Escúchenos en línea

Celebran Bicentenario en medio de violencia

Ciudad de México. TeleSUR | 15 de Septiembre de 2010 a las 00:00
Los mexicanos inicia a partir de la noche de este miércoles la celebración por los 200 años de Independencia, en medio de un sensible estado de alerta tras los sangrientos hechos de violencia vividos en las últimas semanas y bajo el temor de nuevos episodios a manos del crimen organizado. Con un fuerte operativo de seguridad, las autoridades federales busca resguardar a los asistentes de los eventos previstos en varias partes del país. Para ello planificaron medidas de colaboración e intercambio de información que permitirán contar con grupos especiales de reacción inmediata, y demás estrategias de vigilancia en al menos 11 entidades federativas. El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio Irazábal, informó que los actos del Bicentenario se desarrollarán entre el Paseo de la Reforma, el Ángel de la Independencia, el monumento a Cuauhtémoc y en el Zócalo de la capital. Se espera que los actos culminen pasada la medianoche para iniciar un desfile en la mañana del jueves. Se calcula que más de un millón cien mil concurrentes participe en los festejos. Más de 25 mil agentes federales, efectivos del Ejército y de Marina participarán en el despliegue de seguridad y prevención en todo el territorio mexicano durante los festejos del Bicentenario de la Independencia, según el reporte de funcionarios del Gobierno. En Ciudad de México se asentarán más de 4 mil policías federales y similar número se mantendrá en alerta ante cualquier eventualidad entre la ceremonia del Grito la noche de este miércoles y durante el desfile militar del jueves. Desde el pasado lunes, el refuerzo de seguridad se ha sentido en la nación con el cierre del tránsito vehicular en varios puntos de la capital, así como en las sedes de las dependencias federales, como la Procuraduría General de la República, la Comisión Federal de Electricidad, la Torre de Petróleos Mexicanos, las secretarías de Desarrollo Social y Gobernación y en el Senado de la República. El presidente, Felipe Calderón, dará el grito de Independencia en el Palacio Nacional en la noche del miércoles, por lo que cientos de hombres del Estado Mayor Presidencial (EMP) estarán a cargo de la seguridad. Algunos municipios de estados en el norte del país, fronterizos con Estados Unidos, no celebrarán los festejos por los 200 años de Independencia al no poder garantizar la seguridad de los presentes. Uno de esos casos es Ciudad Juárez, la más violenta de todo México, donde la Alcaldía de esa entidad decidió transmitir el Grito de Independencia desde su despacho previo al lanzamiento de los respectivos fuegos artificiales para evitar que las personas salgan de sus casas. En al menos 10 municipios del estado de Tamaulipas, los actos por el Grito también fueron suspendidos. En ese estado, 73 cadáveres de diferentes nacionalidades fueron localizados a finales del mes pasado a manos del cártel de drogas Los Zetas. Otra ciudad que se vio obligada a reorganizar las celebraciones, fue Morelia, capital de Michoacán, que por segundo año consecutivo desistió de celebrar el Grito tras lo ocurrido en los festejos de 2008, cuando un atentado con granadas dejó ocho muertos y más de cien heridos. En Nuevo León, algunos municipios como el de Guadalupe resolvió adelantar la ceremonia seis horas, para que se celebre de día, ya que originalmente se festeja a las 23H00 locales. Adicional a las alertas de violencia, las lluvias son otro factor que han forzado una reestructuración en el programa de celebración por el Bicentenario mexicano. En vista de que algunas regiones del sur y del este del país están anegadas por los aguaceros, las autoridades del estado de Veracruz decidieron adelantar al mediodía las ceremonias del Grito. En Tabasco, habrá celebraciones del Grito en sus 17 municipios, pese al daño de las lluvias en las zonas rurales que han dejado unos 140 mil damnificados. En la capital, Villahermosa, no habrá desfile cívico el jueves porque las calles no están aún en condiciones. El 16 de septiembre de 1810, estalló en la madrugada la insurrección del llamado grupo de los "conspiradores de Querétaro". El cura Miguel Hidalgo y Costilla, uno de sus miembros, fue quién convocó al pueblo de Dolores a la rebelión. Aquella noche Hidalgo pronunció el famoso "Grito de Dolores": "¡Viva la Virgen de Guadalupe! ¡Abajo el mal gobierno! ¡Viva Fernando VII!".

Descarga la aplicación

en google play en google play