Escúchenos en línea

La traición del Espino Negro

04 Mayo 2019
La traición del Espino Negro
Por Carlos Fonseca
 
El 4 de mayo de 1927 , el liberal José María Moncada se entrevista en el Espino Negro de Tipitapa, con Henry L. Stimson, representante del imperio yanqui. Moncada traiciona entregando las armas rebeldes a Stimson. El traidor pacto liberal del Espino Negro demostró que la burguesía nacional nicaragüense se asociaba definitivamente a las clases feudales y reaccionarias. Más que nunca se justificaba el dicho popular de que “cinco oligarcas conservadores, más cinco oligargas liberales suman diez bandidos”.
 
Es necesario decir que el ofrecimiento de Stimson a Moncada de otorgar diez dólares por arma a los rebeldes, que las habían conquistado al riesgo de la vida produjo indignación. Muchos se negaron a sufrir la humillación que tuvo por escenario Las Bandera, a cuarenta y ocho kilómetros de Managua. 
 
Sandino, el más preclaro hijo del pueblo nicaragüense, se irguió frente a la traición y continuó empuñando las armas. 
 
Acerca del día en que los patriotas nicaragüenses desafiaron al imperio invasor y a los traidores, Sandino declaró: “El 4 de mayo es fiesta nacional porque fue ese día , en que Nicaragua probó ante los ojos del mundo que su honor nacional no se humilla, que le quedaban todavía hijos que con su sangre lavarían la mancha de los demás”.
 
Sandino decide trasladarse a Jinotega. Entre los centenares de veteranos que lo han acompañado en la gesta libertaria selecciona a  treinta que reúnen las condiciones necesarias para la nueva etapa que se inicia el 4 de mayo. Ocho días después en Yalí: “Yo no estoy dispuesto a entregar las armas en caso de que todos lo hagan. Yo me haré morir con los pocos que me acompañan porque es preferible hacernos morir como rebeldes y no vivir como esclavos”. 
 
(*) Extracto de "Sandino, Guerrillero Proletario", obra del Jefe de la Revolución Popular Sandinista.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play