Escúchenos en línea

Los obispos se ahogan en su bilis, que asco!!

23 Noviembre 2013

Por Juan Carlos Santa Cruz Clavijo *

La reacción desmedida y cínica de la cúpula de la iglesia Católica de Nicaragua ante una invitación de la Comisión de la Asamblea Nacional que revisa la propuesta de reformas constitucionales provoca náuseas, pudiéndose interpretar de diversas maneras a cual más sombría.

Ha quedado claro que su visión anacrónica de la realidad no calza con los avances ce la sociedad moderna. A todas luces su comportamiento prepotente les ubica como jugando un rol protagónico en un círculo de trogloditas en el que felizmente solo ellos participan.

Dos de sus subordinados leyeron un comunicado (porque las bellezas no quisieron dar la cara!!) en el que rechazan todas las reformas constitucionales, porque consideran que eso no es lo que interesa a la democracia, y que lo realmente importa es que los que ejercen el poder respeten la constitución y las leyes. En esto hay que rendirles el sombrero porque a tapudos nadie les gana.

Llama poderosamente la atención que ante una consulta de carácter administrativo, y muy comedida por cierto, estallen con un comunicado arrogante en el que por enésima vez se sienten dueños de la verdad absoluta.

Quizás nadie les advirtió que ya se pasaron los tiempones de los gobiernos de los 30 años en el que se sirvieron con la cuchara grande y que esquilmaban el erario público via constitucional.

Es increíble como por arte de magia se les olvida su comportamiento mercantil en el que cobran por rezarle a un muerto y por bautizar a un angelito cuando apenas llega al mundo y ya lo están esquilmando.

Se necesita estar acuerpado por una gran dosis de cinismo para autoproclamarse algo así como "enviados del bien", mientras han cobijado en su seno a pedófilos y a conspiradores que manipulan a los campesinos para que se maten entre ellos para después ir corriendo a denunciar al gobierno de Ortega ante los derechos humanos.

Hasta el momento han llegado a la Asamblea nacional los más diversos sectores, desde evangélicos hasta el Cosep, y todos han dejado sus punto de vista de apoyo y desacuerdo, y bueno, cada quien cumpliendo con su deber ciudadano y agradeciendo el honor de que se les haya tomado en cuenta. Hasta que llegaron los improperios de los Obispos, leida por un empleado menor.

El ácido del rechazo al progreso y a la autodeterminación de los pueblos parecería que los encegueció en grado extremo, porque entre otras cosas rechazaron por improcedente para que fuera incorporada en la Constitución de Nicaragua la resolución de la Corte internacional de Justicia en la que restablece el derecho de Nicaragua a recuperar gran parte de su territorio marítimo que estaba siendo ocupado por Colombia.

Frente a tanta arrogancia, habría que preguntarse la razón que asiste a los obispos porque en ningún lado de las reformas se dice que hay que ganarse el pan de cada día con el sudor de la frente. Es decir, no vivir del prójimo, sino trabajar de verdad, como lo hacemos los que apoyamos las reformas.

Finalmente, como siempre hay que ser optimistas históricamente, así que felizmente más temprano que tarde los espacios que ocupan estos agoreros del mal, serán ocupados por los verdaderos seguidores del Papa Francisco (por sucesión natural de la vida), cuyo pensamiento está fijado en los más pobres, y que rechaza la politiquería que aman los obispos.

*Sociólogo

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play