Escúchenos en línea

Los desclasados, los seres humanos más despreciables

11 Noviembre 2019
Los desclasados, los seres humanos más despreciables

Por Margine Gutiérrez

El desclasado,  se afrenta de su origen humilde y hace/dice cualquier cosa con tal de ser aceptado por una clase a la que no pertenece pero ansía ser parte de ella.

El desclasado  va a misa domingo a domingo a golpearse el pecho, pero se alegra y celebra que millones de indígenas bolivianos vuelvan a la miseria extrema y a la exclusión en que vivían antes de Evo.

Hoy se alegra porque ahora van a ser perseguidos, encarcelados y asesinados y la riqueza de Bolivia ya no será de la mayoría, sino de unos cuantos. 

Los ricos de Bolivia odian a Evo porque les arrebató el privilegio de enriquecerse desmedidamente a costa de la miseria extrema de millones de indígenas que son los que en Bolivia generan la riqueza.

Los ricos de Bolivia odian a Evo porque hizo una redistribución de la riqueza mas equitativa lo que permitió salud y educación de calidad para las mayorías. Empleos y viviendas dignas. Empoderamiento de los indígenas  y las mujeres que por primera vez en la historia de ese país fueron ministros, diputados, dirigentes políticos respetados y todos ya podían salir a la calle y caminar e ir a cualquier lado de su país que antaño les era negado. Los ricos lo odian porque Evo les devolvió su país a las mayorías. 

Por todo eso lo odian los ricos pero ese desclasado odia a Evo, sin tener ninguna causa o razón digna que lo justifique, sin conocer la historia de Bolivia, uno de los países más desiguales del mundo antes de Evo, y seguramente sin conocer todos los logros del primer y único Presidente indio, de un país mayoritariamente indígena.

Simplemente lo odia, y se alegra de que lo hayan derrocado,   porque no le perdona a Evo que no se afrente de su piel morena, de sus rasgos indígenas, que no se disfrace para parecer blanco o burgués, sino que a diferencia del desclasado o desclasada proclame con orgullo su origen y sea fiel a su clase y a su raza.

El desclasado y el traidor, que al fin y al cabo son lo mismo, son lo más despreciable en la escala humana, en quienes no se debe confiar jamás porque no conocen la lealtad y la gratitud pues viven únicamente para escalar a costa de lo que sea y para satisfacer sus complejos, inseguridades y ambiciones desmedidas.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play