Escúchenos en línea

Irán en la mira

08 Marzo 2011
Por Freddy Castillo. Los últimos sucesos en oriente medio han despertado una expectativa mundial a la espera de un desenlace. Muchos ven en estas rebeliones la explosión irascible de varios pueblos largamente sometidos por gobiernos autoritarios y por las rígidas leyes del Islam. Pero esto es sólo una cara del dado. Para entender mejor lo que allí sucede tenemos que imaginarnos la situación actual tan sólo como un movimiento de piezas en una partida de ajedrez que apenas está comenzando. Lo inusual de esta partida es que un jugador invisible pero omnipresente le susurra al oído de los contendientes dónde deben mover sus fichas. Ninguno de los oponentes sabe que el jugador invisible le está dando instrucciones al otro, ni siquiera se imaginan que sus movimientos no son autónomos y que están siendo dirigidos desde afuera. De esta manera el tercer jugador (Que nadie mira) será quien al final gane la partida sin que nadie se de cuenta. El jugador invisible es una élite que está mucho más allá de la simple maniobra política. Él tiene agentes en la ONU, en la OTAN, en las facciones religiosas de cualquier símbolo, maneja bancos internacionales, tiene agentes en los grupos terroristas y en los antiterroristas. En los gobiernos radicales y en aquellos que se les oponen. Es dueño de empresas petroleras y medios de comunicación. De esta manera, él maneja todos los lados y enrumbará la partida hasta conseguir el resultado que él quiera. A este jugador lo llamaremos El Gran Hermano o la Elite. El Gran Hermano es muy hábil para armar este tipo de estrategias; ya lo ha hecho muchas veces y ha moldeado el mundo hasta tenerlo en su situación actual. En el pasado reciente, cuando el plan general del Gran Hermano necesitaba apoderarse de Irak, hizo volar las torres gemelas de Nueva York, y con ello ganó la desesperación de una sociedad aterrorizada que pedía a gritos que alguien hiciera algo. El Gran Hermano lo hizo. Desató una guerra “antiterrorista” en el Golfo Pérsico. Derrocó a Sadam Hussein. Se apoderó de Irak y de todos sus recursos naturales. Instaló bases militares en suelo irakí, puso cámaras que vigilan al ciudadano en todos los lugares posibles en el mundo entero; cercenó libertades civiles, y se arrogó el derecho de señalar con su dedo quienes son los “buenos” y quienes “los malos”. Y todo esto fue tan sólo un movimiento de sus fichas. Pero el objetivo final del Gran Hermano aun no está consumado. Él quiere controlar a toda la raza humana desde un Gobierno Único Mundial. Él quiere que usted y yo seamos sus sirvientes, pero sin que nos demos cuenta. Él es inteligente y aplica su máxima: “para esclavizar a un hombre, hazle creer que es libre”. Por eso usted puede mirar por CNN las imágenes de multitudes enardecidas que se rebelan y “se liberan” de sus tiranos en medio oriente. El Gran Hermano sonríe y se complace de su éxito. Por ahora, para seguir en el camino hacia su objetivo final, el Gran Hermano necesita apoderarse de otra ficha del tablero: Irán. Para eso ha venido trabajando paso a paso y pacientemente desde hace mucho tiempo, pues sabe que esa pieza no es cosa fácil de conseguir. El Gran Hermano tiene desplegadas sus fichas militares Hay tropas de EU que operan en 11 países que están geográficamente situados a distancia de ataque de Irán. Estos países son: Irak, Afganistán, Turquía, Pakistán, Kuwait, Azerbaiyán, Armenia, Turkmenistán, Arabia Saudí, Emiratos Árabes y Kirguistán. También tiene activadas sus fichas políticas “Concejo de Seguridad de la ONU impone sanciones contra Irán” “Los Jundullah (Equivalentes a la contra de Nicaragua) atacan a la Guardia Revolucionaria de Irán” “Irán está a punto de adquirir la capacidad para fabricar armas nucleares, advirtió el presidente ruso Dimitry Medveded” “No podemos convivir con un Irán nuclear, dijo el embajador de los Emiratos Árabes en EU, Yousef Al Otaiba” “Francia acoge con satisfacción la decisión de Rusia sobre nuevas sanciones contra Irán; expresó el presidente francés Nicolás Sarkozy” El Gran Hermano tiene un argumento “Irán está produciendo armas nucleares” No importa que esto sea cierto o no. La élite comprende muy bien que la inmensa mayoría de personas no sabe que para producir armas nucleares se necesita de uranio enriquecido por encima del 90% y que Irán sólo cuenta con 20Kg de uranio enriquecido al 20% justo para la producción de energía nuclear de uso doméstico. Flynt Leverett, trabajó para el Concejo de Seguridad Nacional durante el gobierno de GW Bush. Él es uno de los principales expertos en asuntos iraníes, y al ser preguntado sobre la situación nuclear de Teherán, contestó: …no hay evidencia de un programa iraní para armas nucleares…nunca he visto lo que yo consideraría evidencia clara y contundente” Pero esto no es importante. El Gran Hermano sabe que las masas sólo oirán los ecos que salgan de las pantallas de sus televisores: Irán-Peligro, Irán-Armas Nucleares, Irán-Terrorismo, Irán ¡Ataque! La Elite tiene un Show Mediático Previo al ataque directo sobre Irán, el Gran Hermano ha ensayado otros escenarios buscando el mismo resultado. Para eso financió un grupo interno de armados cuyas operaciones militares las realizaba en los bordes de la frontera con Pakistán. También incentivó a la oposición política para abrir un frente de lucha interno que culminaría con una revolución de color, buscando