Escúchenos en línea

¿Quién es y quién no es un preso político?

15 Agosto 2018

Por Francisco Adalid García, profesor de teología

Un preso político o prisionero político es cualquier persona física a la que se mantenga en la cárcel o detenida de otro modo, por ejemplo bajo arresto, sin haber cometido un delito tipificado sino porque sus ideas supongan un desafío o una amenaza para el sistema político establecido, sea este de la naturaleza que sea. Se distingue del preso de conciencia, que se caracteriza por el no empleo ni propugnación de la violencia, esto según Wikipedia.

Un preso es un preso político cuando su encarcelamiento y condena vienen en contra de la Convención Europea de Derechos Humanos y de las garantías fundamentales, en particular la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, la libertad de expresión y de información, la libertad de reunión y la libertad de asociación, cuando la detención ocurrió por razones puramente políticas, no relacionadas con un delito, cuando la duración del encarcelamiento o las condiciones carcelarias por razones políticas evidentemente no están proporcionadas al delito, si la persona está en prisión por razones políticas en forma discriminatoria en comparación con otras personas o si la detención es el resultado de procesos claramente injustos y parece estar relacionada con razones políticas del gobierno.

Las personas que utilizan la violencia o incitan a la violencia, no pueden atribuirse el mérito de ser "presos políticos", aunque afirman haber actuado por razones "políticas".

Esa es una definición escrita por Christoph Streasser (http://www.derechos-humanos.info/home/quien-es-un-preso-politico-una-definicion/), portavoz de los Derechos Humanos y Ayuda Humanitaria del grupo parlamentario del Partido Social Demócrata (SPD) de Alemania. Strasser es diputado y representante del Parlamento Federal en la Asamblea Parlamentaria del Consejo; también es reportero para "Presos políticos" y los presos políticos en Azerbaiyán. En 2001, junto con un grupo de expertos independientes inició la elaboración de una definición del término "preso político" para el Consejo de Europa.

Una mentira más:

Señores de la derecha opositora y golpista (partidos políticos, empresa privada, algunos medios de comunicación social, ONGs involucradas y cúpula de la Iglesia Católica nicaragüense), dejen de seguir mintiendo al pueblo de Nicaragua y al mundo.

Las personas que hoy están presas en Nicaragua, después del golpe fallido, no son presos políticos.

Si no, vean las definiciones de lo que es y no es un “preso político” arriba citadas. Las personas que han sido privadas de su libertad y -serán juzgadas – todas tienen antecedentes delictivos de los tipificados en las Leyes de Nicaragua como tales .  

Eso sí, fueron las personas que utilizaron vosotros/as para hacer el trabajo sucio de su golpe de estado fallido al gobierno de Nicaragua. Las utilizaron porque vosotros/as no tienen el valor para hacer lo que hicieron; porque al estilo de los políticos de antaño en el país, Uds., no se ensucian las manos, sino que mandan a los “pobres” a quienes Uds., en el fondo no consideran como iguales, para que hagan lo que Uds., no son capaces de hacer.

Esas personas han sido de los sectores sociales marginados y excluídos que se fueron formando en los años del neo – liberalismo en Nicaragua, del cual muchos de Uds., fueron protagonistas y sujetos principales. Y que lamentablemente sólo les quedó para poder sobrevivir, las actividades delincuenciales; a esas personas son las que Uds., han usado, eso sí para sus fines políticos.

Y han sido usados por ustedes para sus fines políticos, y por eso les llaman presos políticos, pero no lo son, lo que sí son una vez más, víctimas de aquellos que los utilizan para sus fines políticos, en este caso concreto, Uds., señores de la derecha opositora y golpista del país.

Ha sido en ese contexto del golpe de Estado fallido que Uds., organizaron y quisieron ejecutar, con el aval de sus pares en los Estados Unidos, utilizaron a estas personas con antecedentes delincuenciales y ellos aprovechándose de la situación, cometieron lo que sí saben hacer: actos delincuenciales y más, actos de terrorismos, incentivados algunos de ellos, como sabemos y hay pruebas, por Uds. y lamentablemente por los líderes de la iglesia católica en el país.

Por favor señores de la derecha opositora y golpista, dejen de seguir mintiendo al pueblo nicaragüense y al mundo.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play