Zona norte de Honduras una de las más afectadas por huracanes Tegucigalpa. Agencia EFE

Compartir vía:

La magnitud de los daños materiales causados con las tormentas tropicales “Eta” e “Iota”, que antes fueron huracanes, comienza a asomar en el norte de Honduras, una de las zonas más afectadas por ambos fenómenos, entre el dolor de los damnificados y un ambiente fétido por aguas putrefactas.

Ambas tormentas dejaron a Honduras en lo que significa su nombre, desgraciadamente marcado por un dolor reflejado en el rostro de cada damnificado y una descomunal destrucción a todo tipo de infraestructura y cultivos agrícolas, entre otros daños.

Algunas familias que han estado viviendo bajo techos de láminas, cartones o plásticos en medio de la autopista de 27 kilómetros que comunica a las ciudades de San Pedro Sula, la segunda más importante del país, y El Progreso, están regresando a sus comunidades.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *