Gaza: 58 días de martirio Ramallah. Agencias

Gaza: 58 días de martirio Ramallah. Agencias

El estado de Israel sigue cometiendo atrocidades contra civiles indefensos en Gaza, centrándose en viviendas y complejos residenciales. Su estrategia pretende maximizar el número de víctimas civiles, con acciones deliberadas como establecer cinturones de fuego en determinadas zonas, aislarlas de su entorno y destruir barrios, lo que provoca numerosos muertos y heridos.

Decenas de palestinos murieron o fueron heridos el domingo en los bombardeos israelíes contra diversas zonas de la Franja de Gaza, en medio de preparativos del Ejército de ocupación para ampliar la invasión terrestre en ese territorio.

El ejército sionista llevó a cabo incursiones intensivas y despliegues de cinturones de fuego en varias zonas de Gaza, como Tal al-Zaatar, Yabalia oriental, Al-Tuffah, los barrios de Al-Zaytoun y Jan Yunis, agravando la crisis humanitaria en la región.

En una serie de acontecimientos devastadores, al menos 270 civiles palestinos han sido asesinados desde que Israel rompió unilateralmente la tregua el viernes pasado, sin contar las víctimas de un complejo residencial destruido al amanecer del sábado. Un vocero del Gobierno en Gaza anunció sombríamente un horrendo balance de más de 500 mártires y heridos en una atroz masacre cometida por la ocupación en el barrio de Shujaiya.

Video: “Alá, devuelve a mi madre”

El sábado, el Ministerio de Salud de la Franja de Gaza anunció que el número de víctimas de la agresión israelí en el quincuagésimo séptimo día ascendió a 15,207 mártires y 40,652 ciudadanos resultaron heridos desde el 7 de octubre pasado, el 70% de los cuales eran niños y mujeres.

El portavoz del ministerio, Ashraf al-Qidra, dijo en un comunicado de prensa el sábado que “la ocupación israelí sigue ampliando el círculo de ataques contra civiles después del final de la tregua y no dejó ni un centímetro en la Franja de Gaza sin bombardeos”, y que cometió docenas de masacres que mataron a 193 mártires y 652 heridos durante las últimas horas.

La ocupación israelí sigue arrestando a 31 miembros del personal sanitario de la Franja de Gaza, encabezados por el Director General del Complejo Médico Al-Shifa, doctor Muhammad Abu Salmiya, y sometiéndolos a duros interrogatorios bajo tortura, abusos, hambre y sed.

Con respecto a los ataques y violaciones del sector de la salud, confirmó la muerte de 280 trabajadores de la salud y cientos de heridos. Señaló que la ocupación israelí atacó deliberadamente 130 instituciones de salud y retiró del servicio 20 hospitales y 46 centros de salud debido a los ataques, la destrucción y la falta de combustible.

Subrayó que la ocupación asfixia deliberadamente y ataca los hospitales que quedan en el norte de Gaza para dejarlos fuera de servicio y obligar a la población a desplazarse.

También denunció que los hospitales han perdido su capacidad de tratamiento y absorción, y que los equipos médicos trataban a los heridos con capacidades muy simples. Los heridos están en el terreno, pero la ocupación sigue atacando deliberadamente el sistema de ambulancias, lo que provocó la destrucción de 55 unidades.

“La acumulación de personas desplazadas en refugios en estos climas fríos ha aumentado la propagación de enfermedades respiratorias, cutáneas y otras enfermedades infecciosas, lo que representa una amenaza para el sistema de salud y los ciudadanos”, dijo el Ministerio. Señaló que la ocupación israelí “afirma falsamente que hay áreas seguras para los ciudadanos, pero sus masacres y comportamiento criminal contra civiles evidencian que eso es falso”.

El director de Estadísticas de la Oficina Central de Estadísticas, Muhammad Qalalawa, reveló que las pérdidas directas a la economía en la Franja de Gaza ascendieron a unos 700 millones de dólares durante el primer mes de la guerra.

Qalalwa dijo que las pérdidas económicas en la Franja de Gaza durante el período de asedio desde 2007 ascendieron a unos 35 mil millones de dólares, sin contar los efectos de la agresión actual.

En una entrevista con la radio “Voz de Palestina” el domingo, Qalalwa dijo que 147 mil trabajadores perdieron sus empleos en el sector privado, además de 56 mil establecimientos que dejaron de trabajar.

Pronosticó que la tasa de pobreza en la Franja de Gaza aumentará hasta alcanzar el 90% y el desempleo aumentará a alrededor del 65%, señalando que la tasa de inflación alcanzó alrededor del 12% en bienes y servicios.