Escúchenos en línea

La filosofía del despojo

25 Agosto 2014

Por José Gabriel Moya

¿Cómo se explica que en virtud de sus intereses nacionales Estados Unidos promueva la destrucción del Estado Ucraniano por medio de sus alianzas con fascistas? Sencillo es: porque lo que vemos en su manifestación exterior es lo que existe en la mentalidad de las elites de poder del Imperialismo Estadounidense. Las élites del complejo militar-industrial, financiero e informático estadounidenses son fascistas. No es la manifestación del imperio o imperios, es –repito-, la manifestación del Imperialismo. Es la expresión de un sistema económico, político e ideológico establecido, y orientado por la lógica de la tiranía, el despojo y el cataclismo apocalíptico.

Nos referimos a Estados Unidos, porque es quien tiene el Liderazgo que arrastra a los países europeos, desde luego, estos son obedientes y sumisos a ese liderazgo, porque se ven representados en él. Más allá de los intereses de las elites, es preciso saber, que los operadores políticos de éstas élites, le imprimen también, sus particularidades a sus gestiones presidenciales. El caso del Señor Obama, es quizás, el más patético de todos los gobernantes que le precedieron. Él y sus subalternos, entre ellos el Señor Kerry, hacen gala de la mayor "inocencia" en sus alocuciones políticas, quieren aparentar y trasmitir una imagen de consagrados demócratas, aunque al Señor Kerry, le gusta utilizar la amenaza como arma política disuasiva.

No cabe duda, que todos los lideres gobernantes de Estados Unidos, y de Europa, tienen una constante política, y es que promueven y "certifican" el uso de la mentira, el engaño, y la impudicia en el manejo de la política, no obstante, el actual gobierno de Estados Unidos, es en extremo el más cínico de todos los tiempos. Es en realidad, toda una maquinaria política; no es un problema de las actuales dirigencias, pues la renovación de las misma será –si y solamente si-, por operadores políticos que han demostrado su fidelidad al sistema, por lo tanto, la selección garantiza la sumisión y el respeto al orden establecido.

Creen los fascistas que pueden jugar a Dios, a Omnipotentes, Omnipresentes, y que pueden hacer lo que les venga en gana; darles cuerdas a los fundamentalistas, extremistas radicales y mercenarios que pululan en distintas partes del mundo; ellos suponen que pueden controlar cualquier situación en cualquier parte de mundo como si todos fueran deficientes mentales manipulables. Crean situaciones, manipulan condiciones, generan y dejan crecer enredos a su antojo, pero están equivocados, cada quien juega sus propio juego, cada quien es dueño de su propio negocio, y los manipuladores no se dan cuenta que son manipulados, en menor escala, pero lo son. El refrán dice: "crías cuervos y te sacarán los ojos".

Ahora, el problema, no es tanto lo que divulgan, las artificiales y artificiosas mentiras, sino quienes se las creen; desde luego, existen muchos factores por los cuales coincidir, y aceptar las mentiras, y en parte se debe a la uniformidad de pensamientos ideológicos con los ciudadanos de sus pueblos, logrados mediante la acción permanente y constante de los instrumentos fácticos de poder mediáticos aplicados a dichas sociedades; no obstante, y afortunadamente, esta uniformidad no abarca la totalidad, y se manifiesta la diversidad de distintas formas para expresar su inconformidad con las políticas de sus gobiernos.

Sin embargo, más allá de las mentiras están los resultados alcanzados en cada uno de los países invadidos, bombardeados, y los asesinatos perpetrados contra civiles; no hay uno solo en la actualidad en los cuales no haya un proceso de involución del orden establecido mediante la imposición, e incluso, fuentes petrolíferas en poder de las transnacionales están amenazadas en Irak. Todos los países invadidos están convulsionados. Los gobiernos impuestos no han logrado representar la diversidad de sus pueblos que lo integran. La esperanza es que incluso, aquellos ciudadanos uniformados ideológicamente, se convenzan, de que la filosofía del despojo no conduce más que a sembrar la anarquía y a potenciar los peligros para la humanidad.

En algo ha de servir que el macro influjo proveniente de la sociedad altere la soberbia y altivez del imperialismo. Los problemas de la humanidad pudieran quedar resueltos en un abrir y cerrar de ojos. No existe nada imposible cuando hay buena voluntad. Sin embargo, el sistema imperialista Global y capitalista, en sus condiciones materiales de vida, ha forjado una elite de egos superdesarrollados que no reconocen más que la preponderancia de sus propios intereses. No son capaces de reconocer las alteraciones, desordenes y perturbaciones que provocan, y desde luego, de reconocerse a sí mismo en los hechos que provocan, pues a como están de retorcidos los acontecimientos externos en pleno desarrollo en los países sometidos, así también, están sus mentes y corazones (igual hacen en lo económico). Pero además, te demuestra que los poderosos son al mismo tiempo los más temerosos del planeta, y los desequilibrios que provocan, son exactamente los desequilibrios de sus mentes. De alguna manera, son también, dignos de compasión activa, porque no podemos permitir que nos aplasten y nos mientan obscenamente.

La política de generar un equilibrio en las relaciones internacionales, pasa inevitablemente, por preservar la Soberanía y la independencia nacional de cada país; y también, fortalecer las relaciones de los bloques multinacionales como, a modo de ejemplo, la Comunidad de Estados Latinoamericana y Caribeña – CELAC; los países Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica -BRICS y las relaciones económicas estratégicas Euroasiática. Existe por parte de estas dirigencias nacionales e internacionales un esfuerzo por afianzar la independencia nacional e interdependencia internacional en la mayor armonía, con la convicción, que el planeta necesita de aunar y mancomunar esfuerzos para lograr la estabilidad y el equilibrio mundial; una integración basada en "valores, política y economía".

No es pues, en base a juego de control y poder centrado en la engañifa, manipulación, amenazas, invasiones, terrorismos, y despojos, que vamos a lograr la paz en el mundo. No es ejerciendo la tiranía del Capitalismo que lograremos la estabilidad mundial. A nuestro juicio, los intereses que deben tener preeminencia es la de los intereses de la humanidad en su totalidad. La Patria Grande…la Única Patria…El planeta Tierra…La Madre Tierra.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play