Escúchenos en línea

Por el bien común, Daniel presidente

01 Marzo 2011
Por Freddy Antonio Narváez Recién finaliza el Congreso del FSLN y todos los Sandinistas celebramos la candidatura del comandante Daniel Ortega a la presidencia de la República en el 2011. Algunos se retuercen enojados, otros se crispan de ira, por suerte, ninguno es militante del FSLN. Porque los Sandinistas, con disciplina y convicción revolucionaria hemos trabajado estos 4 años por el bien común, aún cuando miles de militantes no cuentan con una alternativa laboral, aun cuando miles de campesinos sandinistas no fueron seleccionados para optar al bono productivo y otros tantos jóvenes no acuden a la Universidad aún, es el aporte de la militancia por el bien común. El bien común que no es demagogia derechista, sino el credo con el cual, los sandinistas predicamos; el ejemplo, la voluntad al sacrificio, el amor a la patria, un amor verdadero que nos motiva a reconocer, que si bien es cierto, los militantes no están primero en la fila de la recuperación de derechos, si estamos dispuestos a ceder nuestros espacios a los mas necesitados, por ello, Daniel, en su llamado a la unidad, Rosario, en su llamado a la cohesión partidaria han reconocido ese aporte cristiano, socialista y solidario de la militancia. Conozco casos concretos en comunidades rurales, El Uval, en el kilómetro 29 de la carretera panamericana sur, ahí la pobreza es extrema, la militancia sandinista es escasa, pero en esa comunidad, los gabinetes del poder ciudadano aprobaron entregar la mayor cantidad posible de bonos productivos, los sandinistas no protestaron, vieron primero la necesidad sin importar el color político, "ahora, aquí vemos al Frente de otra forma", me dijo Lupe Puerto, dirigente comunitario "cumple su palabra" agregó. Esa es la razón del por que Daniel. Daniel es el líder cohesionador de los pobres, por que les ha cumplido, por que ha trabajado de sol a sol por eso que la burguesía egoísta no conoce, eso que los sandinistas llamamos "El bien común", no hay mas explicaciones que esa, no es por que Daniel también triunfó en la macroeconomía, en las exportaciones, en la producción de miles de manzanas de granos básicos, eso también es cierto, pero son mas importantes las acciones dirigidas a satisfacer las necesidades básicas de un país empobrecido por 16 años de saqueo. Daniel, al pensar en el bien común, ha desarrollado un amplio programa de viviendas para sacar de una vez y por todas a las familias empobrecidas de la Chureca y sus alrededores, viviendas dignas que también rescaten la autoestima de las familias. Daniel ha pensado en resolver el problema de vivienda nacional, por ello, a través de la Comisión de Reconciliación y paz que preside el Cardenal de la Paz, Monseñor Miguel Obando y Bravo, han llevado miles y miles de láminas de zinc al campesinado, la mayoría de ellos, ex alzados en armas. En medio de la crisis creada por el capitalismo salvaje, Daniel pensó en los trabajadores e hizo posible un bono de quinientos córdobas a cada trabajador, los que se tradujeron en un aliciente para el gasto familiar de mas de ciento treinta mil familias, es cierto que los números hablan, pero habla mejor la satisfacción personal de cada trabajador que ahora ya pudo comprarle al hijo, los zapatos que le urgían. Daniel digo, es sinónimo de bien común, porque su partido le respalda, el sandinismo, a diferencia de la derecha no le ha exigido a Daniel ningún tipo de coima, ni le ha obligado a saquear el erario para las francachelas del pasado, no! la militancia respalda a Daniel, en el barrio, en el trabajo voluntario para hacer mas eficientes los proyectos de inversión, supervisa el gasto, denuncia los malos manejos, o sea, el partido respalda la labor de Daniel y por! eso, las acciones por el bien común, son un éxito, aun, cuando muchos militantes, repito, no tengan trabajo y sigan luchando por el pan nuestro de cada día, en este partido se impone la mística revolucionaria, esa, a la que desgraciadamente unos cuantos renunciaron para regodearse hoy con sus antiguos verdugos. ¿Qué Presidente de los últimos 20 años logró victorias tan singulares como la Educación gratuita de mas de un millón de niños? Y no es una cifra, son los niños de mi barrio, los hijos de mis vecinos, de mis hermanos, los hijos míos, no son cifra abultadas como las de Enrique Bolaños en su ultimo censo, en donde de un plumazo eliminó la pobreza, nuestras cifras tienen nombre y apellido, es mi hijo Jhonnatan Kalixth, que estudia cuarto año de primaria y este año se estrena el Instituto "Juan José Rodríguez" de Jinotepe, Carazo, totalmente nuevecito y que durante toda su primaria NUNCA ha sido expulsado porque no pagué la mensualidad, como sí sucedió cuando este Instituto fue declarado "autónomo" por la inescrupulosa Presidente Violeta Barrios, la misma que honradamente dio por perdido el ferrocarril y otras tantas riquezas de la nación . Ese es el bien común alcanzado por Daniel, no cifras vacías sino, nombres de personas concretas que hoy sienten el renacer de la esperanza, de los 200 mil capitalinos que día a día abordan los buses y pagan 2.5 córdobas, la satisfacción de los 500 taxistas ruleteros que hoy estrenan sus taxis nuevecitos que en nada se parecen a los "Chevy Monza" con los que fueron estafados por el neoliberalismo, ¿se acuerdan? Son 500 hombres y mujeres con nombre y apellido, que llevaran el sustento a más de 2,500 personas que forman sus núcleos familiares. El bien común de carne y hueso. ¿De que nos sirven los famosos "indicadores" que reclaman quienes nos adversan? Para nosotros es mucho mas importante la satisfacción ciudadana, el hecho de que el 24 y 31 de diciembre pasados, nuestro obreros y trabajadores del campo y la ciudad contaran con mas de dos millones de libras de pollo a un precio solidario y que disfrutaran de un fin de año merecido, con un bono duplicado, con un parque de la niñez feliz que recibió miles y miles de niños pobres, ricos, de todos lados, el rostro de satisfacción del padre, de la madre, ese es mucho mas importante en el barrio, en la cuadra, y es ahí, donde Daniel es nuestra necesidad como Presidente, un presidente de palabra, un presidente que comparte el poder con quienes generan el poder; los ciudadanos, los empresarios, los religiosos, los comerciantes. Aunque no con ello queramos ocultar el crecimiento económico de este año, que es otro mérito de este Presidente del pueblo. Daniel y el bien común, por eso y mas, Daniel es nuestro candidato y por eso, el pueblo, lo hará nuevamente Presidente de Nicaragua.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play