periodo del conflicto armado", dijo el director de la organización no gubernamental Abogados del Mundo, con sede en Valencia (España), José Ramón Juániz. Tras la guerra civil en El Salvador, se conformó una Comisión de la Verdad a partir de los acuerdos de paz firmados el 16 de enero de 1992, que publicó un informe sobre crímenes políticos y de lesa humanidad perpetrados durante la confrontación. La guerra dejó 75 mil muertos, 8 mil desaparecidos y 12 mil lisiados. Esta instancia, de la que también hacen parte el español José María Tomás y los brasileños Sueli Bellato y Belisario dos Santos (ex secretario de justicia de Sao Paulo), así como los salvadoreños Gloria Giralt de García Prieto y Ricardo Iglesias, se reúne este viernes rn Suchitoto, Cuscatlán. Durante estas jornadas serán escuchados los testimonios de víctimas de torturas, sobrevivientes de masacres, así como familiares de desaparecidos o asesinados durante la confrontación. Juániz aseguró que esperan contribuir "a la lucha por la memoria histórica, al conocimiento de la verdad y la aplicación de la justicia en El Salvador". "Nosotros pretendemos que (esta iniciativa) aporte información y conocimiento de la verdad y sensibilización de la sociedad", añadió Juániz, aunque admitió que "lo ideal y lo correcto" es que estos hechos sean estudiados en los tribunales de justicia. "Las personas que hablan ante nosotros ya al hablar se restauran, se dignifican; son personas que no han hablado en 30 años, que no han contado nada de sus sufrimientos en 30 años, y eso ya produce un efecto muy positivo", añadió. Señaló que también buscan que estas personas "obtengan reparación" y "lógicamente el respeto y el reconocimiento de los órganos del Estado". La instancia prevé emitir un fallo el próximo sábado, cuyo valor es "moral" y no legal.

Descarga la aplicación

en google play en google play