Gobierno panameño regula visas turísticas para Cuba y Dominicana Ciudad Panamá. Prensa Latina

Compartir vía:

El Gobierno de Panamá estableció nuevas regulaciones para el otorgamiento de visas de turista a los nacionales de Cuba y República Dominicana, informó este martes la prensa local.

Al referirse al Decreto Ejecutivo que norma el procedimiento para ciudadanos de esos países, el canal TVN informó que el mecanismo de solicitud de visado para los interesados es a través de los consulados panameños en su país de origen y/o residencia, o mediante apoderado legal ante el Servicio Nacional de Migración, en Panamá.

La disposición gubernamental ratificó la derogación del uso de la Tarjeta de Turismo para cubanos y dominicanos, bajo el concepto de que ‘considera necesario homologar los procedimientos migratorios aplicables actualmente a los mismos, con los ya establecidos en la Ley 3 de 2008’ y eliminó las normativas que contradicen este código.

En 2018, la anterior administración flexibilizó el acceso de esos nacionales al país como vía de incentivar el turismo de compras, principalmente a la caribeña Zona Libre de Colón (ZLC), enclave que sufría desde entonces una caída permanente de sus ingresos, la cual provocó el cierre de empresas y pérdidas de puestos de trabajo.

Esto formó parte de una estrategia de promoción turística, que incluyó la autorización de ventas al detalle dentro del área, reservada hasta el momento solo al comercio al por mayor, y de enero a junio de 2018 recibieron ocho mil 352 turistas, un crecimiento de 20 por ciento con relación a igual etapa del año anterior.

Manuel Grimaldo, exadministrador de la ZLC, declaró en aquel momento a Prensa Latina que la afluencia del turismo cubano a las instalaciones fue de 60 mil personas en 2018, y constituyó el principal flujo, aunque también llegaron altas cifras de costarricenses, dominicanos, ecuatorianos, guatemaltecos y barbadenses, entre otros.

Antes del inicio de la pandemia de Covid-19, el 9 de marzo de 2020, el enclave comercial clamaba por ayuda estatal para salir a flote y el tema de flexibilización de los trámites migratorios para turistas apareció como un elemento para retomar los altos niveles de ventas al detalle que permitió ‘oxigenar’ la economía de esta zona franca.

El Gobierno panameño enfrenta el incremento del flujo migratorio ilegal a través de sus fronteras con rumbo a Estados Unidos, e incluso, mientras están cerrados los cruces entre las naciones centroamericanas por la pandemia, más de dos mil migrantes permanecen albergados en territorio istmeño.

Al referirse a la situación en varias ocasiones, explicaciones de funcionarios gubernamentales a los medios de prensa locales ratificaron que las restricciones de visado para el acceso de turistas al país presuponen un bloqueo al uso del territorio para incrementar las rutas tráfico de personas controladas por el crimen organizado transnacional.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *