Escúchenos en línea

Carlos Arroyo, intrépido y ejemplar

17 Octubre 2018
Carlos Arroyo, intrépido y ejemplar

Por Margine Gutiérrez

Fotos: Archivo personal de María Eugenia Arroyo de Genie

Carlos Arroyo Pineda nace en la ciudad de Matagalpa el 8 de Enero de 1953 en el seno de una familia matagalpina muy apreciada. Fueron sus padres, el Dr. Carlos Arroyo Buitrago un eminente jurisconsulto y reconocido antisomocista, liberal independiente, y su madre doña Norma Pineda Zamora ama de casa y comerciante.

Carlos es el tercer hijo del matrimonio Arroyo – Pineda siendo el mayor de los varones de la familia. Realiza sus estudios de primaria en el Colegio San Luis Gonzaga donde siempre fue excelente alumno y la Secundaria en el "Instituto Nacional Elíseo Picado" (INEP) donde encuentra un campo propicio para desarrollar su amor por la literatura y la oratoria demostrando dotes excepcionales que lo llevaron a conquistar diversos premios tanto en oratoria como en poesía. También era un apasionado de la música. Aprendió en forma autodidacta a tocar guitarra y piano y en algunos momentos también practicó boxeo. Desde muy joven, Carlos Francisco demostró mucha sensibilidad social vinculándose con la comunidad y demostrando en la práctica su opción por las personas más desposeídas.

Siempre fue un joven amable, respetuoso y educado lo que le permitió ganarse el cariño de sus compañeros/as de estudio; sus vecinos y en general de mucha gente que lo admiraba por su sencillez y amabilidad. Su origen y condición de clase nunca fue una barrera para compartir sueños y proyectos con sus amigos y compañeros de origen proletario.

Carlos creció en un hogar profundamente antisomocista pues su padre, el doctor Carlos Arroyo Buitrago, era un prominente miembro del PLI y reconocido antisomocista. Ese ambiente, más su vocación por la lectura, la investigación y su aguda observación de las condiciones infrahumanas de vida de la población nicaragüense, más la brutal represión ejercida por la guardia nacional, durante la dictadura somocista, lo llevaron desde muy joven a identificarse con la lucha de Carlos Fonseca, el matagalpino que enarboló en alto la bandera del General Augusto C. Sandino.

Siendo estudiante del INEP tuvo contactos con Francisco Moreno, uno de los héroes de Pancasán y luego participó en pequeñas protestas, tomas de Iglesias que fueron forjando su voluntad de luchar hasta las últimas consecuencias por la libertad y la justicia social.

En 1971 inicia sus estudios de Derecho en la UNAN en León, donde inmediatamente se convierte en uno de los más reconocidos dirigentes del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN) y en el cuadro público del Frente Estudiantil Revolucionario (FER) cuya oratoria era el acicate que movilizaba a miles de estudiantes por las calles de la ciudad universitaria, en contra de la dictadura somocista. Cuando Carlos Arroyo hablaba el Auditorio Ruiz Ayestas temblaba. Su oratoria y su profundo conocimiento de la realidad nacional hizo escuela, ya que comenzó a ser imitada por estudiantes de secundaria que llegaban solamente para escucharlo y formarse con su ejemplo.

Muy pronto se convierte en militante del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) pero sin dejar de ser cuadro público del FER pese al peligro que ello entrañaba. Mantenerlo en esa condición para el Frente era una inversión costosa ya que era el líder indiscutible de las masas estudiantiles de donde surgía el semillero del cual se nutría fundamentalmente. Carlos Arroyo era su mejor agitador para lograrlo.

En 1972 durante el Gobierno Socialista de Salvador Allende, viaja a Santiago de Chile a estudiar Ciencias Políticas y Sociales. Allá integra una célula del FSLN cuya labor es denunciar los crímenes y represión de la dictadura somocista. Después del golpe militar en contra de Allende en 1973 regresa a Nicaragua a integrarse a tiempo completo en las estructuras del FSLN y al trabajo estudiantil en la UNAN León. Su carisma y capacidad de convencimiento y de movilización de los estudiantes se incrementan día a día. Combina su labor de agitación en la UNAN de León con trabajo en la UNAN Managua, donde sus intervenciones en el Auditorio 12 eran anunciadas con antelación logrando un lleno total que se extendía a los patios y pasillos aledaños. Se había convertido en el dirigente estudiantil universitario más respetado y admirado.

Paralelamente era el responsable de las estructuras del Frente Estudiantil Revolucionario, en cuyo homenaje, adoptó el seudónimo de Fermín. Carlos amaba profundamente al FER y siempre se sintió orgulloso de su pertenencia a esta organización intermedia del FSLN.

En 1975 es llamado a declarar por el Consejo de Guerra que juzgaba en ausencia a los heroicos combatientes que integraron el Comando Juan José Quezada en el Asalto a la Casa de Chema Castillo en el diciembre victorioso de 1974.

En febrero de 1976 es capturado Tomás Borge Martínez, el mítico fundador –junto a Carlos Fonseca– del FSLN. Este es un golpe brutal para las estructuras clandestinas de Managua. Parte de sus responsabilidades las asumen Carlos Arroyo Pineda, quien es nombrado en ese mismo año responsable del Comité Ejecutivo del FER en Managua, labor que combina con la atención a núcleos obreros, redes de colaboradores y la búsqueda de Casas de Seguridad para el FSLN.

