Escúchenos en línea

En Venezuela, No Pasarán!

03 Junio 2016
Por Carlos Escorcia Polanco.
En 1962, la OEA expulso a Cuba de su seno. 47 años despues, en San Pedro Sula, Honduras, la misma OEA suspendió toda objeción al reingreso de Cuba al seno de la OEA. La respuesta de Cuba fué, "Muchas gracias, pero no." 8 años despues Estados Unidos, reanudó relaciones diplomáticas con La Habana, pero Cuba, la heroica Cuba continúa, libre, soberana y socialista.
El presidente de Ecuador, Rafael Correa dijo hace unos años:
"América Latina no vive una época de cambios, sino un cambio de época".
En 1953 Fidel Castro fue juzgado, encontrado culpable y condenado por rebelarse contra la dictadura militar de Fulgenció Batista. Luego de la sentencia, el ilustre estadista cubano y decano de los revolucionarios de América Latina le dijo al juez en su cara: "La historia me absolverá." En la reunión de la OEA en San Pedro Sula en 2009, el presidente de Honduras, Manuel Zelaya, quien junto con la encantadora canciller de Honduras Patricia Rodas, presidían el magno evento, dijo: "Hoy Fidel Castro ha sido absuelto."
Por mas de medio siglo la nación mas poderosa que haya conocido la humanidad mantuvo una política de aislamiento contra la isla, pero al final doblegó su arrogancia ante la heroica Cuba y admitió que su política de cruel, ilegal e injusta agresión contra Cuba, había fracasado. Fué necesario un cambio de época que trajera condiciones históricas como la elección de un papa latinoamericano en Roma y un presidente negro en Washington, para que Cuba y Estados Unidos se reencontraran.
Desde principios de la década de los 50s en Guatemala, un presidente progresista, el coronel Jacobo Arbenz Guzman, inició una reforma agraria en favor de los campesinos que desató la ira de la United Fruit Company de los hermanos Dulles, uno secretario de estado y el otro director de la CIA, que resultó en el derrocamiento del soldado de la patria en 1954, mediante un golpe de estado.
Viejos aviones C-47 despegaban todas las madrugadas desde el aeropuerto Las Mercedes de Managua, cuando nuestra patria se encontraba sometida bajo la sangrienta bota de la tiranía de Anastasio Somoza García. El piloto de la CIA, Jerry Delarm bombardeaba edificios gubernamentales y sembraba el terror en la población civil. América Latina comenzaba a luchar por su soberanía.
Cuba escribía las páginas mas heroicas de su historia cuando resistió la invasión mercenaria de bahia de Cochinos, derrotando a los invasores mercenarios. Por esa misma época un joven alto, de profundos ojos azules y lentes gruesos, Carlos Fonseca Amador, fundaba en Nicaragua el Frente Sandinista de Liberación Nacional.
Simultáneamente el jóven legendario guerrillero de América, Ernesto Guevara de la Cerna desplegaba su espada revolucionaria en 1965 el Congo Belga cuando el tercer mundo daba los primeros pasos de esa época revolucionaria de la que nos habla Rafael Correa.
El Ché se traslada despues a Bolivia, donde es asesinado por la Agencia Central de Inteligencia, CIA. Hoy el presidente de Bolivia, Evo Morales es un indígena quien ha reinvindicado los sueños socialista que el Che tenía para Bolivia.
En 1979, un muchacho de 33 años, recién nombrado delegado del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN ante la Junta de Gobierno, Daniel Ortega Saavedra, al mando de columnas guerrilleras, entra triunfante a Managua luego de obligar a huir al chacal de América, el jefe de la CIA para todo Centromérica, Anastasio Somoza Debayle, conocido entre los soldados de la Guardia Nacional, con el apodo de "Coyoles en Miel".
La decada de los 90 marcó la dolorosa derrota de la Revolución Popular Sandinista seguida de la caída del primer estado de obreros y campesinos en el mundo con la desintegración de la Unión Soviética. Los ideólogos del imperio proclaman victoria y anuncian "El fin de la historia." Menos de una década despues, un paracaidista del ejército venezolano, el teniente coronel Hugo Rafael Chavez Frías llega al poder en Venezuela muy a pesar del triunfalismo del intelectual de la plutocracia estadounidense, Francis Fukuyama.
