Escúchenos en línea

La bota que lames te aplastará la cabeza

03 Octubre 2016

Por Juan Carlos Santa Cruz Clavijo *

Hace unos cuantos días un grupo de señoritos conspiradores hizo gestiones en USA para que interviniera en los asuntos internos de Nicaragua.

Estos señores estaban desesperados por el sólido liderazgo de Daniel Ortega. Hicieron muchas reuniones y lanzaron acciones casi risibles en las calles y siempre las encuestas otorgándoles algo más del cero por ciento de preferencia.

No se lograban explicar lo del liderazgo de Daniel. Muy sencillo, fueron 15 años de lucha en las calles, en los barrios, junto a los pobladores, los campesinos, los estudiantes, los sindicatos. Años sin descanso movilizando a la gente y asumiendo sus intereses.

Señoritos, Daniel es un firme seguidor de los ideales de Sandino, de manera que no se arrastró, ni hizo sabotajes a la economía, solo se identificó con el pueblo y siempre repudió el injerencismo yankee en los asuntos de Nicaragua, tal como lo hizo Sandino.

Estos señoritos que se dicen sandinistas extrañamente piensan idéntico al entreguista Adolfo Díaz al que precisamente combatió Sandino. Que tal¡¡.

Su opción es indigna e inmoral, pero, en verdad, cuando la vergüenza se pierde ya no se vuelve a encontrar. Para ellos todo es válido sin importar más que sus intereses. Cabe entonces preguntarnos cuáles son sus intereses. Sencillo derrocar al Gobierno de Daniel Ortega. Cómo hacerlo no interesa, el asunto es derribarlo, por supuesto que no sería por los votos porque más del 70% votarían por él y el 0.2% por ellos.

Hemos oído en actos públicos a ciertos dirigentes casi golpearse el pecho y repetir una y otra vez que se sienten orgullosos de haberle pedido apoyo a la ultraderecha de USA, es decir, solicitar la intervención yankee en Nicaragua. Qué horror, qué horror, sentir orgullo por apuñalar a su madre y luego brindar con wiskie.

Entre euforia y euforia deberían reflexionar que nunca ha sido bueno jugar con fuego. Los gringos no tienen amigos, sólo intereses. De manera que una vez logrados sus objetivos los tildarán como lo hicieron en el PLI de “piñateros”, “asesinos de la década del 80”, “infiltrados en las filas democráticas”. Y luego seguirán con sus traseros, por aquello de la bota.

También el pueblo les dará su merecido como siempre ha ocurrido con todos los que piden la injerencia extranjera para resolver lo que no pueden por los votos.

Finalmente, dejo planteadas una serie de preguntas, que si se respondieran llegarían a la conclusión que serían corruptos en palabras mayores, usando dinero extranjero para derribar gobiernos legítimos.

¿Quién les da el dinero para sus espléndidos viajes por el mundo?-

¿Sacrifican sus propios ahorros?. ¿Quién les financia si Eduardo Montealegre que era el de los riales les dio una patada en la boca?.¿No les produce mal olor todo esto?. ¿Quién les entrega el dinero?- ¿Es regalado? ¿Es cierto que se los entregan de manera individual?.¿Ante quién rinden cuenta?.

Lo cierto es que han cometido un acto de ignominia y al pueblo no le interesa cuánto les pagaron, sólo que es inmoral y asqueante, y en este sentido el pueblo es sabio y sabe dar su merecido a los que atentan contra la comida de sus hijos.

Por eso el título de este escrito:” la bota que hoy lames y besas mañana te aplastará la cabeza”.

*Sociólogo


 

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play