En ese entonces, el Comité Ejecutivo del FER en Managua, es ubicado en una casa de Seguridad en la Colonia Centroamérica. A esta casa llega Charlotte Baltodano Egner en marzo de 1977, pues el 4 de mayo de este mismo año se iniciaría la guerrilla urbana con un operativo de gran magnitud. Esta casa es detectada por la OSN a finales de marzo de 1977 y rodeada por 21 patrullas BECAT (Brigadas Especiales Contra Actos Terroristas).

Dentro de los planes de evacuación de la casa, cada persona tenía una orientación a cumplir, encaminada a no dejar abandonados ni la documentación ni los pertrechos militares. No obstante, quien estaba a cargo de sacar el fusil lo dejó abandonado, hecho que enfureció a Carlos Arroyo Pineda quien, en un acto de temeridad y audacia sin límites, cuando supo lo que había pasado, se metió a la casa por la tarde, luego de que se retirara la guardia, a recuperar el fusil. Recuperarlo fue para él una gran hazaña de la que siempre se sintió orgulloso y quienes conocimos de esta acción supimos entonces de la madera que estaba hecho este gran combatiente sandinista.

En junio de 1977 recibe orientaciones de Pedro Aráuz Palacios y de Bayardo Arce Castaño de preparar un operativo para asaltar la Radio Mundial y pasar un comunicado denunciando las torturas a que eran sometidos Tomás Borge y Marcio Jaen en las tenebrosas mazmorras de la OSN y para exigir el cese a su aislamiento. Integran el comando 5 hombres, incluyéndolo a él, y una mujer. Durante más de 15 días, en agotadoras jornadas desde el amanecer hasta el anochecer, él personalmente entrena al grupo, estudia con ellos/a los planos de la Radio Mundial y ubica a cada quien en su responsabilidad.

16 de Julio es el día seleccionado para el asalto. A las tres de la mañana dos compañeros salen a recuperar sendos vehículos donde se trasladaría el comandito y a las 5:30 éste ya va rumbo al cumplimiento de su misión. En el trayecto se produce un incidente con una patrulla BECAT y este inicia la persecución a los dos vehículos taxis en los que viajaba el grupo de sandinistas.

Durante varias e interminables cuadras, el BECAT los persigue hasta que un bus urbano se interpone entre ellos lo que es aprovechado por los conductores para buscar salida alterna por un camino de tierra. Una vez que se pusieron a salvo el vehículo se detuvo y los integrantes del comando tiraron las armas en los vehículos pensando que se había frustrado el operativo.

Sin embargo, Carlos Arroyo, en su condición de jefe, ordenó prepararse para ir a cumplir la misión a pie, la que inicialmente no pudo realizarse porque la Radio Mundial acababa de cambiarse de local. Conseguida la nueva dirección el grupo se dirigió hacia allí a cumplir su cometido logrando por primera vez en la historia del FSLN hasta ese momento, pasar íntegra la cinta con el comunicado leído en la voz de Pedro Aráuz Palacios. Este es otra prueba de la valentía e intrepidez de Carlos Arroyo Pineda y de su entrega sin límites a la causa de Carlos Fonseca.

A finales de julio de 1977, el FSLN se entera de que la casa de seguridad donde vive Carlos Arroyo, en Residencial Las Mercedes, ha sido detectada por la OSN y que se encuentra vigilada. Le ordenan abandonar la casa lo que hace muy a su pesar ya que ésta era propiedad del FSLN, que en ese entonces tenía muy pocos bienes. Perder una casa de seguridad era una catástrofe que él siempre lamentó.

Una vez que se considera que ha pasado el peligro y que la casa ya está "limpia", regresan nuevamente a Las Mercedes, Carlos, Róger Langrand y Gloria Campos Traña. El 17 de octubre de 1977, después de escuchar un noticiero que concluía a la 1:30, Carlos Arroyo y Róger Luis Langrand salieron hacia sus labores conspirativas y organizativas.

Gloria Campos, se percata que una vez arranca el carro en que van los compañeros, empiezan a ser perseguidos por un vehículo blanco que se encontraba aparcado como a media cuadra de la casa. Unos minutos después, este mismo carro empieza a dispararles. Carlos les responde con su arma, abandona el carro corriendo, es herido en las piernas, se le caen los anteojos y se estrella contra una malla situada frente al edificio del Seguro Social. Allí es acribillado por una avioneta que también participaba de la persecución.

Solo así, con tan descomunal despliegue de fuerza, odio y violencia pudieron enfrentarse a un hombre valiente, audaz y entregado a una causa justa. Su madre, doña Norma Pineda de Arroyo, recordaba con profundo dolor cómo lo destrozaron las balas asesinas. Su padre, el doctor Arroyo, debió comprar una tela de lino para envolverlo. No obstante, su dolor se convirtió en orgullo y en compromiso por ese hijo grande, inmenso que también se sentía orgullosísimo de su madre, al extremo de compartir con compañeras y compañeros de la clandestinidad, trozos de las cartas que su madre le enviaba manifestándole adhesión y solidaridad con sus ideales.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play