Escúchenos en línea

Señores derechistas, el imperio existe...

05 Julio 2013

Por Manuel Moncada Fonseca, Revista Libre Pensamiento.

Para los que se burlan de la izquierda cuando habla de imperialismo (llámese yanqui, europeo o israelí), el secuestro del Presidente de Bolivia, Evo Morales, y la negativa de varios países europeos, tras los cuales está EEUU,  para permitirle hacer uso de sus territorios respectivos en función de reabastecer su avión de combustible o simplemente de sobrevolarlos, son una reafirmación de que el imperio no tiene nada que ver con invenciones izquierdistas trasnochados.



Sí señores derechistas el imperio existe y es por completo maligno... Y la repuesta a las acciones del imperio se llama antiimperialismo.

Dichosamente, gracias a la verdadera comunidad internacional que ha repudiado el atropello contra el Presidente Boliviano, Evo Morales ya se encuentra volando de vuelta a su país. La idea de matarlo inspiró, sin duda, esa fracasada acción "diplomática".
 
De todos modos, no hay que bajar la guardia. Hay que despertar y movilizar a los pueblos del mundo, de forma sostenida, contra el sistema de "libre" mercado, contra el mundo de las transnacionales, contra el Pentágono, y otros instrumentos malignos que dicho sistema usa; mismo que, en aras de su "seguridad", aplicando la extraterritorialidad de sus leyes, provocando guerras, genocidio y destrucción del medio ambiente, vuelve cada vez más insegura la existencia de todo cuanto habita nuestro planeta.

Sin exagerar para nada, la seguridad del sistema de “Libre Empresa” es la inseguridad de toda la humanidad, de las plantas y animales en su conjunto.

E insistimos, tanto el peligroso atropello diplomático contra Evo Morales, como la imagen de la ciudad libia de Sirte -que encabeza este breve escrito- destruida por los aviones genocidas de la OTAN en 2011, son pruebas irrefutables de lo que significan las intervenciones "humanitarias" de las hienas imperiales.

 
Las fuerzas que hoy amenazan la existencia humana son las mismas a las que Sandino combatió en Nicaragua, con las armas en las manos, entre 1927 y 1933. La lucidez del héroe sobre la condición mundial del imperio y su naturaleza brutal quedan retratadas por él con suma nitidez:  
 
"Los piratas yanquees nos están asesinando en plena luz del día y en presencia de todas las naciones que en todas las épocas se han distinguido como conquistadoras y esclavistas, tales como Inglaterra, Alemania, Francia e Italia.

"Parece que todas estas naciones, así como España, tienen algún secreto convenio de hacerse sordas, ante los elementos que exhalan los países débiles cuando se encuentran bajo la bota brutal de alguna de ellas."
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play