Escúchenos en línea

Testigo expone corrupción de ex presidente Rodríguez

San José. nacion.com | 10 de Septiembre de 2010 a las 00:00
El ex directivo del ICE José Antonio Lobo contó al Tribunal de Hacienda que al estallar el escándalo ICE-Alcatel, el ex presidente Miguel Ángel Rodríguez le solicitó justificar las comisiones recibidas como si fueran un préstamo. El declarante figura para el Ministerio Público como la persona que hizo llegar al ex mandatario dádivas provenientes de la compañía francesa. “Don Miguel Ángel (Rodríguez), a partir del momento en que salió a la luz pública esta circunstancia, me indicó la conveniencia de documentar como una deuda hacia mi persona los montos que le había hecho llegar por concepto de pagos de Alcatel. “A mí la figura no me hizo gracia y por eso le consulté a un amigo; él me advirtió que podía agravar el asunto con la simulación”. De acuerdo con Lobo, el ex mandatario le recomendó que acudiera a sus cuñados en Estados Unidos para justificar, de la misma forma, los fondos que captó de Alcatel. El ex directivo también habló de un encuentro que tuvo con dos de los abogados de Rodríguez (Rafael Gairaud y Eduardo Araya) durante una diligencia judicial. Según dijo, los representantes legales acudieron con cheques para justificar la cancelación de dos préstamos por $81.400 y $58.000. “Llegaron a decirme que iban a realizar una gestión de pago para que yo recibiera dinero sobre una supuesta deuda que don Miguel mantenía conmigo. “Yo les dije que el dinero era producto de una negociación con la empresa Alcatel y que no podía aceptar un pago por una deuda inexistente”, señaló. El defensor Araya comentó que lo que pretendían era una consignación de pago ante la Fiscalía. “No puede interpretarse como un acto irregular. Era el pago de un dinero que realmente se había prestado. Ese es un discurso de él (decir que no hubo préstamo) y por eso está ahí, declarando. El resultado de lo que diga es la impunidad. “Por supuesto que fue un préstamo y por eso se devolvió. Don Miguel recibió, para lograr la candidatura de la OEA (Organización de Estados Americanos), algunos préstamos y ese era uno de esos”, enfatizó Araya. Durante su segundo día de comparecencia, Lobo detalló los presuntos pagos de dádivas que, de acuerdo con su declaración, entregó a Rodríguez. Indicó que los primeros $151.000 en certificados al portador los entregó en el despacho del entonces mandatario, en la Casa Presidencial (Zapote, San José). El declarante también señaló como otros puntos de encuentro la casa del ex mandatario y la de sus suegros, en Escazú. Sostuvo que el tercer pago (por $270.000) se fraccionó mediante tres certificados, por decisión de Rodríguez. “Era muy importante su rol como candidato a la OEA. Había que desarrollar un especial cuidado para no ponerlo en una situación comprometida”. Aparte de los certificados, Lobo dijo haberle entregado, esa vez, otros $100.000 en efectivo. Otro pago -por $81.400- se habría llevado a cabo mediante un cheque a nombre de la sociedad AyZ, que durante una fiesta el ex directivo depositó en el bolsillo del ex presidente. En cuanto a otros dos cheques por $30.000 y $28.000, Lobo dijo haberlos confeccionado donde los suegros de Rodríguez a nombre de la esposa de este, Lorena Clare. El testigo aseguró que el ex mandatario le pidió tres precauciones: poner fechas diferentes en los giros, hacerlos por números no cerrados y procurar que no tuvieran una numeración sucesiva.

Descarga la aplicación

en google play en google play