Cierre de fronteras afectó solicitudes de asilo de migrantes Agencia

Compartir vía:

Debido a la crisis sanitaria y económica causada por la Covid-19 en el mundo, los migrantes se encuentran entre los grupos más afectados por las medidas para evitar la propagación del virus.

Una de ellas es el cierre de fronteras, la cual no permite a personas violentadas en su país buscar asilo en otra nación. Además, los migrantes son vulnerados al realizar trabajos sin seguro médico, lo que aumenta la posibilidad de morir a causa del nuevo coronavirus.

Acorde con la investigadora del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Elisa Ortega Velázquez, los cierres fronterizos no se habían visto ‘ni con los ataques terroristas de 2001’.

“Fueron pocos los países que, en esta pandemia, continuaron con sus procedimientos de asilo o procedimientos migratorios”, declaró. Tanto solicitantes de asilo, como migrantes y refugiados, padecen limitaciones legales al intentar establecerse en un nuevo país ante los cierres de fronteras impulsados para detener el virus.

En México, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), informó a partir de marzo de 2021 la frontera sur con Guatemala permanecería cerrada hasta el 21 de abril del mismo año. Como protocolo para impedir la propagación de la Covid-19 se impusieron restricciones al tránsito terrestre para actividades no esenciales.

Según Ortega, el cierre de fronteras aumenta todo tipo de violencia, el trabajo infantil y la deserción escolar. Además, la investigadora señala, si estas poblaciones se encontraban marginadas, con las fronteras cerradas, la brecha se hace mayor.

Asimismo, apuntó, el cierre de los procedimientos de asilo en Estados Unidos fue dado por “temas de corte racial y clasista” y no por asuntos de seguridad nacional como aseguraron. “Sólo se aplicaron a migrantes irregulares, solicitantes de asilo y niños migrantes no acompañados que llegaran por vía terrestre por la frontera sur de Estados Unidos”, explicó.

Por su parte, la investigadora del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN), Ariadna Estévez, afirma, a raíz de la pandemia murieron muchos migrantes trabajadores de fábricas y talleres. Y afirma, la regulación laboral de los migrantes en países como Estados Unidos e Italia, suceden “en la medida de su conveniencia”.

Quienes sufren la brecha de oportunidades debido al cierre de fronteras son los niños, las mujeres, adolescentes con alguna discapacidad, personas LGBT y migrantes indígenas. Además, las restricciones impuestas para evitar la propagación del virus durante la pandemia afectan también los trámites del derecho humano a migrar y pedir asilo en otro país.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *