Escúchenos en línea

Con todo y curas están destinados a la derrota

29 Mayo 2019
Con todo y curas están destinados a la derrota

Por Jaime Brenes Martínez

El domingo recién pasado un cura que dice ser fraile, desde la Catedral de Managua, convertida ahora en reducto de delincuentes para sus fechorías, dijo que los sandinistas somos basura.

Tras el insulto está escondida no solamente la amenaza sino también la orden a los golpistas prófugos que disfrazados de "devotos" se confunden con quienes quizás devotamente llegan a escuchar misa, digo que está escondida la orden para desaparecernos a los sandinistas, porque si uno hace un símil con lo que el enfermizo cura de manera consciente dijo, es que la basura se bota, se elimina, es decir así hay que hacer con nosotros los sandinistas.

Hace cuarenta años los somocistas nos llamaban yeicos, piricuacos, sandino-comunistas y la orden era matarnos, luego en la época de la contrarrevolución es decir de la guerra imperialista encubierta nos llamaban turbas, ahora los golpistas nos llaman sapos.

La coincidencia en todas las épocas era y es eliminarnos, pero los golpistas alimentados con el fascismo sueñan con hacer un apartheid para segregar a los sandinistas que queden vivos, cuando ellos tomen el poder.

Sin embargo se quedarán en sueños de opio, porque los sandinistas somos espíritus especiales: nos nutrimos de la savia fecunda de Diriangén, Benjamín Zeledón, Augusto Calderón Sandino, Carlos Fonseca Amador, de todos nuestros héroes y mártires, y ahora de Bismarck Martínez.

Esa savia fecunda nos hace indoblegables ante las adversidades, impenetrables ante los intentos de chantajes y sobornos, ante las amenazas del imperialismo con sanciones y bloqueos.

Esa savia fecunda nos hace llorar ante los hermanos caídos, pero cada lágrima nos fortalece la conciencia sandinista. Nada ni nadie nos detendrá, porque ellos –los golpistas con todo y sus curas que predican odio– están destinados a la derrota.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play