Escúchenos en línea

Si se le sigue la huella a Caín...

29 Marzo 2019
Si se le sigue la huella a Caín...

Por Vicente Verdaguer

 

Si se le sigue la huella a las actuaciones del MRS a lo largo de los años en su evolución organizativa, uno encuentra que lo que más sobresale es su extremismo violento, su germen divisionista y su incoherencia ideológica.

 

Ellos fueron la primera expresión divisionista colectiva del Frente Sandinista posterior al 79 y lo hicieron justamente en el momento que se había hundido el barco del poder en 1989. Fue una forma de sacudirse las culpas como si las culpas y los errores fueran como el polvo en las plumas de las gallinas. Decidieron irse, pero antes fueron artífices de la "Piñata", recetándose a manera de medicina fincas, haciendas de café y ganado, empresas, casas, vehículos, etc., para curarse el mal de la tristeza por haber perdido sus cuotas de poder.

Y comenzaron a alimentar odios y a fraguar venganzas, olvidándose de que aquel proyecto colectivo llamado Revolución no era un asunto de individuos. Lo peor les brotó del alma y desde entonces se volvieron muros para detener el proyecto social que habían defendido –eso creíamos– apenas unos añitos atrás, se volvieron espinas en el camino y tranques, y desde allí comenzaron a disparar a la Nicaragua de 6 millones de habitantes. Su incoherencia ideológica se convirtió en bandera, pues eran de izquierda pero se codeaban con la ultra derecha gringa. ¡Habrase visto contradicción más grande: sandinistas amando a los gringos!

 

Desde entonces, sus miembros nunca han vacilado en el uso de métodos violentos y manipulación de masas, aunque jamás lo hacen ellos sino que usan a sus mascotas entrenadas. Ejemplo de eso ocurrió en 2011 en Ocotal, en los días que el amor era profundo entre el MRS y el derechista PLI de Gadea Mantilla. Recordarán algunos que en esos días existía un club MRS –hoy desaparecido– compuesto por muchachitos entrenados para caotizar, que se encargaban de provocar actos de violencia y de ejecutar el trabajo sucio en favor de la campaña presidencial de don Fabio. Ese club era conocido como "Rejudín" y uno de los activistas más violentos era aquel muchachito cuyo nombre casi se ha olvidado, llamado Jairo Contreras. Pues este joven, angelito MRS, fue detenido por la Policía antes de ejecutar un atentado contra el candidato del PLC Arnoldo Alemán en una manifestación que realizaría en aquella ciudad del norte. Se le encontró al violento mrs–cito, un lanza morteros, cuatro morteros y dos bombas.

 

Y como ese, fueron muchos y muy llamativos los actos violentos emprendidos por el grupito provocador, en Managua y otras ciudades del país. Las últimas acciones de aquellas criaturas fueron los enfrentamientos que se dieron entre ellos mismos en 2015, allí por Metrocentro. Fueron los mismos rejudines los que, después de malmatarse a palos, aparecieron acusando a sus dirigentes de contratar pandilleros para iniciar la violencia. Así que como ven lo de contratar pandilleros y ponerlos tras los tranques en abril pasado, no fue algo tan nuevo.

 

¿Y cómo no iban a ser violentos estos muchachitos, si fueron creados para hacer violencia? Eran exactamente lo que sus jefes–dirigentes habían concebido. No podían ser diferentes si sus maestros MRS tienen vocación de incendiarios, violentos, y son irracionales, cargados de odio y buscadores de venganza.

 

Y conociéndolos como los conozco, me preocupa mucho que esta gente pueda lograr destruir el diálogo, pues comprobado está que ese es su objetivo. Pero si no lo logran, por su extremismo y su radicalismo, terminarán excluyéndose ellos mismos, pues no soportan el civismo. Para ellos las soluciones no deben buscarse con métodos pacíficos, sino con violencia, armas, muerte, tranques, morteros, destrucción, incendios, saqueos y caos.

 

Debe ser por eso que esta organización me resulta muy parecida a las terroristas de Medio Oriente, pues para imponerse buscan siempre hacer daño colectivo, y además, porque su discurso no muestra ningún plan serio, ni línea política definida. Aparte de algunos atisbos que indican extremismo, su plan se basa en alcanzar el poder y después veremos. Esta característica los hace extremadamente imprevisibles por lo cual jamás obtendrían la confianza de gente ponderada y mucho menos de los señorones de EEUU, quienes les ven con ojos de cuidado y sólo los usan para acondicionar el país a su gusto y antojo.

 

Terroristas decía, pues igual que aquellos extremistas islámicos que son capaces de cargarse el cuerpo con dinamita y hacerse explotar en un sitio concurrido, estos son capaces de hundir al país con sus métodos violentos sin que se conmuevan por las muertes y por el hambre y por cualquier otro efecto dañino que –con su proceder inflexible– puedan causarle especialmente a las gentes más humildes.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play