Escúchenos en línea

Trump, su gobierno y sus lacayos de m...

22 Diciembre 2018
Trump, su gobierno y sus lacayos de m...

Por Ramón Matus

Sería injusto y faltar a la memoria histórica decir que Donald Trump es el más nefasto de todos los Presidentes que han gobernado EEUU. Lo retan a ese podio muchos de sus antecesores: verdaderos carniceros, esclavistas, genocidas, destructores e invasores de países y pueblos como lo han sido Andrew Johnson, Teodoro Roosevelt, Harry Truman, Richard Nixon, Ronald Reagan, los Bush, Bill Clinton  o el muy empático Barack Obama, entre muchos.

En verdad, no son los individuos investidos como presidentes el origen del mal (aunque definitivamente se esfuerzan por dejar su "legado"), si no el sistema, la propia esencia imperialista del Estado gringo, los intereses económicos, clasistas, de las élites del poder. "Está en su naturaleza", como diría Esopo en su famosa  fábula del escorpión y la rana.

Pero Trump tiene lo suyo. Este desmemoriado y vulgar hijo y nieto de inmigrantes, aporta lo propio a la larga lista de humillaciones que el "hermano mayor" ha tratado de causar a los países centroamericanos, a sus gobiernos y a sus pueblos: ha dicho que estos vecinos (junto a otros países beneficiarios de la dispensa o estado de protección temporal, TPS) son "países de mierda", superando con creces al también peyorativo "repúblicas bananeras",  acuñado a principios del pasado siglo o aquella amable definición, dada por el entonces Secretario de Estado del presidente Franklin Delano Roosevelt, al fundador de la dinastía militar somocista: "es un hijodeputa, pero es nuestro hijodeputa", llevándonos en el saco -por extensión- a todos los nicaragüenses.

Su patio trasero

Los pequeños países del istmo, como toda la región latinoamericana y caribeña, solo han sido importantes para los gringos, como escudo a su seguridad nacional, como alacena de productos agrícolas o recursos naturales, mano de obra barata o reclutas para sus guerras. Las ocasiones en que los gringos han incluido en programas de "ayuda", no militar a nuestras naciones (Alianza para el Progreso, USAID, Mercado Común Centroamericano o últimamente los acuerdos de Libre Comercio), han sido para atornillarlos aún más a la dependencia y el consumismo yanqui y, al mismo tiempo, alejar la posibilidad de "disidencias" o colaboración soberana con países o potencias extra-regionales, en el mejor escenario de la Guerra Fría, supuestamente ya fenecida.  

¿En realidad somos estos diez países pobres de Asia, África, Latinoamérica (especialmente, Centroamérica y en ella, Nicaragua y los nicaragüenses) "países de mierda"?

¿Quién es el país de mierda?

La Historia muestra que, en realidad, el "país de mierda" es Estados Unidos. Son sus gobiernos los que aplicaron un cruel genocidio a las grandes naciones y tribus nativas de Norteamérica, destruyendo sus culturas, robándoles sus tierras y a los pocos que sobrevivieron, segregándolos en reservas como animales salvajes. Fueron los gringos los grandes animadores y receptores de la trata de esclavos, instaurando el sistema esclavista en una sociedad pre-industrial; fueron ellos mismos los que se robaron gran parte del suelo mexicano, iniciaron guerras para arrebatar territorios y riqueza a otros estados; fueron ellos los que incitaron conflagraciones armadas, que al disiparse el humo de los cañones (¡como por arte de magia!), los encontraríamos a ellos como jefes del mundo; fueron ellos los que inauguraron la era atómica, matando a cientos de miles de inocentes; fueron ellos los que pusieron grilletes y secuestraron al mundo con cientos de bases militares y agresivas flotas navales; fueron ellos los que apadrinaron feroces dictaduras militares, y crueles y extemporáneas monarquías cuasi feudales, proscribieron a hombres por sus convicciones políticas, religiosas, preferencias sexuales o por el color de su piel durante muchos años y siglos y aún hoy en día; fueron ellos los que crearon, entrenaron y auparon a las más despiadadas organizaciones terroristas de la historia contemporánea, como son Al Qaeda y el ISIS, los que protegen al sionismo y el fundamentalismo islámico, los que destruyen países por medio de guerras abiertas, encubiertas, "golpes suaves" y sus "revoluciones de colores"; son ellos los que desestabilizan gobiernos, asesinan diariamente de manera aséptica, como en un videojuego, a miles de personas con su programa criminal de drones artillados, espían al mundo y pervierten a la juventud a través de las redes sociales y la red misma, usadas como plataformas de seguimiento y control.

Estados Unidos y sus élites de poder son los "mierdosos" que desprecian el Derecho Internacional y la soberanía de los pueblos, queriendo imponer su voluntad a través de la fuerza o el chantaje, desnaturalizando y manipulando a los organismos internacionales (creados, supuestamente, para animar la convivencia y preservar la paz y la colaboración entre las naciones del mundo), tratando de avasallar a los "desobedientes" e imponerles sus propios estándares de democracia, valores, cultura y forma de vida.

Un país sin respeto, sin amigos ("solo intereses", se ufanan), que compra voluntades y fabrica -en serie- Judas y Caínes.

Los ciudadanos de mierda

Pero también son "ciudadanos de mierda" aquellos connacionales que se venden al imperio, que sucumben al malinchismo atávico, que clavan el puñal a su patria, que se prestan a ensebar la soga del verdugo de su propio pueblo, que disfrazan con ropaje de falsos patriotas, su calaña de abyectos traidores.

¡Vende patrias de mierda!

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play