emular la “revolución naranja” que instaló títeres en Ucrania. Al no darle resultado ninguno de los dos, se enfrascó en la búsqueda de formar una coalición de países árabes no persas, para sitiar política y militarmente a Irán. Pero esto tampoco le resultó fácil ya que varios gobiernos respondieron negativamente a su exigencia. Estos gobiernos que se negaron, de pronto le hicieron recordar al Gran Hermano que eran dictaduras a las que había que derrocar. Por eso CNN nos muestra paso a paso los avances de la efervescencia revolucionaria de los pueblos que no saben que su causa está siendo manipulada para intereses perversos muy ajenos a sus anhelos de libertad. La Elite está maniobrando para reemplazar a esos gobiernos por marionetas obedientes a sus órdenes. De lograr su objetivo, los nuevos gobernantes harán lo que se negaron a hacer los primeros, y es involucrar a sus países en una guerra contra Irán, con el correspondiente saldo de muerte y sufrimiento. No olvide esto: el objetivo inmediato es cambiar sus fichas en medio oriente, para luego pasar a su objetivo intermedio que es apropiarse de Irán. Una vez con Irán en sus manos, el proyecto es continuar a una escala de conflictos con Rusia y con China; provocar más guerras, debilitar esas economías, y apoderarse de más territorios mediante los préstamos onerosos del FMI y el Banco Mundial. Con Rusia y China fuera del juego, ellos piensan que consolidarían más fácilmente su proyecto de dictadura mundial. Usted puede o no, estar de acuerdo con cualquiera de los gobiernos que ahora enfrentan rebeliones, lo que no debe perder de vista es que ellos han sido los mismos por décadas y nunca “las democracias de occidente” dijeron una sola palabra a favor de esos pueblos. Hasta hace poco Mubarak era un gran aliado de EU, y Khadafy recibía elogios de G. Bush a quién calificaba de “buen estadista” por haberse unido a la liga anti terror impulsada durante su gobierno. Pero el Gran Hermano sabe castigar a aquellos que lo desobedecen. Ahora sólo falta un pretexto en el momento perfecto. Así que debemos esperar más temprano que tarde un hecho de gran magnitud que le brinde a la Elite la oportunidad para lanzarse a su cometido final. Este hecho puede ser una reacción forzada: obligar a Irán a tomar medidas de defensa que afectarían la economía mundial por el factor petróleo; o bien, un suceso sangriento dónde mueran cientos o miles de inocentes, que serán sacrificados para responsabilizar al gobierno iraní, y obtener con esto la aprobación pública para ejecutar el asalto. Es lo mismo que hicieron con las torres gemelas cuando necesitaban el pretexto de invadir Irak. ¿Cuáles son las consecuencias de una guerra con Irán? Joe Klein, analista del Time; el almirante Mike Mullen, jefe del estado mayor conjunto de EU y el ex presidente cubano Fidel Castro, coinciden en afirmar que una guerra con Irán tendría resultados catastróficos para la región y el mundo entero; y a menos que usted sea accionista de una empresa petrolera o de una corporación militar, esta información debería ser tomada muy en serio, pues si esos dementes avanzan en su proyecto, el mundo tal como lo conocemos actualmente ya no será más. Vaya desterrando de su léxico la palabra Libertad. Usted puede condenar o celebrar lo que están haciendo en Libia; eso es asunto muy suyo. Pero cerciórese que la percepción que usted tenga de esta situación, sea el resultado de su propia investigación, analizando todos los aspectos y accionando el libre albredío de su conciencia, y no lo que otros quieren que usted piense. Cuestiónese: ¿Cuántas veces nos han dicho que éste es el enemigo? ¿Cuántas veces nos han llevado a la guerra? ¿Quiénes son los que siempre salen ganando, mientras los de la llanura ponemos los muertos y la sangre? ¿Por qué seis mil millones de humanos tenemos que sufrir por causa de una pandilla de locos? Los sucesos actuales son el preludio de uno de los escenarios más aterradores que el mundo haya visto, si es que no hacemos nada por cambiar esta realidad. A la Elite le importa menos que nada la muerte y el sufrimiento de todo el planeta. Si usted no es de los suyos, usted no es nada. Le pido que se siente y respire profundo, y sea cual sea su creencia política o religiosa, serene su mente y se pregunte: ¿Cómo me afecta esto, y que puedo hacer para ayudar a resolverlo de la mejor manera? En Nicaragua se acerca una contienda electoral. Y como toda contienda humana tendrá sus dimes y diretes. Pero cuidado, no debemos olvidarnos de lo que está pasando a nuestro alrededor mundial. Esto realmente es muy serio. Si no hacemos nada al respecto, en lugar de andar colgando cabezas de cerdo en los portones de los partidos políticos, estaremos peleándonos por comernos esa cabeza. Ayudemos a propagar la verdad con una actitud sincera para que cada día más gente se de cuenta del gran engaño. ¡Podemos cambiar las cosas! Tenemos un arma secreta: nuestro pensamiento. Esta podría parecerle una frase retórica, ilusa e ineficaz. Pero no es así. El Gran Hermano lo sabe y le teme. Nuestro pensamiento es terriblemente poderoso. ¿Cómo? Se estará preguntando. Hay un método: “la mariposa que ahora agita sus alas sobre Japón, mañana pude causar un huracán en Brasil” Este, es el Efecto Isaías, y prometo compartirlo con ustedes en una próxima intervención. Que Dios nos Bendiga a Todos.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play