Escúchenos en línea

Abril 2018: «Feministas» en la criminalidad terrorista contra mujeres

05 Marzo 2020
Abril 2018: «Feministas» en la criminalidad terrorista contra mujeres

Por Marta Berroterán Pérez

En Nicaragua el feminismo no surge en la década de los noventas; ha sido activo desde las luchas del sufragismo, que se ganó para que las mujeres pudiesen votar en 1955. Esta acción se remonta desde la lucha activa que se inicia con Josefa Toledo de Aguerrí, profesora destacada que enarbola la bandera por el derecho de las mujeres en votar por sus representantes.

Durante la Dictadura Somocista, surgen fuertes grupos feministas que luchan por los derechos de las mujeres y de sus hijos, como la Asociación de Mujeres ante la Problemática Nacional (AMPRONAC), pero vemos a las mujeres formando parte de otros grupos sociales de lucha como la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN), en el Frente Sandinista de Liberación Nacional y su brazo juvenil, el Frente Estudiantil Revolucionario (FER), se destacan también mujeres maestras, enfermeras, en los sindicatos de obreros y campesinos.

Julio de 1979 – abril de 1990

Con la insurrección contra la Dictadura Somocista, surgen muchas mujeres jóvenes combatientes en los diferentes frentes de combate, las que llegan posteriormente a ser parte del Ejército Popular Sandinista (EPS), el Ministerio del Interior (MINT), y diferente espacio de poder del Gobierno revolucionario y de organizaciones como Asociación de Mujeres Luisa Amanda Espinoza (AMLAE). De esta forma, durante la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista, las mujeres participan masivamente en diferentes espacios de poder, con una guerra impuesta por el Imperialismo norteamericano utilizando a traidores vende patria, como fue "La Contra". Esta guerra duro más de diez años, donde secuestran y asesinan a mujeres. Pero también, encontramos Mujeres dando a sus hijos para la guerra, mujeres activas defendiendo con fusiles la Patria en batallones de mujeres en la guerra e integradas también en las unidades Militares, mujeres alfabetizando, mujeres en las brigadas de salud, y en un sinnúmero de espacios copados por las mujeres.

Enero 2007 – marzo 2020

Esta segunda etapa de la Revolución Popular Sandinista; es la que viven las mujeres en Nicaragua, desde el 10 de enero del 2007, con la victoria del FSLN el 8 de noviembre de 2006; fecha en que se celebraron los comicios electorales, donde el FSLN resulta victorioso con el Comandante Daniel Ortega, alcanzando un 38 % de los votos que correspondía al 91,48% del sufragio electoral. Después de más de dieciséis años de neoliberalismo, empobrecimiento del pueblo nicaragüense y oscurantismo, así como el desmantelamiento de los beneficios heredados, el pueblo nicaragüense da el voto castigo al candidato de la derecha Eduardo Montealegre. El plan de gobierno de la derecha vende patria, era seguir el modelo gringo de empobrecimiento al pueblo nicaragüense con el cuento del neoliberalismo, la globalización, para terminar de privatizar el país, a como privatizaron lo más elemental de esta nación, la educación, la salud, el agua, entre otros.

Esta etapa es un tanto parecida, a la primera porque hay intentos de matar la revolución que da vida a millones de nicaragüenses. Entre más dedicas atención a los pueblos a como lo hace el Gobierno Revolucionario de Nicaragua, se patentiza el peligro de intervenciones foráneas. La revolución es vilipendiada, si los beneficios son para los más desprotegidos. Si entregas beneficios en alimentos, sillas de ruedas, casas para el pueblo, salud, universidades gratuitas, hospitales gratuitos y sus medicamentos, la campaña de los vende patria de descréditos y calumnias va acompañada de pedir sanciones e intervenciones foráneas contra el único Gobierno que ha dado paz, prosperidad, bonanza, bienestar, un florecimiento en todo el país de tal manera que la gente vive con alegría.

Dos conceptos opuestos

Con el golpe fallido, surgen dos conceptos del feminismo: las feministas revolucionarias y las feministas reaccionarias de derecha.

El feminismo tiene una larga y justa lucha por sus reivindicaciones, después de los primeros movimientos de lucha, grupos de mujeres fueron delimitando las necesidades y objetivos marcados en las diferencias culturales y de derechos encontrados de las sociedades. Así encontramos al Feminismo de la igualdad, el Feminismo de la diferencia, Transfeminismo, Ecofeminismo y el Feminismo radical, aunque encontramos otras corrientes dentro de esta diversidad, que es preferible ahora mismo, no desarrollarlo. Pero en Nicaragua, han surgido dos corrientes: el Feminismo Revolucionario y el Feminismo Reaccionario de Derecha.

¿Quienes son las feministas revolucionarias? Son grupos de mujeres protagonistas directas que han trascendido, en diferentes escenarios, actuaciones que se empoderan en el Estado, de los poderes locales como departamentos, municipios, comarcas y como barrios, de todo el país, que promueven la solidaridad, la hermandad y el amor. Se trata de que las mujeres no sigan siendo domesticadas desde el ámbito privado y público. Es todo lo contrario, las mujeres organizadas han salido de lo privado a lo público y por ende, se encargan de transmitir valores de transmisión de roles de género, se procura la desagregación por género y edad, tienen un amplio acceso y control de los recursos. Estas son algunas variables que el Gobierno Revolucionario, ha promovido para alcanzar un efectivo marco de análisis, desde la perspectiva de género, en cuanto a las desigualdades sociales entre hombres y mujeres y que no es demás decirlo, que se profundizaron durante los años neoliberales.

Las "feministas reaccionarias de derecha" están contra todo tipo de avances que las mujeres feministas revolucionarias han alcanzado. Están en contra de todo tipo de bonanza, bienestar, progreso que el país ha alcanzado con enfoque de género. "Las feministas reaccionarias de derecha" promueven el odio, con mentiras, manejando las redes sociales para calumniar, desprestigiar y acabar con una Nación que ha avanzado para exterminar la pobreza y el florecimiento de Nicaragua. "Los grupos de feministas de derecha" han incursionado a diferentes países para desplegar campañas contra los beneficios de más del 50 por ciento de mujeres de todas las edades, niñas adolescentes, mujeres de la tercera edad y mujeres adultas, con programas sociales y económicos.

El hecho de encasillar entre comillas la frase "feministas reaccionarias de derecha", se debe a que están lejos de luchar por los derechos de las humanas, solo luchan por el empoderamiento desde la oposición y prefieren el dominio absoluto golpeando un gobierno legítimo, surgido con los votos del pueblo. Pretenden desmontar los grandes avances que las mujeres han obtenido con los diferentes programas del Gobierno revolucionario.

¿Por qué surgen las mal llamadas "feministas" al lado de la derecha vende Patria, opuestas a los avances de las mujeres? Es necesario recordar y nunca olvidar, que "las feministas de derecha", participaron en el Golpe Fallido contra los avances de las mujeres en Nicaragua, provocando violación a los Derechos Humanos nunca vistos en nuestro país. Se unieron con la iglesia católica (históricamente enemiga de la participación activa de las mujeres), se unieron con los mal llamados organismos de derechos humanos dirigidos por la derecha, con banqueros corruptos, medios de comunicación corruptos, con asesinos y violadores que secuestraron todo el país.

Son agentes políticos de la derecha

En Nicaragua ha habido Organismos No Gubernamentales dedicados a aprovechar exclusivamente la opresión contra las mujeres, que fueron creados por el imperialismo norteamericano, que los fundan en el gobierno de Violeta Chamorro (abril 1990 – enero 1997) con el gobierno de Doña Violeta para acabar con los sindicatos y las organizaciones sociales surgidas desde el seno mismo del pueblo y que más que nada han vivido de las desgracias de las mujeres, ganando buenos salarios con los fondos provenientes de Estados Unidos y Europa.

Estos grupos de "feministas" ideológicamente son de derecha, tratan de frenar el avance revolucionario a favor de las mujeres nicaragüenses. Buscan desestabilizar el progreso a las mujeres de Nicaragua. Las "feministas de derecha" crean rumores, promueven el odio y, desafortunadamente, se han proyectado con muchas habilidades de reproducir las conductas de hombres criminales y golpistas, es decir han reproducido el machismo implícito para ayudar a crear una falsa imagen de legalidad de los crímenes cometidos. Su lógica es que entre más muertos hubiera durante el golpe fallido, el Gobierno nicaragüense se acercaría a su caída, la condena internacional y la eventual intervención militar. Usaron la repetición incesante de mentiras, al estilo de Goebbels, para diseminar su propaganda de odio y promover como legítima la muerte de ciudadanos durante el terrorismo desencadenado en todo el país.

En las capacitaciones que ellas realizaron a las mujeres privilegian el odio de género por encima de temas como combatir la pobreza generalizada que dejaron los gobiernos en los que ellas participaron, que afectó a mujeres y hombres en general. Pero además, se dedicaron a mantener clínicas de aborto –con el cual yo estoy de acuerdo, cuando existe una violación y porque además las mujeres son dueñas de sus cuerpos con responsabilidad para evitar muertes– pero desafortunadamente no educaban a las mujeres en tener una efectiva planificación o promover la vasectomía para los hombres.

Por otro lado, estas "feministas" ven el patriarcado únicamente en el poder político y en el poder del estado, pero no lo ven en el poder absoluto venido de la iglesia colonialista que es envolvente, que es el poder sobre los otros poderes. Su "caballito de batalla" es catalogar el Gobierno Revolucionario de "Dictadura", adjudicando falsas violaciones a los derechos humanos, desaparecidos y asesinatos, que en realidad son las credenciales que ellas mismas y sus socios golpistas exhiben porque secuestros, torturas y asesinatos fue lo que impusieron en el país en solo cuatro meses que duró su sangrienta aventura. Todos andaban armados y ellas lo sabían. "Las feministas" sabían cómo se usaron las armas contra las mujeres feministas revolucionarias, civiles, militantes sandinistas o policías. Si esos grupos de los que ellas forman parte, acceden al poder político, harían un desastre en Nicaragua.

Aliadas de obispos y magnates

En cambio, la iglesia católica es una dictadura religiosa que maneja sicológicamente a las personas, con sus líderes eternizados en el poder religioso. Eran los obispos los que daban la pauta durante el golpe. Los obispos incitaron a los secuestros, torturas y asesinatos. Las "feministas de derecha" estuvieron divorciadas de la iglesia católica por su posición sobre el aborto, pero alegremente ellas mismas aplaudían entusiastas y alentaban la ejecución de las orientaciones políticas de los obispos para aterrorizar y perseguir a mujeres y hombres revolucionarios.

Ese también fue su comportamiento frente a los grandes empresarios organizados en el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), instrumento que se encargaba de administrar y distribuir gran del dinero suministrado por Estados Unidos y varios gobiernos europeos, para pagar a los jefes políticos del Golpe y estos a su vez, pagar y mantener a los criminales en los tranques.

No se quedan atrás los líderes y dictadores eternos de los mal llamados organismos de derechos humanos, que en complicidad con los medios de comunicación corporativos y corruptos inventaban muertos y desaparecidos, todo bien montado para desprestigiar un Gobierno Revolucionario surgido de los votos del pueblo. Y las "feministas de derecha" alimentaban esas mentiras, mientras ocultan deliberadamente los evidentes avances en materia de género que ha realizado el Gobierno Revolucionario.

Logros formidables de las mujeres

Las "feministas de derecha" ignoran la idiosincrasia de las mujeres nicaragüenses y su activa participación como protagonistas en todos los espacios. Las mujeres hoy en día, viven una realidad donde además existe una construcción de género por la vía del empoderamiento como protagonistas directas y no viven el éxito con miedo, incluyendo en la esfera política del Estado, en donde más del 70 por ciento de los cargos electorales los desempeñan mujeres.

Tras las elecciones generales de 2006, solo el 18.5% de mujeres ejercían cargos públicos legislativos o municipales. Para 2012, después de las elecciones presidenciales y legislativas del año anterior, el 40.2% de los escaños de diputados fueron ocupados por mujeres que, mientras que en las elecciones municipales de ese año fueron electas un 42.3% de mujeres ocupando responsabilidades de Concejalas y Alcaldesas.

El 8 de marzo de 2012, en saludo a las mujeres nicaragüenses, la Asamblea Nacional compuesta por 92 diputados, aprobó por unanimidad la Ley 50-50 que reforma la Ley de Municipios, mediante la cual establece la equidad de género en la elección de alcaldes y vicealcaldes, y obliga a los partidos políticos a incluir en sus listas de candidaturas cargos de elección popular a igual cantidad de hombres y de mujeres. Nicaragua ocupa el 5to lugar, con un 45.7% de inclusión de las mujeres, solo superado por Islandia, Cuba, Bolivia (antes del Golpe de Estado) y Ruanda. En cuanto a los cargos municipales, Nicaragua alcanzó el segundo lugar mundial.

Estas "feministas" jamás van a hacer verdaderos estudios con categoría de análisis, para conocer y profundizar lo logros que las mujeres nicaragüenses han alcanzado. Se unieron con la derecha vende patria, porque ellas son de derecha vende-patria.

Son innumerables las oportunidades gratuitas que el Gobierno ha ido impulsando para el bienestar común y cómo –por ejemplo– gracias a ello las mujeres han progresado por ser protagonistas junto con sus familias, creando micro empresas y empresas, lo que en otros países está prohibido para las mujeres.

