Escúchenos en línea

¿Por qué protestamos los jóvenes?

02 Noviembre 2009
Por Rossana René Ramírez Díaz Estudiante de Derecho Universidad Centroamericana ­ UCA Miembro del Bloque Estudiantil Casimiro Sotelo – BECAS Estoy ahuevada. Hoy llegue a la UCA a las diez y pico de la mañana muy sofocada porque mi clase había comenzado hace más de una hora y difícilmente me dejarían entrar a recibir lo que restaba de clase. Me apresure hacía mi aula y al llegar note que el pasillo estaba desierto, sólo unos pocos estudiantes permanecían acostados en el piso, fumando y descansando cómodamente, identifique a uno de ellos y le pregunté que estaba pasando, con mucha pereza respondió: "Los chavalos se fueron a protestar por el 6%". Seguí preguntando y las respuestas que recibí me dejaron aturdida: "vamos en contra del CNU" decían unos, "vamos en contra del CNEA" decían otros y hubo uno en especial que se la llevó de calle con su respuesta: "es por el 6%, ¿no ves que el Gobierno lo va a quitar?". Esta fue la parte en que mi ahuevazón se convirtió en irritación. Decidí entonces que lo mejor sería llevar mi pregunta fuera de la UCA y cómo no me costaba nada cruzar la calle, me dirigí a la UNI. Para desilusión mía las respuestas de estos muchachos fueron muy parecidas a las anteriores y por más que intentaba encontrar la lógica de lo que pasaba no logré hacerlo. Comencé a imaginar a mis amigos y compañeros de clases marchando hacía la Asamblea Nacional en conjunto con delegaciones de la UNAN, UNA, UPOLI y demás universidades integradoras del CNU, protestando y exigiendo a grito partido que no se disminuyera o eliminara el 6%. Al llegar a este punto la irritación se había transformado en desilusión. Fue en este momento que la pregunta que da título a este ensayo vino a mí. ¿¡Por qué jodido protestamos los jóvenes!? Continué en la búsqueda de una respuesta y al llegar a mi casa vi las noticias y supe que los jóvenes protestamos por razones diversas: para los canales 2, 8, 10 y 12 protestamos contra la intención del gobierno de disminuir el 6%, para el 4 protestamos para que se restituyan las facultades del CNU. ¿Y entonces? Entonces, se me ocurrió cambiar la pregunta inicial por otra: ¿por qué nos hacen protestar a los jóvenes? Recordé la campaña de descrédito realizada por varios medios de comunicación radiales, televisivos y escritos en torno a una supuesta disminución de la partida presupuestaria en materia de salud y educación. Recordé que actúan como reflejo de los sectores a los que sirven, recordé que tienen un poder masivo de crear opinión y de movilizar a la ciudadanía a su conveniencia. Lo que antes parecía no tener lógica la va adquiriendo ahora. Tiene sentido que tantos jóvenes vayan a protestar cuando se les ha metido hasta por los codos la idea de que se van a quedar sin becas, o que sus hermanos y hermanas que aún no han comenzado la universidad, no van a poder hacerlo porque no hay presupuesto, claro que querría protestar si me dijeran que van a aumentar el arancel de mis asignaturas o que las copias van a estar más caras. A mis jóvenes compañeros les digo: así como yo recordé, recuerden ustedes también. Recuerden que durante las Administraciones de Chamorro, Alemán y Bolaños se irrespeto por completo el 6% constitucional, recuerden las piedras, palos y morteros que tiraban y les tiraban, recuerden las llantas quemadas que les impedían llegar a sus casas, trabajos y universidades. Recuérdenlos porque verdaderamente son hechos que deben permanecer en la memoria, en el recuerdo. No exagero al afirmar que me va a dar un paro cardíaco si vuelvo a escuchar a un joven diciendo que va a protestar para que no se quite el 6%, por esto, haré un breve recuento histórico de cómo llegamos a él. La lucha por la Autonomía Universitaria tuvo sus orígenes en la Universidad Nacional de Nicaragua situada en León durante los años 50, pero fue hasta el 25 de marzo de 1958 que esta institución adquirió su autonomía y cambió su nombre al de UNAN (Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua). Luego, en los años 60 se llegó a reconocer un 2% del Presupuesto General a la Educación Superior. En esta parte quiero que mis compañeros de la UCA pongan atención: fueron la UNAN y la UCA las universidades que encabezaron las luchas a favor de los estudiantes durante los años 70, fueron el bastión histórico de los jóvenes a través de protestas, de trabajo en los barrios y comunidades, de la toma de iglesias, de la reparación y construcción de casas y calles. Fue entonces cuando el FSLN asumió la vanguardia de esta lucha. Y es por esto que no hay necesidad de retomar las prácticas antes mencionadas, porque fue y continúa siendo el Frente Sandinista de Liberación Nacional él que asumió el compromiso histórico de encabezar la desarrollo cultural e intelectual de nuestro país al otorgar el 6% del Presupuesto General a las universidades públicas; acción que se manifestó en la Constitución de 1987 y en la Ley 89 de abril de 1990, Ley de Autonomía Universitaria. Después de todo esto ¿por qué protestamos los jóvenes? Pues yo creo que protestamos por lo que consideramos justo y la defensa del 6% es una causa más que justa, así que a pesar de haber pasado por ahuevazones, irritaciones, desilusiones y cuasi paros cardíacos el día de hoy, debo confesar que me siento orgullosa de pertenecer a una Universidad cuyos estudiantes tienen el valor de dignificar la memoria histórica de una Institución de raíces revolucionarias como lo es la Universidad Centroamericana UCA. Tan sólo me resta pedir a mis compañeros que no nos dejemos engañar por las maniobras sucias de sectores políticos y medios de desinformación afines a ellos que pretenden restar valor a la labor que ha realizado el actual Gobierno en la preservación de ese 6% por el que hoy protestaban y que les aseguro sigue siendo nuestro, aún más, nunca dejará de serlo. Así que continuemos protestando por las causas que creamos justas en una lucha por rescatar la universidad para el pueblo. (Frase de Carlos Fonseca, 1968)
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play