Escúchenos en línea

El Fallo de La Haya y la cooperación del ALBA

20 Junio 2012

Por Carlos Escorcia Polanco.
Las paralelas históricas Timbuco-calandracas de Nicaragua, auto apodados "sectores democráticos" sufren una obsesión patológica por conocer en detalles todas las operaciones comerciales relativas a la cooperación del ALBA y empresas conectas al paquete petrolero entre Venezuela y Nicaragua.
Ese enfermizo fanatismo contrasta con el profundo desprecio que sienten por el histórico fallo de la Corte Internacional de Justicia de La haya el cual condenó a Estados Unidos por su guerra de agresión mercenaria contra el gobierno Sandinista de los 80 y ordenó a la potencia imperialista a pagar resarcimientos a nuestro país en concepto de reparaciones por daños de guerra sufridos por Nicaragua.
Nicaragua estimó en 1989 que el costo de los daños económicos causados por la agresión fue de 17 mil millones de dólares en concepto de destrucción a la infraestructura (represas, torres de electricidad, puentes, centros de salud, educación y producción agrícola). Esto sin contabilizar los 38 mil muertos resultantes de la guerra de agresión mercenaria.
La Corte no logró determinar el monto de la indemnización a Nicaragua porque el gobierno de doña Violeta Chamorro sin previa consulta popular, retiró su reclamo ante la Corte, perdonando así a Estados Unidos de tan astronómica deuda con Nicaragua.
Esas mismas élites dominantes del gran capital financiero y comercial de Nicaragua, que enfermizamente exigen cuentas hasta del último centavo de lo que no les pertenece como son los negocios privados del ALBA, son las mismas que torpemente renunciaron a la indemnización derivada del fallo de La Haya que por jurisprudencia del Derecho Internacional Consuetudinario nos pertence a todos y cada uno de los nicaragüenses.

La oligarquía blancoide y la burguesía chapiolla, caracterizadas por su naturaleza parroquial, explotadora, parasitaria, títere de Estados Unidos, anti-patria, provinciana e ignorante, "inexplicablemente" le dieron la espalda a la astronómica suma de 17 mil millones de dólares a los cuales junto con todos los nicaragüenses, tienen pleno derecho, para fanáticamente exigir se les rinda cuentas por las empresas del ALBA sobre las cuales no tienen absolutamente ningún derecho.
La hipocresía, contradicción e incoherencia Timbuco-Calandraca se hace mayor cuando estos mismos sectores, que diariamente enturbian las aguas e intoxican las hondas hertzianas con el disco rayado de sus ridículas exigencias de rendición de cuentas a ALBANISA y empresas conexas, callan escandalosamente que el general yanque Colin Powell le ordenó al presidente Bolaños rechazar la generosa oferta del paquete petrolero que le hiciera el presidente Hugo Chavez.
Se rasgan las vestiduras y cantan un cántico de tristeza como las cocorocas de Waslala inmortalizadas en los poemas de Ernesto Cardenal, pero jamás dicen que aprobaron una resolución en la Asamblea Nacional desconociendo toda deuda con Venezuela.
Si la cooperación venezolana tiene hoy carácter quasi privado, no fue por capricho del FSLN, sino porque la arrogancia y prepotencia de Estados Unidos así se lo impuso al presidente Enrique Bolaños durante un vuelo en el "Air Force Two" cuando Colin Powell le dió "raid" al presidente Bolaños en 2006 de Panamá a Nicaragua.
Los Timbuco-Calandracas de las Paralelas Históricas son unos fariséos y demagogos redomados porque callan escandalosamente que hace apenas unas cuantas semanas nuestro país aprobó el riguroso examen del Fondo Monetario Internacional en materia de responsabilidad fiscal y manejo de la macro-economía.
El economista graduado en Yale, una de las mas prestigiosas universidades de Estados Unidos, Nestor Avendaño declaró a un canal local que fue gracias precisamente que la cooperación venezolana no fue incluída en el presupuesto nacional que Nicaragua logró aprobar el examen del FMI. [Ver en este link el programa correspondiente al 22 de Mayo de 2012: http://www.canal15.com.ni/programa/de-manana-con-martin-madriz ]
Según Avendaño, el FMI conoció y aprobó la decisión de ALBANISA de registrar en el Banco Central de Nicaragua las operaciones de la cooperación venezolana. El doctor Avendaño concluyó que todas las operaciones bancarias y comerciales de ALBANISA fueron hechas con la mas absoluta transparencia, desmintiendo toda la campaña de calumnias y difamaciones timbuco-calandracas de los "sectores democráticos".
Luego del rechazo del presidente Bolaños a la generosa oferta del paquete petrolero del presidente Hugo Chavez, luego que por demagogia politiquera partidaria desconocieron parlamentariamente toda deuda con Venezuela, tiene algún ápice de legalidad que estén exigiendo cuentas a una empresa privada o quasi privada como ALBANISA?

A la luz de la jurisprudencia del Derecho Internacional Consuetudinario consignado en el fallo de La Haya del 27 de Junio de 1986, todos los nicaragüenses tenemos total y pleno derecho de exigir se nos indemnice con esos 17 mil millones de dólares mas intereses, lo cual llegaría posiblemente hoy a los 50 mil millones de dólares.
Con el pago de la deuda histórica que Estados Unidos tiene con todos y cada uno de los nicaragüenses, podríamos financiar el canal interoceánico y todavía nos sobrarían 20 mil millones de dólares mas para cuajar de molinos de viento, presas hidroelécticas y hospitales modernos todo el territorio nacional.
Pero las paralelas históricas prefirieron darle la espalda a sus legítimos derechos derivados del fallo de La Haya, para reclamarlos desayuno, almuerzo y cena a una institución como ALBANISA, sobre la cual no tienen absolutamente ningún derecho, luego de rechazarla con Bolaños y posteriormente negarla parlamentariamente como diputados.
Ni en los meses anteriores a las elecciones de Noviembre de 2011, ni durante, ni después de las mismas, hasta el día de hoy ha podido la oposición antisandinista presentar alguna encuesta que avale toda su venenosa, falsa e ignominiosa demagogia con la cual cubre su retirada y disimula su vergonzoso fracaso forjado por ellos mismos durante los 17 años de ridícula "economía social de mercado."
El pueblo, hambreado, humillado y cansado de tanta crueldad y odio hacia los pobres, [odio evidenciado por sus burlas y vulgareos a las tejas de zinc y las chanchas preñadas] decidió arrojarlos para siempre al basurero de la historia. [email protected]

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play