Escúchenos en línea

La democracia corporativa y la política

14 Diciembre 2011
Por Jairo Rivera Es evidente que el ambiente político nicaragüense es como un péndulo que se mueve entre la democracia o la desgracia debido a la ceguera de los políticos y los medios de comunicación al servicio de las corporaciones. La política se mueve entre el capital y los intereses partidarios a nivel interno y no hay duda que esto sucede en Nicaragua donde el gran capital ha mantenido un silencio estratégico durante la presidencia de Ortega para proteger sus intereses, los cuales son hacer dinero sin importarle quien este en el poder. Otro aspecto importante es que para hacer política se necesita tener una fortuna, no hay otra forma de ganar las elecciones si no se tiene el capital corporativo y esto es tanto para la derecha como para la izquierda. El FSLN no habría ganado las elecciones si no hubiera hecho una buena inversión publicitaria por lo tanto la democracia se ha vuelto corporativa al tener un solo objetivo, un solo caudillo, y una sola misión, ganar a cualquier costo. En este enjambre tenemos que decidir como ciudadanos lo que queremos; una democracia corporativa neoliberal o una democracia populista, esta última triunfante en las elecciones pasadas. Esta actitud nos lleva a tener un debate mediático a veces peligroso porque crean un estado de pánico en la población, la cual está al vaivén de los caudillos, esto nos puede llevar a una pequeña guerra civil, sino miremos como se expresan Mata, Hugo Torres, la sociedad civil y las falsas organizaciones de derechos humanos que nunca dijeron nada durante los gobiernos liberales. No hay duda que las técnicas de manipulación de las noticias de los medios afecta grandemente la actitud de las personas quienes se tiran a la calle como fanáticos desenfrenados para pelear como perros por algo que en realidad al final no vale la pena, sino miremos cuantos lisiados de guerra hay en el país que se están muriendo de hambre o están en la calamidad de la pobreza. Es por eso que vale preguntarse ¿quién los ayuda?, ¿quién defiende su causa?, no hay que tener un diploma para ver que nadie hace nada por ellos, por lo tanto solo fueron piezas del ajedrez político o agentes descartables que se involucraron por la fuerza o sus propias creencias a ese juego peligroso de la política. Este elemento entristece porque los políticos neoliberales hablan de ser patriotas, que buscan el bienestar de Nicaragua donde los indicadores sociales nos dan una muestra clara que las democracias corporativas no son incluyentes, sino explotadoras de mano de obra barata, lo cual crea un detrimento en el índice multidimensional de la pobreza. Es por eso que el nivel de desarrollo de los derechos humanos en Nicaragua medio por que no se dan las condiciones de vida a los ciudadanos para incrementar los bienes con los que puede cubrir sus necesidades básicas y complementarias, y además no existe un entorno en el que se promueva en desarrollo integral del individuo. La cantidad de opciones que tiene un ser humano en su propio medio, para ser o hacer lo que él desea ser o hacer en Nicaragua son limitadas, es decir una maquiladora no te va a generar ese derecho de desarrollo físico e intelectual que se necesita para promover inversiones de industrias más sofisticadas. Por ende Nicaragua debe de ampliar las opciones del sector productivo mediante la potencialización de la clase media como vehículo generador de riquezas. Un elemento importante en este proceso es el medio en que nos desenvolvemos como factores de cambio, sino nos miramos de esa manera seremos solamente el valor agregado del proceso productivo, es decir las zonas francas no nos sacaran de la pobreza a largo plazo, nos sumergirán en ambiente marginal el Es este sentido la derecha ha sido dañina para el país porque promociona medidas económicas negativas que vinieron a reducir las opciones de la población en general lo cual ha fomentado la pobreza, el subdesarrollo del país. Lógicamente a ellos no les importa quienes son los afectados debido a su propia capacidad económica y su discapacidad política, sino miremos lo que paso con la cuenta del reto del milenio, perdieron los que dejan su sangre en el campo para tratar de mejorar la economía familiar. El discurso maquiavélico en contra de Nicaragua por los políticos nacionales no conlleva a un entendimiento entre los nicaragüenses que al final somos los que perdemos debido a que las corporaciones se alejan y tienen miedo de invertir en un país inestable. Costa Rica y EEUU quieren que Nicaragua se hunda en el fango para proclamarse estos los grandes promotores de la democracia a como lo hicieron Doña Violeta, Alemán, Bolaños, Fabio Gadea y el mismo Montealegre. No hay que tapar el sol con un dedo, la corporación más lucrativa del mundo es la política, si no todos estos neo-políticos tuvieran haciendo negocios, ahora lo que están haciendo es reclamando más del pastel que probaron, que les gusto por ende es absolutamente erróneo pensar que quieran algo diferente que el mismo poder. los políticos criollos, la mal llamada sociedad civil así como los analistas políticos son como los corredores de valores, los cuales están expuestos al vaivén de la bolsa de valores de Wall Street, dígase los amos del norte, la EMBUSA. Ellos son los que financian la alegórica oposición por medio de los programas de promoción de la democracia desde un portaviones en frente de las costas de cualquier país. Esa coerción política e ideológica es lo que ha llevado a muchos países al borde del abismo como Honduras, México, Chile y Nicaragua. Por eso hora de poner los pies sobre la tierra y pensar como país, sin el signo del dólar en los ojos, hacer oposición responsable, y gobernar con prudencia de forma tal que todos nos desarrollemos a toda capacidad en vez de perdemos en el mundo de la discordia por propio beneficio personal, lo cual es exactamente lo que hacen las corporaciones a nivel comercial para ganarle la batalla al competidor más cercano, sino miremos lo que pasa entre China y los Estados Unidos. En conclusión, los políticos no han sabido aprovechar el clima de paz, prosperidad y el potencial que tiene Nicaragua para desarrollar una política de nación corporativa como lo han hecho países como Corea del Sur y Taiwán, quienes mejoraron su competitividad con prácticas de gobierno positivas. Otro elemento que debe de quedar claro es que la violencia no hace democracia, no hay que ir tan lejos para que miremos los errores del pasado, así que la iglesia por medio del Coronel Mata, los frustrados MRS, la Sociedad Civil "Americana", los medios de comunicación deben de dejar de seguir la agenda de los institutos republicano y demócrata plantados en la loma gringa en Nicaragua. (*) MA Latin American Studies, Indiana University at Bloomington.
Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play