Escúchenos en línea

Y también aprendimos a votar sin miedo

08 Noviembre 2011
Por Jerlin Briceño Gracias Carlos, gracias por comulgar con nuestros padres y abuelos en una sola idea, gracias por enseñarnos que hacer patria es hacer las cosas sin miedo, gracias por hacer del pueblo, un pueblo consiente y sencillo, gracias por mostrarnos el camino de la unidad nacional, gracias por formar la idea de una revolución basada en los principios de nuestro gran héroe nacional, Sandino. Hoy me encuentro así, un ciudadano común y corriente, con mi humanismo a flor de piel, con la tranquilidad que invade mi cuerpo, con lágrimas en los ojos, suficientes para ayudar a Edén en el dragado del río san Juan, pero a diferencia del pasado, estas lágrimas son de felicidad y de orgullo, porque hoy me he elegido presidente a mí mismo, por mi propia voluntad y por mi indoblegable espíritu de siempre saber que soy Nicaragüense, que primero en mi ser esta Dios y después Nicaragua, y por ultimo estoy yo. Daniel, vos mejor que nadie sabés qué le hacía falta a este pueblo, ¿qué era?, era tener libertad y perder el miedo, era acordarnos que somos nicaragüenses, era saber que solo el pueblo unido fue capaz de enfrentar a los filibusteros, era saber que un solo hombre se unió en armonía con todo un pueblo para sacar a sus ocupantes, era saber que nuestros abuelos se organizaron y surgieron victoriosos en una revolución, era acordarnos que nuestros padres acudieron a un servicio militar patriótico para poder ser libres en Nicaragua y ayer domingo 6 de noviembre 2011 nos acordamos de tus palabras, que la juventud de nuestro país tenía en nuestras manos una vez cambiar todo lo que debía ser cambiado para alcanzar la unidad y la victoria del pueblo. A tí y a tu esposa, gracias también por colaborar con nosotros los habitantes de cada rincón de Nicaragua y con todo nicaragüense que te impuso la dura labor de ser presidente y representarnos en ese puesto, ayer solo te ratificamos una vez más en el cargo, vos ya sabes cuáles son tus misiones a desempeñar, pero en fin, también te lo agradecemos, el pueblo te lo agradece y valora. Unida Nicaragua Triunfa, Si señor! Cuánta razón tienen las palabras de Rubén Darío, el imperio tiene todo pero le hace falta Dios y como para nosotros los nicaragüenses primero esta Dios y después la patria, hoy tenemos las reacciones de aquellos que coludidos con el monstro que azotaba al pueblo aniquilaban a nuestros padres y abuelos y con ellos se llevaban nuestros sueños, hoy a esos mismo los vemos como cobardemente no pueden levantar la cara frente a la derrota apabullante que le propino el pueblo, simplemente con lápiz y papel en mano, pero lleno de profunda fe y confianza a quien está al frente de esta nación, ayer le dijimos no, no mas mostros en mi país, no mas ladrones en el estado, no mas fraudes, no mas cenis, no mas cuentos y sobre todo no más miedo a ustedes y a su política de mentiras, por eso ayer le dijimos al FSLN y a Daniel, con nuestro derecho soberano, salve a ti Nicaragua. Fuimos Contundentes, Al PLI, MRS, PLC, y los asalariados de embusa, les decimos, que este es el mismo país, de Diriangen y Sandino, de Carlos Fonseca y Germán Pomares, de la revolución de julio de 1979, de los cachorros de Sandino, de la cruzada nacional de alfabetización, y como fieles seguidores de ellos les recordamos que, quien intente apoderarse y destruir el modelo cristiano socialista y solidario tendrá absoluta respuesta del pueblo. Cuando el ALBA asomó a nuestro amanecer, qué lindo es, lo viste Sandino, lo vistes Carlos, claro que sí, mi madre también lo vio. En una familia numerosa, una madre arrulla en sus manos a sus hijos y le da todo su amor y confianza y con tales hechos construye el respeto de todo el conclave familiar, así, Nicaragua arrullo al frente sandinista, con estos hechos el frente tendrá que demostrar una y otra vez que se merece tal confianza depositada por su madre y hacer lo que ha hecho esta su madre, arrullar a su prójimo y defender al más débil, mostrarle los múltiples caminos como hacer patria, darle zapatos para caminar, educarlo, crearle conciencia, hacerlo una persona de bien, enseñarle a trabajar y sobre todo mostrarle cada día que meceré ser ciudadano de este su país, su madre, y su familia. Patria y libertad.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play