Escúchenos en línea

Portillo guardaba dinero desfalcado en su casa

Ciudad Guatemala. ACAN-EFE | 22 de Septiembre de 2010 a las 00:00
El ex presidente guatemalteco Alfonso Portillo (2000-2004) guardaba en su residencia privada millones de quetzales en efectivo presuntamente desfalcados a las arcas del Estado, según declaró a la Fiscalía un testigo que buscar ser "colaborador eficaz", informa hoy la prensa local. El coronel retirado Jacobo Salán Sánchez, ex jefe de seguridad del ex mandatario, aseguró haber visto dentro de la residencia del ex mandatario más de 100 millones de quetzales en efectivo (unos 12,5 millones de dólares), publica hoy el diario Prensa Libre. Salán reveló a la Fiscalía detalles sobre la forma en que fueron saqueados más de 120 millones de quetzales de las arcas públicas, a cambio de ser aceptado como "colaborador eficaz" en el proceso penal que se instruye en contra del ex mandatario y ser exculpado de los delitos de complicidad y encubrimiento de que se le acusa. El militar retirado, que asesoró a Portillo en temas de seguridad e inteligencia, aseguró a la Fiscalía y a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), que colabora en la investigación de ese caso, que parte de ese dinero fue trasladado en vehículos oficiales a las bóvedas del banco estatal Crédito Hipotecario Nacional. El dinero, transferido al Ministerio de la Defensa por disposición del ex gobernante, fue depositado en cuentas de funcionarios del Gobierno de Portillo, familiares y amigos de éstos, y tras ser "lavadas" en esa institución, fueron a parar a bancos en el extranjero, según el testigo. Portillo, quien guarda prisión desde enero pasado, enfrentará juicio en las próximas semanas por los delitos de peculado (apropiación fraudulenta de fondos públicos), malversación de fondos y abuso de autoridad, entre otros, por el desvío de unos 15 millones de dólares de las arcas del Ejército guatemalteco. La Fiscalía y la Cicig esperan que el juzgado encargado del caso otorgue a Salán al figura de "colaborador eficaz" para que su declaración cobre efecto judicial y sea utilizada como prueba de cargo en contra del ex mandatario. Salán, que fue capturado el pasado 5 de septiembre acusado del delito de encubrimiento tras permanecer prófugo por más de 15 meses, aseguró que su participación en el desfalco millonario se limitó a "cumplir órdenes". Además, denunció que ha sido objeto de atentados y amenazas de muerte por parte, supuestamente, de un grupo de militares retirados que también estarían implicados en este caso. Por colaborar con la justicia y declararse culpable de los delitos que se le imputan, Salán, según la legislación guatemalteca, podría recuperar su libertad y gozar de protección para él y su familia. Tras concluir el juicio en su contra por este caso, Portillo deberá enfrentar procesos penales en cortes de los Estados Unidos, a donde ya ha sido autorizada su extradición, y Francia, por delitos de lavado de dinero.

Descarga la aplicación

en google play en google play