Escúchenos en línea

Bismarck hermano… te sigo esperando

07 Septiembre 2018
Bismarck hermano… te sigo esperando

*Por Rolando Cruz

Me quedo sin palabras de mucho dolor... hoy circularon un video de las torturas infringidas a Bismarck de Jesús Martínez, confieso que el mismo video ya lo había visto hace más de un mes. No he querido verlo de nuevo, porque aflora un sentimiento de impotencia, dolor, rencor… algo que quiero borrar. Ojalá que no se lo muestren a su nieto, que a pocas casas de la mía, sigue llorándolo desconsoladamente y sigue soñando con verlo vivo de nuevo. En mi Santo Rosario de todos los días e igual en mis oraciones, pido por su vida, tengo FE que está vivo.

Bismarck estuvo conmigo, a mi par, cuando defendimos la Casa Sandinista en la Centroamérica, conversamos a baja voz sobre la maledicencia de aquellos que a pocos cuadras estaban quemando árboles de la vida y arrasando con vallas publicitarias y pequeños negocios. Nunca vimos tanto odio en las personas. Recuerdo que intercambiamos imágenes y mensajes que en las redes sociales enviaban los golpistas, muchos de ellos vecinos con los que nos mirábamos y abrazábamos en la Iglesia de Fátima.

Decían "Rolando Cruz está armando a los sandinistas para que vayan a matar a los Azul y Blanco que están en la Jean Paul". Estos mismo “amigos”, “hermanos en cristo” y “buenos vecinos”, nos habían eliminado de grupos comunitarios o religiosos en donde uníamos fuerzas por la vida cristiana de nuestro vecindario. Nunca faltó quien llevara imágenes o mensajes en sus celulares para que viéramos todo lo que decían en nuestra contra… infundios y acusaciones que buscaban nuestra muerte. Muchas amenazas de muerte nos vinieron después.

Recuerdo que tenía en mi mano una guitarra de palo y cantábamos con unos diez compañeros más... ellos mentían, azuzaban e instigaban para que llegaran a matarnos. Cuando llegaron, la dirigencia sandinista dijo que no querían mártires, que la turba golpista venía armada, que mejor desalojáramos nuestra sede. Causaron destrozos al edificio y quemaron dos vehículos... Luego, después de ese sábado 21 de abril, con Bismarck estuvimos en unas tres reuniones de coordinación y de moralización para nuestra resistencia. Recuerdo claramente, que la dirigencia del FSLN fue siempre “no respondan, eviten la confrontación, pónganse a buen resguardo”. Así se cumplió… de todos modos, ni siquiera teníamos armas.

Bismarck de Jesús, hombre calmo para hablar, certero para definir tareas a cumplir e inteligente y sagaz para asumir acciones. Ya en junio lo perdí de vista... por su valentía, arrojo y entrega a la causa, estoy seguro que buscó alcanzar la Paz para Nicaragua, a toda costa. Sus secuestradores lo torturaron, pero nunca acabarán con su vida, su vida ya está dentro de nosotros; sólo esperamos reencontrarnos con él de manera física.

(*)Rolando Cruz

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play