Escúchenos en línea

La paz está con nosotros

19 Diciembre 2018
La paz está con nosotros

Por Marlon Murillo (*)

Los primeros quince días después del 18 de abril de este año, los sandinistas o simpatizantes del sandinismo, tomaron posición: unos fiel a sus principios, otros engañados; unos apoyando a nuestro gobierno revolucionario y otros apoyando el plan que echó a andar el imperio con sus lacayos en sus distintas organizaciones, desde comunicacionales hasta "humanitarias". Los conspiradores engañaron a una parte del pueblo tergiversando los hechos, haciendo creer a muchos incautos que de alguna manera apoyaron dicho golpe, incluyendo algunos oportunistas dizque partidarios sandinistas o trabajadores del Estado. Con comentarios críticos por ignorancia o malas intenciones, planteaban posiciones abiertas contra nuestro gobierno y que hacían dudar al pueblo más humilde, porque desgraciadamente algunas personas con un título universitario se abrogan el derecho de opinar sin fundamento. La mayoría de nuestros profesionales son formados sutilmente con antivalores, conceptos capitalistas, egoístas. Quedan desclasados, rayando hasta en lo antihumano en su desempeño como profesionales.

Gracias a su sabiduría, el gobierno revolucionario supo manejar adecuadamente desde un inicio este golpe fallido, sin precipitarse, tomando toda con calma y analizando la situación, dando oportunidades a los intransigentes seudo dirigentes de los autollamados autoconvocados. Esa conducta del gobierno permitió destapar la olla podrida con los famosos mediadores de sobra conocidos –aquí y en todo el mundo. Después de la obcecación de los "mediadores" y de los "autoconvocados", que no permitieron ningún arreglo civilizado, mientras sus tranques aterrorizaban, torturaban y asesinaban a decenas de pobladores, el Gobierno tomó el sartén por el mango, desmontó uno a uno los tranques y desenmascaró el plan criminal, capturando a muchos de los tranqueros, ladrones, secuestradores, violadores y criminales, identificando a muchos de sus cabecillas ocultos hasta ese momento. El tiempo y la experiencia del FSLN permitió comprobar que el Somoza moderno era el hombre de los discursitos bonitos con sus planteamientos intrincados desvalorizando la Biblia, con su famoso título de teólogo, autoproclamado fundador y director de su obra sangrienta, representando al nuevo genocida de la historia. La mayoría de esos nefastos hechos están comprobados con videos que ellos mismos orgullosamente publicaron.

Ahora es otro momento. Las organizaciones humanitarias y divulgadoras que financia el imperio, están siendo investigadas por su involucramiento en el plan golpista. No se ajustaron a sus propias normas ni a la ley ni a los reglamentos estatales, por lo que deben ser sancionados. Veremos qué pasa, pues la investigación está en proceso.

 ¿Se imaginan ustedes si este gobierno hubiera actuado como todos los regímenes de derecha? Hoy estaríamos en una guerra civil, que era el propósito de los sátrapas internos, apoyados por EEUU. Por eso le decimos a nuestra dirigencia revolucionaria, a nuestra dirigencia militar, a nuestras organizaciones: felicitaciones por su sabia actuación y mil veces gracias a nuestros Presidente y Vicepresidenta.

Pero también es el momento de reflexionar, de cohesionarnos, de la unidad, pues el enemigo no descansa y a aquellos hermanos sandinistas que aún están engañados, les decimos que es el momento de rectificar, de integrarse, de confiar en la dirigencia de nuestro partido para beneficio del pueblo humilde y de nuestro País; es el momento de contrarrestar todos los argumentos falsos y criminales que a diario, desde todos los medios formados y financiados por el imperio tanto internos como externos, pretenden convertirnos en zombis, como lo lograron en Brasil.

La propaganda negra del imperio se disemina con poca elegancia desde los púlpitos o desde la OEA y su CIDH, o desde de la tristemente célebre SIP, y de paso, enalteciendo a los cabecillas de las organizaciones que delinquieron en nuestro país. Esperamos que pronto las investigaciones de esas cuevas de traidores arrojen mayor información para que nuestro pueblo una vez más sepa quiénes son los verdaderos enemigos del pueblo, quiénes son los responsables de los robos, destrucción y crímenes de odio en nuestro país, actuando únicamente por ambición, pagados en dólares por el imperio, olvidándose de los principios cristianos.

A 8 meses del golpe criminal fallido, hemos conquistado la paz. La paz está con nosotros y vamos a defenderla con uñas, dientes, palabras y acciones.

(*) Arquitecto y militante del FSLN.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play