Escúchenos en línea

Los cimientos ideológicos del sandinismo

23 Marzo 2019
Los cimientos ideológicos del sandinismo

Por Arturo Cárdenas Alvarado (*)

 

Carlos Fonseca, el escultor de nuestra ideología revolucionaria, cuando trazó el fundamento de nuestro pensamiento, dijo: "Nosotros, al trazarnos seguir la lucha revolucionaria, nos guiamos por los principios más avanzados, por la ideología marxista, por el Comandante Ernesto Che Guevara, por Augusto César Sandino".

 

Esta configuración histórica definía con claridad y sin ambages de ningún tipo, los ejes básicos de nuestra ideología y práctica revolucionaria: Sandino, Marx y el Che; savia de nuestro pensamiento, vigorizados luego con la inteligencia, la pureza y la acción cotidiana del propio Fonseca.

 

Este cimiento histórico no fe obra de la casualidad. Durante años, Carlos Fonseca se empeñó en esculpir la doctrina que le daría consistencia filosófica al FSLN: El Sandinismo; concepción revolucionaria cuya fuente primaria es, precisamente, Sandino, en conjugación dialéctica con la teoría científica y con la ética ejemplar del Che Guevara.

 

Carlos Fonseca cinceló una ideología nueva que corrió vertiginosa por las arterias del FSLN y que hoy se ha diseminado por las arterias de la patria.

 

El sandinismo es idea y acción; es herramienta no solamente para entender el país en que vivimos, sino que también es instrumento para transformar el país en que vivimos.

 

"… Nos proponemos –decía Carlos Fonseca– liquidar el sistema económico y político que impera en nuestro país para sustituirlo por un sistema nuevo y superior".

 

En el anterior planteamiento ideológico, está la estrategia histórica del FSLN, la estrategia de la Revolución Popular Sandinista, entendida ésta como un proceso permanente que no sólo va a revolucionar las estructuras de la sociedad, sino que también va a revolucionar la conciencia de los individuos.

 

El Comandante Ricardo Morales Avilés, en sus escritos desde la prisión, expresó que: "La comprensión teórica científica de nuestra realidad da la comprensión de los medios y métodos para la lucha revolucionaria. Los revolucionarios sabemos que las tácticas eficientes corresponden y se apoyan en una estrategia correcta y que ninguna estrategia correcta es posible trazar sin una teoría científica de la revolución".

 

El sandinismo es, precisamente, la teoría de la Revolución Popular Sandinista y es una teoría científica porque lleva en su seno una idea científica y desde esa idea científica se ha delineado la estrategia y la táctica del FSLN.

 

Puedo afirmar, sin temor a equívocos, que el sandinismo es la única ideología en Nicaragua florecida en las entrañas del pueblo a partir de un profundo proceso de concienciación, labrado en la lucha diaria por la transformación revolucionaria de nuestro país.

 

Con el sandinismo, el pueblo adquirió conciencia de clase y comprendió cabalmente que para obtener su liberación había que luchar decididamente en contra de sus opresores.

 

Sólo la justeza de las ideas sandinistas explica por qué el FSLN sigue hoy firme e indestructible.

 

Sin estas ideas, no hubiese sido posible salir victoriosos del intento de golpe de estado cuyo propósito era el derrocamiento violento del gobierno revolucionario que preside el Comandante Daniel Ortega.

 

Sin estas ideas, no hubiese sido posible enfrentar con dignidad el feroz ataque de la derecha golpista cuyo propósito ha sido humillarnos y avergonzarnos por nuestro origen y naturaleza de revolucionarios.

 

En la fuerza de estas ideas, está el verdadero poder de la Revolución Popular Sandinista.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play