Escúchenos en línea

Donde Josesito habla desde el celeste cielo

20 Diciembre 2011

Primera entrevista clandestina con el poeta
Donde Josesito habla desde el celeste cielo


--- ¿Ajá Josesito, y cómo te va en tu nueva morada celestial?
--- Todavía no me acomodo con el uniforme (Y Chepito despliega su cotona corta, blanca como el armiño... Maña que tiene para dar a creer que anda bien trajeado),
--- Si vieras Chepito que tus amigas populares andan rondando la casita de la Centroamérica... Parece que quieren y no quieren entrar... A lo mejor por el qué dirán... Me da mucha pena la carita que pone la Real con Hoyo y como cuchichea con la Ruedo Volteado.
--- Ellas fueron refugio sentimental imaginario del pobrecito Chepito y razón también de los imaginarios celos de mi amantísima doña Julia. Ni aquí en el cielo me he podido quitar el morado que me dejó en la frente solo "por si eran ciertos los chismes que le contaban".
--- Yo siempre pensé que la mancha de tu frente era el tatuaje de un pájaro marancanchón.
--- ¡No sos tan bruto como pareces! La verdad es que una amada más que amada como mi doña Julia siempre será celosa. Ahora que estamos juntos solo vivimos mirándonos de hito en hito a los ojitos.
--- Ya en este otro barrio no te aporreará con tu bastón. Al fin que ya aquí con tus alitas no necesitas bastón... Sólo vas a andar volando como mariposa de flor en flor. Mirando cosas con ojos de ratón en hoyito.
--- Los amores trascienden al cielo igual que los celos. No soy tan bruto como pensaste. Vieras como me retorció la oreja cuando me adormecí viendo a una angelita que pasó manejando una nube.
--- Chepito... ¿Y hay aquí chavalonzonas?
--- ¡Vade retro Satanás! Nunca se te compuso lo de hereje. Si hay alguna será en plan de santa... Ve que mente tan turbia la tuya (Se me acerca al oído y susurra a "sotto voche") Que no oiga doña Julia, pero un día de estos haré una exploración.
--- ¿Y qué tal te recibieron en este vecindario?
--- Ya Dios me estaba esperando en la puerta. Es que yo fui un buen "pofy" de él allá en la Tierra. Era de mi confianza y de mi respeto. Nos tuteábamos. Ya ni las recomendaciones de la Virgen Pájara necesité. Pero decime... ¿Cómo estuvo mi vela y el funeral?
--- Pues a la vela llegaron algunos de la poetada. Incluso los que nunca te llegaron a ver cuando estabas en cama. La Martha Leonor destacó en el periódico tu figura, tu doña Julia y tu obra. Como de costumbre dijeron maravillas de tu persona. Vos sabés como es eso.
--- Si, yo me asomé por una rendija y estaba mirando. Llegaron mis amigos, los que se dicen mis amigos, y los abrebocas. No me quejo, no quería un funeral rimbombante.
--- ¿Y como pasas el tiempo aquí en el cielo?
--- Rechacé el arpa, no soy músico, elegí el tambor de pellejo que es más fácil de tocar. No se necesita solfa. Del tocado elegí la mini túnica porque la maxi me manella las corvas. A ver si me dejan aquí cometer aunque sea una "peccata minuta". Ahora me doy el taco de dormir con Dios... Y con mi doña Julia. Tres en una sola cama.
--- ¿Y tu doña Julia cómo está?
--- Esta haciendo patio. Celebró mi llegada con un mondongo para Dios, la Virgen y toda la Corte. Había que ver a Dios chupándose los dedos y a toda la corte celestial queriendo dobletear. Queríamos tener con nosotros a nuestra perrita La Muñeca, a la que tanto le gustaba el chombón y la pretina.
--- ¿Y que pasó con los epitafios?
--- Escribí tantos que los confundí. Al fin los mandé a la mismísima M... El que me pusieron satisface mi ego. Nunca fue grande el ego de Josesito.
--- Me voy ya Chepito... Ahí viene Pedro con cara adusta... Se me acabo el permiso...
--- Saludos a mis amados hijos, a mi amada familia, a mis buenos amigos. Se pondrán muy alegres al saber que estamos ambos dos (Doña Julia y yo) juntos y felices escuchando los angélicos coros. Ya me está dando clases de baile San Pascual Bailón. Ahí les remitiré nuevos poemas que pienso escribir. Poeta, genio y figura aún después de la sepultura.

 

 

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play