Escúchenos en línea

La derecha desprecia al pueblo

03 Diciembre 2008
Por Elmer Ramírez España Docente UNI Email: [email protected] Desprecio hacia el pueblo es la actitud que ha tomado la derecha política criolla, pues los resultados no solo lo adversan en cuanto a quien los venció no solo es el Frente Sandinista de Liberación Nacional, sino el mismísimo pueblo que ha sabido tomar la decisión de seguir apoyando un proyecto que es para todos y cada uno de los nicaragüenses independientemente la razón social o partidaria que tengan. Y este desprecio es porque los ciudadanos ya los jubilaron, les han dicho: señores lo que ustedes han ofrecido jamás lo han cumplido en la medida de las verdaderas necesidades que tenemos, y es por eso que depositamos el voto al Frente para seguir albergando la posibilidad de hacer concreta la utopía de que todos tengamos tierra y pan para usufructo y derecho de las familias nicaragüenses, que trata por todos los medios de salir de la infernal pobreza a que ha sido sometida por los gobiernos especialistas en quitar conquistas y derechos, y ahora que el gobierno sandinista los valida que mejor oportunidad de buscar más victorias. Durante la estadía en el poder el sandinismo ha construido y defendido el seis por ciento para las universidades, financió hasta la saciedad a los productores en la época revolucionaria de la cual algunos hoy se rasgan las vestiduras para desentonar con lo que llevan a cabo los revolucionarios sandinistas; y actualmente con las asignaciones que sean aprobadas en La Asamblea Nacional, habrá manera de financiar a los pequeños y medianos productores quienes son los artífices de la producción de granos para el consumo nacional y de exportación. Al César de lo que es del Cesar ya Dios de lo que es de Dios. El pueblo es el que siempre sufre en carne propia los embates de los desaciertos de quienes consideraron que gobernar es algo tan sencillo con tan solo apartarse del ideal de solidaridad y colaboración con la masa campesina y popular. El Frente Sandinista, por su parte vino desde abajo hasta llegar a trascender y lograr el triunfo a base de de estrategias que le permitieron sus adversarios, precisamente por la debilidad de sus resultados a lo largo y ancho de casi 17 años de poder clasista. La verdad es que no hayan a quien culpar de esta humillante derrota, peor aún no pueden ni podrán digerir que los descalzos tienen deseos de superación y dignidad. Que existan desaciertos, eso es normal en cualquier arena sea cual sea la esencia de la misma, pero la sinceridad de querer y hacer las cosas son aspectos especiales que viven en el corazón de los sandinistas.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play