Escúchenos en línea

Siete punto seis

10 Septiembre 2012

Por Jorge Castro G., ElPais.cr

 

En estos días hemos visto a familias de escasos recursos afectadas por el terremoto. Decenas de ellas perdieron su vivienda y con ella, el mobiliario y unos cuantos electrométricos adquiridos, con mucho esfuerzo, bajo el método de los plazos. Los enfermos fueron evacuados de hospitales agrietados para darle atención médica en otros nosocomios que muestran parecidas condiciones.

No solo la zona del epicentro y sus alrededores son las más afectadas. También sufrieron fuertemente la embestida diferentes localidades situadas en la Provincia de Alajuela. Hay que arreglar escuelas, carreteras, casas y puentes para que estos lugares retomen el ritmo y las consecuencias no sean mayores.

La señora Presidente irrumpió en el lugar del desastre vestida de vaquera y acompañada de un contingente de periodistas para engrandecer la visita. Luego de caminar de un lado para otro, con cara de preocupada, voceo la conocida frase: "No hay dinero para la emergencia" y por lo tanto recurriremos a nuevos empréstitos con organismos internacionales.

Luego de dilapidar millones en viajes, asesorías, y comilonas aderezadas con platinas y trochas era de esperarse que, tanto el C. N. E. como el mismo CONAVI, no tuviesen dinero ni para el arranque.

Lo primero que deberían tener las personas que nos gobiernan es amor por la patria y respeto por las personas que, cándidamente, les confiaron el voto. En este caos institucional y de valores capitales no hay más que armarse de paciencia mientras llegan las próximas elecciones.

Sin que importe lo que diga Arias, Figueres o Araya, la verdad es que el liberacionismo, actualmente, se encuentra viviendo la más grave crisis de su historia partidaria. Don Fernando Berrocal no debe olvidar que el comercial que muestra describe, gráficamente, lo que le sucede a los seguidores de su propio partido.

La verdadera oposición les ha advertido por años que no se dejen violar tan fácilmente, pero, o son sordos o les gusta el ejercicio. Tanto peca el que paga como los que caen en el vicio.

Este es un país con suerte. Lo que pudo ser un evento catastrófico de alguna forma perdió fuerza o trepidó de tal manera que solo ocasionó daños materiales menores, y la muerte de tres humildes personas cuyos nombres nadie conoce porque cuando no hay dinero no hay reseña. La Presidente no tuvo la delicadeza de asistir a los velorios, pero si tuvo tiempo para turistear por China y la República de Corea.

En el mes de la Patria hay que recordar y agarrarnos del ejemplo de nuestros antecesores. Aunque a Doña Laura le falta mucho para ser una buena Madre de la patria, al menos debería ser una buena hija de ella. Y detener los gastos superfluos y los artificios politiqueros antes de que nos lleve a situaciones extremas y la sociedad se desordene.

El terremoto dejo expuesto a un gobierno desquiciado y gravoso. Y a unos Jueces de la Republica que solo castigan delitos cuando los mismos afectan su modo particular de vida, pero se muestran benignos con los verdiblancos porque al final de cuentas, tanto unos como otros, comen en el mismo plato el conocido sancocho.

"El único modo de contener los delitos y fomentar las virtudes es castigar al delincuente protegiendo al inocente"

Ninguna obra benéfica, o mejoramiento en la vida de los pueblos, forman parte del currículo de los gobernantes actuales. Lo único que conocemos es la estela de chorizos promovidos desde las más altas esferas por gobiernos neoliberales.

Comentar     Arriba

Descarga la aplicación

en google play en google play