Escúchenos en línea

Socio de narco La Barbie enfrenta a justicia tica en Puntarenas

Puntarenas. nacion.com | 6 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Un supuesto socio del narcotraficante mexicano, Edgar Valdez Villareal, conocido como La Barbie, detenido la semana pasada en México, enfrenta a la justicia costarricense desde hace 10 meses. Se trata del colombiano Walberto Salazar Cuero, alias Guavita, dueño de la empresa pesquera Costa Mar de Costa Rica S.A., la cual opera en Puntarenas y fue fundada el 19 de julio del 2006. Salazar empezó a ser juzgado en el Tribunal Penal de Puntarenas desde la semana pasada por tráfico internacional de cocaína. Este hombre de 53 años fue detenido por el OIJ el 17 de octubre del año anterior en el aeropuerto Juan Santamaría, Alajuela, a su regreso de Bogotá, Colombia. En ese momento, las autoridades judiciales lo ligaron con el decomiso de 1.600 kilos de cocaína hecho el 19 de diciembre del 2008, en Tuetal de Alajuela. También lo relacionaron 1.200 kilos de cocaína que transportaban en un barco pesquero, el cual quedó a la deriva el 8 de diciembre de ese mismo año, a unos 350 kilómetros de la Isla del Coco. El empresario sudamericano es juzgado por esos hechos en junto con otros cuatro hombres cuyas identidades ayer no fue posible conocer. El debate, que se realiza bajo estrictas medidas de seguridad, continuará hoy y podría concluir el 17 de setiembre próximo. Salazar vino por primera vez al país el 5 de abril del 2006. El 9 de febrero del 2007 solicitó residencia alegando estar casado con una costarricense vecina de Palmar Norte, en el cantón de Osa, Puntarenas. Migración le concedió la residencia permanente el 6 de setiembre del 2007 y, desde entonces, vivía con un perfil bajo, sin hacer ostentación de riqueza, según el OIJ. Residía en una lujosa casa ubicada en Sabanilla de Montes de Oca, San José y es dueño de varias embarcaciones pesqueras. Los presuntos vínculos de Salazar con La Barbie quedaron al descubierto el viernes anterior, cuando la Policía Nacional de Colombia detuvo a 11 hombres ligados con este narcotraficante mexicano en ciudades como Cali, Bogotá y Medellín. Eran miembros de la red narcomafiosa que trataba directamente con las FARC en Colombia. La Policía Judicial estimó que la banda movía, por aguas el Pacífico, un promedio de tres toneladas de cocaína al mes, en una ruta que incluía Costa Rica. Salazar, creen las autoridades, era quien daba en nuestro país seguimiento a esos embarques para que llegaran a salvo hasta México. En dicha conversación, el colombiano dialoga con Luis Carlos Neiva Neiva, Pacheco, jefe de finanzas del llamado Frente 30 de las Fuerzas Revolucionarias de Colombia (FARC), según reveló el viernes pasado la Policía Nacional de Colombia. El líder guerrillero le informa acerca de la caída de un cargamento de 300 kilos de cocaína pero aprovecha para anunciarle que mandarán otra carga a Costa Rica “en una pequeña embarcación de madera, y señala que el encargado de llevarla ya está en su destino”. La red de la que formaba parte Salazar era investigada desde hace año y medio. Las autoridades esperan dar con otros miembros de la organización.

Descarga la aplicación

en google play en google play