Escúchenos en línea

Intentan convencer a Guatemala para que se incorpore a la CPI

Agencia AP. Desde ciudad Guatemala. | 24 de Enero de 2007 a las 00:00
El presidente de la Corte Penal Internacional, Philippe Kirsch, culminó el miércoles una gira en Guatemala en la que cabildeó con funcionarios y diputados para que este país centroamericano ratifique su adhesión a ese tribunal transnacional. Uno de los principales puntos que aclaró Kirsch es que la Corte no puede juzgar delitos que hayan ocurrido antes de que un país se adhiera a su jurisdicción. "Hubo una pregunta (de los diputados) sobre la retroactividad y tuve la oportunidad de explicar que no se pueden juzgar delitos cometidos antes de junio de 2002 (cuando se instaló la corte) o antes de la ratificación de cada país", dijo el miércoles Kirsch en una conferencia de prensa en la que también estuvieron presentes el vicepresidente Eduardo Stein y el canciller Gert Rosenthal. De ser ratificada la adhesión, la CPI no podrá juzgar los crímenes cometidos por guatemaltecos durante los 36 años de guerra civil que devastaron el país. En particular, no estará en capacidad de llevar a Efraín Ríos Montt u otros militares acusados ante la justicia española por delitos de genocidio, torturas y otros crímenes de lesa humanidad. El tribunal fue creado con la intención de juzgar crímenes de guerra y otros delitos graves como el genocidio. La CPI tiene como marco regulatorio el Estatuto de Roma, que ha sido ratificado por más de 100 países. Entre los casos que ha juzgado la corte están las graves violaciones a los derechos humanos cometidas en Congo, Uganda, Sudán y Darfur. Una de las acciones más conocidas de la corte es la emisión de una orden de captura contra los líderes del Ejército de Liberación del Señor, de Uganda, acusados de crímenes graves contra los derechos humanos.

Descarga la aplicación

en google play en google play