Israel ha asesinado a 75 periodistas palestinos Ramallah. Raya Media Network

Israel ha asesinado a 75 periodistas palestinos Ramallah. Raya Media Network

El Sindicato de Periodistas de Palestina denunció este miércoles que la ocupación israelí ha cometido cientos de crímenes y graves violaciones contra periodistas y medios de comunicación en Cisjordania y la Franja de Gaza, incluyendo la muerte, lesiones y pérdida de docenas de ellos, la destrucción de sus hogares y la destrucción de sedes de medios de comunicación.

En un comunicado difundido este miércoles en Ramallah, el sindicato expresó su orgullo por los periodistas que continúan su trabajo, mientras la muerte y la opresión los rodean por todos lados. La narrativa de la verdad no estará ausente porque la voz de Palestina seguirá siendo impactante y sublime y triunfará sobre la máquina de matar y la agresión, afirman los comunicadores.

El Sindicato de Periodistas considera que los ataques deliberados contra los periodistas y sus familias en la guerra de exterminio contra Gaza, son un intento de transmitir la falsa narrativa de la ocupación que es refutada por los hechos sobre el terreno.

Por ejemplo, este miércoles la aviación de ocupación bombardeó un edificio residencial en el campamento de Jabalia, en el norte de la Franja de Gaza, lo que provocó la muerte de varios ciudadanos, incluidos familiares del también periodista corresponsal de Al-Jazeera Moamen.

En un informe publicado el miércoles, el sindicato reporta que 75 periodistas y trabajadores del sector de los medios de comunicación fueron martirizados, unos 80 periodistas resultaron heridos y dos periodistas están desaparecidos.

Además, la ocupación bombardeó las casas de las familias de 60 periodistas, destruyó las sedes de 63 instituciones y oficinas de prensa, interrumpió el trabajo de 25 estaciones de radio locales (24 en Gaza y una en Cisjordania), cerró y restringió el trabajo de 3 medios de comunicación y arrestó a 43 periodistas, incluidos 41 en Cisjordania y dos en Gaza, donde 30 de ellos aún están detenidos, y la mayoría de ellos están bajo arresto administrativo.

El sindicato asegura que está ejerciendo todos sus esfuerzos en dos niveles: primero, la continuación del trabajo de los periodistas en la Franja de Gaza para difundir los hechos, y el segundo es liderar el esfuerzo internacional para detener la guerra de genocidio y los ataques a los periodistas, así como brindarles protección como una tarea urgente.

También exige establecer la rendición de cuentas y el castigo de los líderes de la ocupación en los tribunales internacionales.