Escúchenos en línea

Los «guerreros» de la oligarquía criolla

10 Noviembre 2011
Por Jorge M. Palacios Navarrete. Desde su separación del Frente Sandinista, Dora Ma. Téllez, Hugo Torres, Henry Ruiz, Víctor Tirado, Mónica Baltodano, Luis Carrión, Víctor Hugo Tinoco y otra pléyade de luchadores contra la dictadura somocista han venido experimentando un proceso de deterioro politico-ideológico-moral que raya en lo inverosímil. En la década se los 80’s se destacaron por ser parte de lo más radical del pensamiento Sandinista; auto proclamados “marxistas-leninistas” se distinguieron por ocupar altas posicione tanto en la Dirección Nacional como dentro del partido y el gobierno. Yo como ex-politico de batallón de reserva (4013, León) me sentía orgulloso de saber que el politico #1 (como Jefe de la Dirección Política) dentro del EPS era el “comandante guerrillero” Hugo Torres Jiménez. Que lejano y estúpido me suena hoy mi orgullo de entonces. Comenzaron por aceptar las posiciones social demócratas de Sergio Ramírez y montados en ellas, desde su posición en la Asamblea Nacional en los 90’s, aprobaron una serie de leyes que solo sirvieron para retroceder muchos avances logrados por la Revolución desde el 79. Ahora con el mayor descaro culpan a la actual dirigencia de semejante despojo “legal” que ellos en alianza con Toño Lacayo y otros hicieron al pueblo pobre. Luego al fin se separaron, se constituyeron en ONG’s, grupúsculos de la mal llamada “sociedad civil” y partiduchos de nombre solamente, que no cuentan ni contaran nunca con respaldo popular. Aceptaron el “poderoso dólar” como su nueva insignia, doblaron la cerviz como el más abyecto de los sirvientes y se convirtieron en iluminados defensores del manoseado “estado de derecho”. Pero aún faltaba más en su larga caída, como tienen experiencia en lucha armada (no se les puede negar y es quizás lo único que les queda de su pasado sandinista) ahora se sienten envalentonados para vivir haciendo llamados a la insurrección, a la oposición armada, a la guerra, contra una supuesta “dictadura” que solo ellos y sus nuevos socios ven. Este es otro punto que demuestra que tan bajo han caído. Porque hay que ver que con la excepción del cura matón, Abelardo Mata (nunca un apellido fue más apropiado) solo ellos salen con esa clase de propuestas violentas, para eso se lucen. Es interesante ver la semi-sonrisa burlona de Eduardo Montealegre, Fabio Gadea y Mundo Jarquín cuando los ponen frente a los micrófonos y pantallas a soltar su verborrea guerrerista. Qué triste papel de perros guardianes y ladradores el que juegan hoy. Ojala de ahí no pasen si, de amenazar y hablar, porque de lo contrario se toparan con la dura realidad de que su “glorioso” pasado “guerrillero” ya no les sirve para nada y caerán víctimas de la misma violencia a la que tanto incitan (creo que la Dora María ya tuvo su probadita de esto en la UNAN de León). Se darán cuenta que el pueblo sabe reconocer y seguir a quienes de verdad luchan por su bienestar, como lo acaba de demostrar al votar masivamente por el Frente y por Daniel. Que nunca se atrevan a creer que solo cívicamente los podemos derrotar, entonces ya no solo habrán vendido su dignidad a la oligarquía criolla, sino que también habrán perdido la memoria.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play