Pero por razones ideológicas, porque ellas constituyen grupos de derecha pagados con fondos extranjeros, estas "feministas" fijaron como su objetivo político destruir el gran avance de los jóvenes de ambos géneros, porque simplemente son resultado de políticas que promueve el Estado. Para acabar con los proyectos de las mujeres feministas revolucionarias y mantener su status quo como supuestas luchadoras por los derechos de las mujeres, "las feministas de derecha" desconocen y deslegitiman al Gobierno nicaragüense y lo tildan de "dictadura" porque no conciben que el Presidente Daniel Ortega y la Vicepresidenta Rosario Murillo hayan priorizado la independencia de las mujeres, lo que nunca ocurrió en los tres gobiernos corruptos neoliberales donde ellas participaban directamente.

Feministas reaccionarias que asesinan feministas revolucionarias

Las mal llamadas "feministas" que ocupan desde siempre las presidencias de sus ONG (o sea, sus propias dictaduras) desde el 18 de abril de 2018, apoyaron los secuestros, las violaciones y los asesinatos de mujeres policías, de militantes del FSLN, de estudiantes universitarias y de trabajadoras. En los tranques respaldados por las "feministas de derecha" atacaron sin piedad a las mujeres, policías a los que les quitaban su arma de reglamento.

"Las feministas de derecha" jamás se opusieron a estos crímenes, más bien echaban leña al fuego, al igual que la iglesia católica, organizando agresiones, secuestros, torturas y asesinatos atroces. En Nicaragua se propagó la segunda inquisición a nuestras hermanas y hermanos que murieron de forma atroz y sus cuerpos quemados, contra militantes del FSLN, de la Juventud sandinista y compañeros policías, trabajadores del Estado, periodistas y trabajadores, con un balance escalofriante:

● 197 asesinados, incluyendo seis mujeres, víctimas del terrorista golpista

● 23 oficiales de policías asesinados.

● 401 oficiales de policía heridos de balas, entre ellos 58 compañeras.

● Secuestrada, torturada y violada por tranqueros de Jinotepe, la oficial de la Policía Nacional Yadira Ramos.

● Decenas secuestros, torturas y violaciones a policías en los tranques.

● Una niña de 10 años fue violada por un tranquero cuando vendía tortillas en el mismo tranque de la comarca Las Maderas, municipio de Tipitapa, el 6 de junio de 2018.

● Dos mujeres embarazadas a punto de dar a luz, que eran trasladadas en ambulancias hacia Managua, fallecieron en el trayecto porque no las dejaron pasar en los tranques de la muerte.

● Delincuentes armados asesinan al reportero Ángel Eduardo Gahona en la ciudad de Bluefields el 21 de abril de 2018.

● A todos estos crímenes, sumamos saqueos, los tranques que secuestraron ciudades y pueblos enteros, 252 edificios públicos destruidos, 209 kilómetros de calles y carreteras destruidas, 278 equipos de construcción y 389 vehículos quemados y destruidas.

● Los daños causados a la economía nacional, por los terroristas apoyados por "las feministas de derecha", ascienden a siete mil millones de córdobas

Los asesinos, torturadores y violadores y las mal llamadas "feministas" con sus aliados de la iglesia católica y dela gran empresa privada, enarbolan el odio como bandera y denuncian como "dictadura" a un Gobierno que ha garantizado mejores condiciones de vida al pueblo nicaragüense, especialmente a las mujeres.

El Gobierno Revolucionario ha demostrado seguir trabajando por la paz. Aquí ha habido una amnistía que dio libertad a más de un mil criminales, con el compromiso de no repetición de sus delitos. Pero en Estados Unidos los criminales no son beneficiados con amnistías: les imponen 30 años de cárcel o más, por atacar con armas peligrosas a agentes de seguridad o a civiles. Son condenados a diez años de cárcel a aquellas personas por presionar al gobierno desde un escenario público. 35 años de cárcel por causar heridas a un agente de seguridad y hasta 25 años de cárcel, por destruir o dañar instalaciones o vehículos. Todo ese tipo de delitos criminales realizaron los grupos terroristas mixtos de hombres asesinos y las mal llamadas "feministas".

Con el apoyo del Imperialismo Norteamericano, gobiernos europeos y grupos reaccionarios de Estados Unidos y Europa, "las feministas de derecha" difunden infamias y calumnias en los medios de comunicación corporativos y en las redes sociales para desestabilizar un gobierno cuyo principal "delito" es ofrecer mejores condiciones de vida para su pueblo.

¿Por qué esta gente, que se acuerpa en organismos y organizaciones supuestamente "civiles" y "democráticos" para cometer todo tipo de delitos, debe quedar impune?

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play