Escúchenos en línea

Violación Flagrante de Costa Rica a los derechos fundamentales de nuestro Presidente

03 Febrero 2015

Por Msc. Oscar Borge Mejía.

Acostumbrada la institucionalidad del estado de Costa rica a menoscabar los derechos fundamentales de los nicaragüenses, han irrespetado los derechos fundamentales de nuestro presidente, su familia y delegados acreditados por parte de nuestro estado, violentando así sus propias leyes.

Hay que mencionar que en Costa Rica existe una legislación en materia de protección de datos personales -Ley de protección de las personas frente al tratamiento de sus datos personales- Ley #8968 publicada en la gaceta número 170 el 5 de septiembre del año 2011; misma que reza desde su primer artículo que el estado de Costa rica garantiza indistinto de su nacionalidad, residencia o domicilio el respeto a los derechos fundamentales, concretamente derechos de la personalidad,  ley de aplicación de los datos personales de las personas que figuren en datos automatizados o manuales públicos o privados, misma ley define dato personal como cualquier dato relativo a una persona física identificada o identificable. Alejándonos del lenguaje jurídico refuerzo que toda persona en Costa Rica tiene el derecho a la protección de sus datos personales, datos como su número de pasaporte y que la publicación o entrega de dichos datos a un medio de comunicaciones representa una violación flagrante de los derechos fundamentales de dichas personas.

Si la Cancillería Costarricense entregó dichos datos a los medios de comunicación según ellos para exponer o comprometer en algo a nuestra presidencia, no hizo otra cosa que violar de forma desvergonzada los derechos humanos de nuestro presidente y demás comitiva; no quisiera pensar que en afán de revanchismo el estado costarricense violento nada más y nada menos que los derechos humanos de un mandatario de un país vecino y amigo. Nuestro gobierno ha actuado en demasía de forma comprensiva pero es como ciudadano nicaragüense que me indigna la manera como las autoridades costarricenses no respetan los derechos humanos ni de nuestro más alto dignatario ni de su comitiva.

Es deber de la Cancillería de Costa Rica enmendar tal comportamiento y reprender conforme a ley a los funcionarios involucrados, además de expresar una disculpa pública por la violación a sus propias leyes en detrimento de nuestro presidente, no ya por afinidad política con el presidente, sino como deber de Nicaragua el hacer valer los derechos fundamentales de cualquiera de nuestros ciudadanos en el mundo, si esto se atreven a hacer al presidente ya imagino la vulnerabilidad jurídica en que viven nuestros compatriotas ante las autoridades de nuestro vecino país.

Msc. Oscar Borge Mejía
Diplomático, abogado
(Msc. Derecho de las telecomunicaciones y tecnologías de la información, Universidad Carlos III)

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play