Escúchenos en línea

Iglesia tica recula y pide a Congreso no legalizar uniones gays

San José. Acan-efe. | 7 de Septiembre de 2010 a las 00:00
La iglesia católica costarricense pidió este martes al Congreso no legalizar las uniones civiles entre homosexuales en momentos en que un nuevo proyecto de ley sobre el tema entró en trámite legislativo, esta vez impulsado por la diputada oficialista Annie Saborío. En la Asamblea Legislativa ya se conoce otro proyecto sobre sociedades de convivencia, propuesto por grupos de civiles, que busca el reconocimiento de derechos civiles como seguro social, herencia y pensión a las parejas del mismo sexo. En una nota enviada al Congreso, el presidente de la Conferencia Episcopal, Hugo Barrantes, afirmó que los proyectos presentados hasta ahora pretenden "equiparar las uniones entre personas del mismo sexo con el matrimonio heterosexual", pues su legalización "deforma la percepción de los valores morales fundamentales y menoscaba la institución matrimonial". "Al poner la unión entre personas del mismo sexo en igualdad de condiciones jurídicas al del matrimonio o la familia, el Estado actúa arbitrariamente y entra en contradicción con sus propios deberes", subrayó Barrantes. La iglesia asegura que "distingue entre el respeto a toda persona, independientemente de su orientación sexual, y el rechazo de las prácticas homosexuales como acto objetivamente contrario al plan de Dios para el ser humano". Por esa razón exhortaron a los diputados a reflexionar "sobre la diferencia entre comportamiento homosexual como fenómeno privado y el mismo como comportamiento público, legalmente previsto, aprobado y convertido en una de las instituciones protegidas y promovidas por el ordenamiento jurídico". "No toda desigualdad constituye necesariamente una discriminación", apunta la nota del prelado. Mientras tanto, la vicepresidenta del Congreso, Annie Saborío, presentó anoche un nuevo texto que propone reformar el Código de Familia. Saborío explicó a periodistas que este proyecto no crea la figura del matrimonio, sino que simplemente equipara los derechos que ya se otorgan a las parejas en unión libre, ya sean heterosexuales y homosexuales. La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, reiteró en rueda de prensa que este tema no es una prioridad de su Gobierno.

Descarga la aplicación

en google play en google play