Escúchenos en línea

Incertidumbre domina a El Salvador por amenaza de pandillas

San Salvador. DPA. | 8 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Aunque las autoridades salvadoreñas anunciaron anoche un fuerte plan de contingencia y seguridad, el país amaneció este miércoles con un alto nivel de tensión y con un paro parcial del transporte público y de comercio por las amenazas de violencia y muerte que han hecho las pandillas conocidas como "maras". El ministro de Justicia y Seguridad, Manuel Melgar, dijo anoche que las terminales, los buses y los microbuses serán custodiados y protegidos por elementos de la policía y del Ejército para evitar actos violentos y tranquilidad de la gente. Al parecer las pandillas, sobre todo la Mara 18 y la Mara Salvatrucha, han actuado así en respuesta a la reciente aprobación por el Congreso legislativo de una ley que proscribe y penaliza duramente a los grupos ilegales. Por otra parte, la presencia policial se observa por doquier en El Salvador, pero también en las calles no se ve el habitual desorden que genera el transporte colectivo de autobuses y microbuses. Sus dueños no se han atrevido a sacar todas sus unidades por temor a que sean incendiadas. Desde horas tempranas de la mañana helicópteros de la policía vigilan los movimientos vehiculares en San Salvador. El martes los delincuentes habrían quemado un autobús, un taxi; además ametrallaron a otro autobús y a un pequeño camión que salió a movilizar gente. En esos casos, así como con el autobus incendiado el lunes, no se han producido víctimas mortales. Los paros se han hecho sentir en San Salvador, Santa Ana, en las cuatro provincias de Oriente, en San Vicente y la Libertad. Es decir, el efecto ha sido casi a nivel nacional. Las autoridades carcelarias han informado preliminarmente que en cuatro penales los reos se han declarado en rebeldía. El ministro Melgar y otros altos funcionarios sostuvieron una reunión el martes con empresarios del transporte público debido al caos que se vivió por la paralización de las labores de varias unidades ante amenazas supuestamente de "maras". "Vamos a garantizar la seguridad. Esperamos que este miércoles la gente salga y aborde las unidades. Si hay dificultades, el plan de contingencia contempla el uso de unidades gubernamentales", aclaró el máximo responsable de la seguridad pública de El Salvador. En el interior del territorio salvadoreño, las autoridades de seguridad pedirán a los gobernadores que coordinen con empresarios y la policía local para llevar a cabo planes específicos. Por su parte el Ejército anunció que incorporará a 2.000 efectivos para estas tareas. Este nuevo contingente será adicional al que ya colabora con las tareas de seguridad pública en zonas peligrosas, penales y puntos ciegos. El director de la Policía Nacional Civil (PNC), Carlos Ascencio, aseguró que seis personas fueron capturadas este día por amenazas; otros dos jóvenes fueron capturados por supuestamente haber lanzado una granada a un retén policial, lo que llevó al Ejército a emplear en San Salvador tanquetas armadas. El Salvador es el país más peligroso de Latinoamérica por sus altos índices de homicidios, robos, extorsiones, secuestros y violaciones sexuales, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Descarga la aplicación

en google play en google play