Escúchenos en línea

Gallinas culecas

15 Enero 2010
Por Freddy Antonio Narváez El ir y venir de los chingastes de la oposición, de canal en canal, de radio en radio, de conferencia en conferencia, gritando que el decreto ejecutivo 3-2010 es inexistente, solo denota la irremediable debacle de un sistema de chantaje, extorsión y arrebato de los derechos del pueblo por parte de esta fauna de "lideres" oportunistas. Ninguno, ni sus mas connotados estrategas jurídicos han podido esgrimir un solo argumento legal, mucho menos Constitucional que demuestre que el decreto no es legal, y es que para los más sencillos es más fácil entender. El Presidente de la República ha firmado un decreto en ejercicio de su cargo y en uso de sus facultades, por tanto es existente física y jurídicamente, se ha publicado por tanto es legalmente ejecutable y obligatorio acatarlo. ¿Tiene o no, el presidente, facultades para emitir decretos? ¡Claro que las tiene! Entonces, el Decreto ha visto la luz jurídica, o sea, ha nacido legalmente y al amparo del artículo 150 en sus numerales 1, 2, 4, 12, de la Constitución Política Vigente. El alegato más firme que han encontrado las gallinas culecas de la derecha es el hecho que es potestad privativa de la Asamblea Nacional el nombramiento de los cargos aludidos en el Decreto. En efecto tienen razón. Por eso, el decreto presidencial 3-2010 así lo reconoce y ordena el reconocimiento por extensión de tiempo de las autoridades actuales, mismas que fueron nombradas en su momento por la Asamblea Nacional. Por ningún lado hay nombramiento o palabra que se le parezca. De todo lo expresado queda clara la habilidad política del FSLN para enfrentar todas y cada una de las estrategias organizadas y dirigidas por la embajada y ejecutadas por el chingaste de la oposición, y no solo la habilidad de respuesta, sino la de sorprender a los tecnócratas jurídicos que frente a la contundencia y oportunidad del Decreto no han tenido mas remedio que ordenar a sus pistoleros, salir en carrera a poner en perspectiva la posibilidad de nombramiento y aquí se justifica una vez mas la alharaca. Con las propuestas de nombramiento ya salieron nombres como el de Cristiana Chamorro y Violeta Granera, estandartes de la democracia oligarca y las cuotas que buscan tanto la Oligarquita como las llamadas organizaciones de la sociedad civil, o sea el premio solicitado. Al final, el Parlamento está obligado a cumplir con sus obligaciones, nombrar los cargos vacantes, lo que da por extinto el Decreto y no pasó nada. Toda la campaña mediática quedará entonces como una simple alharaca de gallina culeca.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play