A Sandino Managua. Por Daysi Torres, Consejo de Comunicación y Ciudadanía

A Sandino Managua. Por Daysi Torres, Consejo de Comunicación y Ciudadanía

La embajada de Nicaragua en la República Bolivariana de Venezuela, rindió este martes un homenaje al General Augusto C Sandino en el marco del 90 aniversario de su asesinato.

Durante su intervención, la embajadora Daysi Torres Bosques, se refirió a la lucha de Sandino  y recordó la derrota del Ejército Estadounidense en 1923, estableciendo conciencia en el mundo que es posible enfrentarse al imperialismo incluso con las armas y vencerlo.

La diplomática aseguró que la gesta libertaria del General Sandino trascendió fronteras, convirtiéndose en un símbolo de lucha antiimperialista, contra las pretensiones hegemónicas de los Estados Unidos.

Palabras íntegras:

“Mi mayor honra es surgir del seno de los oprimidos que son el arma y nervio de la raza”.

Augusto C. Sandino.

Hoy conmemoramos la vida, la obra y el legado nacionalista y antiimperialista de nuestro General de Hombres y Mujeres Libres que luchó contra la ocupación estadounidense y juró ante la Patria y ante la Historia, que defendería el decoro nacional y a los oprimidos, su nombre y su legado sería la bandera que más tarde inspiró por décadas al pueblo Nicaragüense, a jóvenes, Hombres y Mujeres en el campo y la ciudad, que culminó con el heroico triunfo de la Revolución Popular Sandinista en 1979, poniendo fin a la dictadura más sangrienta de la Historia de Nicaragua, el Somocismo.

En 1912 Sandino presenció siendo muy joven la primera intervención de las tropas extranjeras en Nicaragua, de 1920 a 1,923 viajó a Guatemala, Honduras y México, compartiendo con diferentes líderes sindicales, obreros y socialistas, luego retornó a su país en 1,926 con la firme convicción de luchar para defender la soberanía de Nicaragua, lo que fue de admiración popular y organizó bajo su mando la guerrilla rebelde y se adentró en las montañas de las Segovias donde se convirtió en invencible. En 1,927 formó el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua y desde ese momento comienza la historia contra las fuerzas invasoras.

Sandino derrotó al Ejército Estadounidense en 1923, siendo la primera y única guerra en territorio de Nuestra América contra el Ejército invasor, estableciendo conciencia en el mundo que es posible enfrentarse al imperialismo incluso con las armas y vencerlo.

La gesta libertaria del General Sandino trascendió fronteras, convirtiéndose en un símbolo de lucha antiimperialista, contra las pretensiones hegemónicas de los Estados Unidos. Sandino se convirtió en el centro de un programa que marcó para siempre la Historia de Nicaragua y de América Latina, se transformó en símbolo y bandera de los pueblos que luchan contra la opresión y fuerzas externas, las ideas y el pensamiento de Sandino son recordados en Nicaragua y el mundo.

Su posición inquebrantable ante el imperio invasor lo convirtió en una grave amenaza para los vende patria del país y de una afrenta al orgullo del Gobierno Norteamericano y por eso se confabuló su traición y muerte.

La noche del 21 de febrero de 1934 fue asesinado el General Sandino, sin embargo, la luz que irradió por todo el territorio Nacional hoy es más vigente que nunca, porque con su ejemplo sigue inspirando el alma y el corazón de un pueblo libre, soberano, independiente, que lucha por la paz y la tranquilidad.

Con el Buen Gobierno del Comandante Daniel Ortega y la Compañera Rosario Murillo, junto a su pueblo, vamos logrando la transformación que soñó Sandino, ver a su pueblo libre, próspero, en desarrollo y bienestar.

Un país que, en medio de las dificultades, avanza en su economía, en la tecnificación de la producción, con autosuficiencia alimentaria, exportaciones de diferentes rubros que dinamiza la economía.

En Nicaragua se han instaurado las bases para un mundo mejor, como soñó Sandino, y el Frente Sandinista de Liberación Nacional garantiza al pueblo: viviendas, escuelas, centros de salud, una de las mejores infraestructuras vial de Centroamérica, cobertura de agua potable y energía eléctrica en más del 99% del país, alto control de seguridad ciudadana, uno de los mayores logros ha sido la reducción de la pobreza en zonas vulnerables.

Así avanzamos con la frente en alto y la mirada puesta en el futuro, convencidos que vamos a lograr un mundo mejor para nuestro pueblo y sus futuras generaciones.

A 90 años de su entrega a la Patria, la figura de Sandino encarna la lucha contra la intervención de los Estados Unidos en Nicaragua, al igual que lucha contra la alianza tradicional de la oligarquía y élites locales.

Estados Unidos siempre ha mostrado interés económico en Nicaragua e históricamente ha tenido injerencia en la política interna, apoyando a la oligarquía en nuestro país. A 90 años del tránsito a la inmortalidad del General Sandino, el pueblo sabio despertó y está claro de quiénes son los enemigos de la Patria.

Ahora celebramos a Sandino y a todos nuestros Héroes y Mártires de la Patria Libre, unidos en todas las victorias porque ese es nuestro porvenir porque los hijos de Sandino ni se venden ni se rinden jamás.

“A 90 años de su entrega a la Patria y su determinación invariable e inclaudicable de vencer, vamos adelante, porque es la causa de la esperanza, de la justicia y del amor”. Compañera Rosario Murillo.

Seguimos soñando con una América Latina y El Caribe unida, en paz, en libertad, independientes y soberanos, como lo soñó Sandino, Bolívar, Martí, Chávez y Fidel.

“Sandino, más que continuar el ideal bolivariano, lo completa y lo actualiza en acción libertaria y latinoamericanista”. Comandante Daniel Ortega.

En Nicaragua todos somos Sandino, todos somos Zeledón, todos somos Carlos, todos somos Tomás, todos somos Daniel, todos somos Patria, todos somos Libertad, paz y dignidad.

 

Viva Sandino!

Viva Nicaragua!

Viva la Unidad Latinoamericana!

Viva la Paz en el mundo!

 

Daysi Torres

Embajadora de Nicaragua

en República Bolivariana de Venezuela