Con Chavez irrumpe en el paisaje latinoamericano, para darle continuídad a la época revolucionaria de Fidel Castro, Ernesto Guevara, Salvador Allende, Daniel Ortega y Maurice Bishop, una nueva generación de dirigentes políticos como Nestor Kitchner, Luis Ignacio Lula Da Silva, Rafael Correa, Evo Morales y Dilma Rousseff, solo para mencionar a los mas conocidos, quienes proyectan, promueven y fortalecen la Revolución Democrática que aun permanece en América Latina. 
La ëpoca revolucionaria vino para quedarse. Ortega se consolidó en Nicaragua, Chavez sobrevivió un golpe de estado en 2001 y hoy el nuevo presidente fascista de Brasil se tambaléa y teme el retorno triunfante de Dilma, habiendo renunciado ya 2 de sus nuevos ministros por graves acusaciones comprobadas mediante grabaciones surgidas de las mismas filas golpistas.  En Argentina, la resistencia popular contra el presidente fascista Mauricio Macri va en aumento, generando anticuerpos que podrían desestabilizar seriamente su gobierno
Según el analista de derecha, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, quien no sobrevivió las primarias para diputado de su propio partido, el movimiento revolucionaria latinoamericano va en retirada y Nicolás Maduro "tiene los dias contados". Por supuesto que el representante de la oligarquía nica no ve el estado comatoso de su propio partido y de la oposición nicaragüense, la cual no logra salir de cuidados intensivos, sino que va camino a convertirse en un vegetal nauseabundo.
Pero el no es el único agorero que vé negros nubarrones en el horizonte latinoamericano. Heinz Dieterich, el profesor alemán de sociología de la universidad nacional autónoma de México, irresponsable y alegremente pronosticó hace mas de 24 meses que a Maduro le quedaban 6 semanas en el poder. Medios fascistas como CNNenEspañol calladamente han dejado de invitar a Dieterich como analista televisivo. En Cuba llevan mas de medio siglo pronosticando lo mismo y han anunciado centenares de veces la muerte de Fidel Castro.
En Venezuela, la torpe e incendiaria oposición de la oligarquía blancoide se consume en su propio odio, frustración e incapacidad política. Junto con sus aliados, el secretario general de la OEA, el infame Luis Almagro y el gobierno de Estados Unidos, protagonizaron el mas vergonzoso espectáculo diplomático de los tiempos modernos durante la última reunión del Consejo Permanente de la OEA en Washington.
La aparatosa derrota diplomática de la Mesa de la Unidad Democrática, MUD de Venezauela, del Departamento de Estado y del traidor uruguayo Almagro no pudo venir en peor momento. Sucede cuando los precios de petroleo experimentan una lenta pero firme subida en el mercado internacional. El barril de petroleo ha experimentado un incremento de casi 25 dólares el barril en los últimos 3 meses, lo cual está oxigenando las arcas del gobierno venezolano y permitiendole un amplio margen para manejar la crisis.
La declaración de la OEA del Miercoles 1 de Junio no menciona para nada el refendum revocatorio que tanto exige la oposición mercenaria de Venezuela. Tampoco menciona una "exhortación" a Maduro para liberar a los mal llamados presos políticos, responsables de la muerte de 43 ciudadanos durante los motines y violentos disturbios callejeros, denominados "guarimbas", asesinatos de los cuales la oposición pretende vanamente desentenderse.
Como lo dijera el comandante Daniel Ortega durante su última visita a Venezuela, "No hay asamblea nacional que pueda derrotar al Chavismo.". Tal como ya lo han demostrado Cuba y Nicaragua, en donde el imperialismo "las ha echado todas" para derrotar sus revoluciones solo para morder el polvo de la derrota,en Venezuela, las fuerzas de la muerte y la opresión, NO PASARAN.
 
(Carlos Escorcia Polanco es analista politico nicaraguense afincado en Los Angeles, California)
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play