Escúchenos en línea

A contrapelo de la historia

29 Junio 2009
Por Carlos Escorcia nicaraguense radicado en Los Angeles. [email protected] El brutal golpe de estado contra el gobierno de Honduras por parte de la oligarquía hondureña es el error mas grande de las élites dominantes de Honduras. El presidente Manuel Zelaya ha recibido la solidaridad de la mayoría presidentes Latinoamericanos, entre ellos la de Cristina Kitchner de Argentina, Bachellet de Chile, Arias de Costa Rica, Chávez de Venezuela, Morales de Bolivia, Lula de Brasil, Ortega de Nicaragua y de Fidel Castro de Cuba. La OEA se reunió de emergencia en Washington el Domingo 28 de Junio y de manera absoluta condenó el golpe de estado y no se hizo eco de las quejas de los golpistas. Ni el gobierno norteamericano ha acudido en auxilio de la decadente y provinciana oligarquía catracha. El embajador de Venezuela en la OEA, Roy Chaderton denunció que el arquitecto del Diablo que orquestó el golpe es nada menos que el reconocido halcón cubano-americano Otto Reich, mismo que orquestó el fallido golpe contra Chávez en 2002. El mejor argumento político en favor de Zelaya lo está dando la oligarquía local al oponerse visceralmente a realizar una encuesta popular en la cual se consultaría al pueblo si está de acuerdo o no con instalar una cuarta urna para las elecciones de Noviembre de 2009, en la cual el pueblo aprobaría o no una reforma a la constitución que permitiría la reelección presidencial. Es precisamente la certeza que Zelaya ganaría tal consulta popular lo que hizo que los poderes fácticos catrachos se opusieran a la consulta, la cual no contradice el espiritu o la letra de la constitución. Ningún gobierno del hemisferio occidental ha reconocido al Nuevo presidente de la Oligarquía catracha por ser un acto violatorio de la Carta Democrática de la OEA. Será virtualmente imposible para un nuevo presidente gobernar, por no haber sido electo por el pueblo. Probablemente los países del ALBA romperían relaciones y ni Estados Unidos ha reconocido este gobierno de facto. La derecha insiste que Cuba no puede ser parte de la OEA porque supuestamente el gobierno de Castro no es el resultado de ninguna elección. Cuando Chávez realizó un referéndum, consultando al pueblo sobre varias reformas constitucionales y lo perdió, la oligarquía aplaudió ruidosamente. Hoy, esas mismas fuerzas que alegremente aceptaron la derrota de Chavez ahora se niegan a que el pueblo sea consultado. El artículo 2 de la Constitución hondureña dice: "La soberanía corresponde al pueblo del cual emanan todos los poderes del Estado que se ejercen por representación". No puede ser entonces delito consultar al pueblo sobre una reforma constitucional. Zelaya no está reformando la constitución, le está pidiendo al pueblo permiso para consultarle al mismo pueblo, si aprobaría una reforma constitucional. Precisamente porque la oligarquía sabe bien que el pueblo votaría positivamente a favor de la consulta, esta se opuso "democráticamente" a la consulta pisoteando la constitución. No sabemos en que artículo de la Constitución se prohíbe al gobierno consultar al pueblo o en que sección de la Carta Magna catracha se ha amparado la Corte Suprema para declarar ilegal la consulta popular. Lo que si está claro es que el ejército está obligado constitucionalmente a obedecer al presidente quien es a su vez el Comandante en jefe del Ejército. La desobediencia del jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez, al negarse a distribuir las boletas de la consulta, motivó su destitución precipitando la crisis. La constitución dice textualmente en su "artículo 272.- Las Fuerzas Armadas de Honduras, son una Institución Nacional de carácter permanente, esencialmente profesional, apolítica, obediente y no deliberante". ¿Como pudo la Corte Suprema de Justicia pasar por encima de la Constitución? ¿qué artificio legal invocó la Corte Suprema de Justicia para declarar nula la destitución del militar, pisoteando la constitución en nombre de una ideología conservadora, parroquial y antipatriótica, es algo que no han dicho todavía los enemigos del pueblo hondureño.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play