Escúchenos en línea

A Leonel y todos los santos

17 Enero 2010
Por Germán Pomares Herrera "Bienaventurados los pobres porque su dicha esta en el amor a Dios y la tierra". Con ustedes quiero platicar quiero platicarles de que sigue siendo el mismo, el mismo que un día le gusto un terreno en la montaña y le pregunto a la indiada que a cuanto la vendía y éstos le respondieron no tiene precio es la casa de mi abuelo del abuelo de éste y de los que serán los hijos de los hijos de quienes vengan después de nosotros Entonces el mismo se bajo de la montaña arrecho con todos los indios y fue donde su pariente que era presidente o ministro para decirle que la tierra los indios no la trabajan así que el ministro o el presidente que también era su pariente declaro que eso era obstáculo para el desarrollo y le escribió en un papel "Todo eso es tuyo" Entonces ese de quien les estoy platicando reunió a su gente y en la noche quemó los caseríos de los indios sin distinguir, anciano, mujer o criatura de brazos dijo - como dicen siempre - que eran invasores de tierra. Y así se quedo con lo ajeno en nombre del progreso y la propiedad privada. Cada vez que se peleaba con el vecino otro cuya riqueza tenía el mismo origen que la suya pedía que una fuerza civilizadora viniese a poner el orden en los negocios y entonces los pacifistas venían se quedaban por buen rato "ganándose el corazón y las mentes de los nacionales" hasta que finalmente se ponían de acuerdo y se repartían el país Esa es su maldición el mismo siempre quiere más su hambre es insaciable es como un pozo en donde uno deja caer una piedra para escuchar cuando cae pero nunca escucha la piedra caer y sigue tirando piedras esperando algun día llenar el pozo Pero no son piedras las que tira en su pozo son monedas trenadas y trenadas de monedas fruto del trabajo ajeno que nunca lo deja satisfecho porque siempre querra mas "cuanto mas tenes mas gastas" dice para justificar esa hambre insaciable y así como hizo con las tierras de los indios hizo despues con otros indios les prestaba dinero para producir y cuando el indio llegaba a pagar ya debía 3, 4, 5, 6, 10 veces mas de lo que había prestado y así se quedaban con la tierra que es como decir con la vida del indio quien para no morirse de tristeza se quedaba trabajando en lo que fue suyo como un esclavo Por eso el mismo es conocido como el hijo de puta pero él se reía de esas ocurrencias pues se lo decía el civilizado y así como lo decían antes lo dicen ahora "Con el civilizado hay que llevarse bien hay que olvidar el pasado" Y es por eso que estamos platicando por que el pasado no debe olvidarse el mismo no cambia vive del trabajo y la sangre del indio desnutrido lo dejaba sin tierra no lo atiende en los hospitales ni le permite educarse por eso le duele cada escuela los hospitales las casas a precios bajos los préstamos a productores la seguridad alimentaria si estuviese en su mano la posibilidad volvería a perseguir a los indios quemarle las casas sacarle los ojos para que en el mas alla no encontrase el camino al paraíso todas esas cosas las vieron ustedes yo también las vi vi que era un delito ser joven pero mayor delito ser indio y hablar en tu lengua por eso los indios nos quedabamos calladitos Por eso platicamos del miedo del miedo el mismo le tiene miedo al indio por eso cuando nos levantamos en armas bombardearon las ciudades ancianos, mujeres y niños de pecho incluídos por que todos eran comunistas que así nos llamaban a los indios para seguir como siempre disparándonos por eso el mismo celebraba cuando minaron los puertos y en la montaña volvieron a colgar a los indios de los árboles decían que estaban ganándole la guerra a los comunistas es decir a los indios a los piricuacos a los mal vestidos Y cuando el indio gritaba que tenía hambre el mismo iba a las cenas a pedir que no le dieran ni una taza de harina no le vendían ni una jeringa y todo eso era violar los derechos humanos pero no había nadie para defender esos derechos como siempre cuando se trata del indio es el quien se defiende de incluso de los defensores de esos derechos Quiero platicarles del indio que mira la luna no con la esperanza de habitar en ella sino para contar los días de siembra platicarles del obrero mal pagado indio al que le han arrebatado la historia el de los hijos desnutridos el que no se queja antes Dios ni ante nadie de la suerte no cree en el azar esta seguro que el creador es justo y de su justicia infinita mujer y hombre de fe son fe en la humanidad que por cada hombre cruel sobre la tierra hay 20 personas justas que es verdad los crueles andan sobre la tierra y son muchas veces los dueños de la palabra de la vida y de la muerte pero a ésto no le teme la indiada ya lo enfrento antes ya lo derrotó y no le nego el derecho a educarse ni a recibir salud ni bailo en su tragedía por que la indiada tiene el corazón limpio y le pida a sus santos el perdón para quienes a sabiendas que es malo obran el mal el indio: el obrero y el campesino el único que llegará hasta el fin porque no lucha por la cantidad de monedas para saciar un hueco insaciable lucha y solamente pues tiene la voluntad de existir tener un lugar en la tierra al cual llamar casa y con eso decir "esto es el hogar de mi padre y mi madre, el de los padres y madres de éstos" y así hasta perder el número de gente que fue antes que la indiana llamase nuevamente a un pedacito bajo el cielo nuestra casa Y así como ayer decías ahora se lo repito ¡Que se rinda tu madre!
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play