Escúchenos en línea

Los gringos-nicas

07 Abril 2019
Los gringos-nicas

Por Vicente Verdaguer

 

Nuestra realidad es tan incoherente,  tan de locura, que la gente que más campaña hace en las redes con el propósito de destruir aún más la  economia de Nicaragua, es gente que no vive en Nicaragua, sino en Estados Unidos, Costa Rica o en otro país. Son personas que con el desenlace que sea, ocurra lo que ocurra, ya sea que se vaya Daniel Ortega o se quede, no ganarán ni perderán nada.

 

La mayoria de ellos son personas que tienen definida su vida en esos paises, que viven muy bien, que reciben pensiones, con hijos que nacieron allá, con el resto de la familia viviendo también en EEUU, y sin ningún interés ni humano ni material que los ate a Nicaragua.

 

Son personas que en su mayoría jamás se vendrían a vivir a Nicaragua pues ya echaron raíces en aquel país y ni gustan ya del nuestro, algunos ni siquiera han venido a visitarlo en 30 años. Ni idea tienen de la realidad que teníamos antes de abril de 2018 y mucho menos conocen la actual, pues lo que ellos creen, es lo que la propaganda quiere que crean. La verdad de lo que nos ocurre a ellos no les importa. Ellos creen en su propia y antojadiza idea de "verdad" sobre este país de nosotros.

 

La incoherencia es tal, que muchos de ellos, increíblemente, son más gringos que los propios gringos y hasta se avergüenzan de ser nicaragüenses, muchos ni siquiera hablan bien el español. Son gente poseída por el demonio de la locura. Gente inyectada de estupidez pasional, manipulada, que fue inducida al odio a traves del engaño para que reaccionaran de la manera irracional y destructiva que conocemos. Se mueven como zombies deseando sangre y más sangre.
 

Lo que más desean es ver a Nicaragua destruida, que el país arda por los cuatro costados, en guerra, con sus calles convertidas en ríos de sangre, con miles y miles de muertos, con el pueblo llorando, acabado, hambriento, emigrando. Las 24 horas sueñan y trabajan para lograr el propósito de prenderle fuego al país entero, usando mentiras, inventando o reproduciendo las falsedades sin descanso.

 

El odio que les inyectaron contra Daniel Ortega es tan enfermizo, que no les importaría acabar con el pueblo en su totalidad. Una señora, que pertenece a este grupo de enajenados y que por cierto es gran admiradora de Trump, me decía: "Mientras Ortega no se vaya yo lucharé para destruirlo y no me importa si en ese país todos se mueren de hambre, la culpa es de ustedes pues fueron los que pusieron". Y son pocos los que piensan diferente. Lo peor es que esta señora sabe que Daniel Ortega no se irá. En realidad todos lo saben.

 

La verdad desnuda es que esta gente enferma nos odia a todos, nos odia a los que somos pro-gobierno o estamos en contra o lo que sea. Si Daniel Ortega no se va, ellos no pararán de lanzar fuego y destrucción encima de todos, sandinistas y no-sandinistas.

 

A ninguno de ellos les importa si el país queda en cenizas. Su propósito demencial es destruir el sandinismo, valga lo que valga. Serían felices si de repente Trump decidiera lanzarnos una de sus poderosas bombas nucleares. Al día siguiente, estarían todos brincando de alegria, haciendo fiestas y celebrando:  "¡Daniel Ortega fue destruido! ¡Daniel Ortega fue destruido!", y ninguno se lamentaria por la Nicaragua humeante ni por los millones de nicaragüenses que se volatizarían en un segundo.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play