Llamas dejan 40 personas en la calle en Costa Rica Escazú, Costa Rica. Diario Extra

Compartir vía:

Anoche se tornó pesadilla para más de 40 personas que conforman cinco familias, pues un voraz incendio los mandó a dormir en casas ajenas, si es que pudieron dormir, tras perder sus hogares y pertenencias en San Antonio de Escazú, San José.

De acuerdo con Ronny La Touche, del Cuerpo de Bomberos, las llamas en total consumieron 250 metros cuadrados, los cuales corresponden a una estructura de dos plantas en que se ubicaban las cinco casas, además, se reportó una afectación parcial en un sexto inmueble.

“No tenemos confirmada o detectada la causa, no obstante, según la información de los vecinos, empieza en la parte de arriba, en el área trasera de esa casa que colinda con un supermercado”, comentó.

Precisamente fueron los empleados de ese local comercial los primeros en observar el siniestro y los que dieron aviso al servicio de emergencias para solicitar que enviaran a los apagafuegos.

Mientras estos llegaban, los lugareños intentaron evitar el avance de las llamas lanzando agua y utilizando extintores, sin embargo, los esfuerzos fueron inútiles pues la estructura terminó sucumbiendo a la voracidad del fuego.

“En este tipo de estructura la propagación es sumamente fácil, una vivienda ya de algunos años de construcción y de madera, entonces la expansión es muy fácil. Al arribo de las unidades toda la estructura estaba envuelta en llamas, pero se controló la propagación hacia la vivienda de los lados”, sostuvo.

Para cubrir la emergencia se contó con dos unidades extintoras, afortunadamente frente a los inmuebles había un hidrante con buen caudal de agua, lo que permitió a los bomberos atacar las llamas en la parte alta de los inmuebles controlando así el foco del incendio.

GRITOS LOS ALERTAN

Los lugareños que presenciaron la emergencia manifestaron que mientras estaban dentro de sus viviendas escucharon un montón de gritos que los alertaron que algo malo estaba ocurriendo.

Al salir observaron el fuego en la parte superior de las estructuras, por lo que de inmediato salieron corriendo para ver en qué podían ayudar a las víctimas.

Una de ellas fue Luisa Bravo, quien contó que estaba con su bebé de 2 meses cuando una prima llegó a alertarla que la vivienda de al lado se estaba quemando.

“Nosotros salimos, todo fue muy rápido, no logramos sacar nada, todo se quemó. Lo bueno es que gracias a Dios estamos bien, no sé cómo ocurrió, lo único que supimos es que empezó en la casa del lado”, narró.

Por su parte, Henry Antonio Mora Bravo, otro afectado, explicó que al momento de la emergencia se encontraba trabajando y fue su esposa la que lo alertó sobre la tragedia.

“El vecino sintió el humo, pero nunca pensó que era fuego, cuando vimos fue que se vino todo. Yo me vine del trabajo, pero ya era tarde para meterme a sacar las cosas, solo sacamos unas sillas de la sala”, acotó.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *