No hay tiempo que perder Managua. Por Ramón Pedregal Casanova, Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

No hay tiempo que perder Managua. Por Ramón Pedregal Casanova, Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Pongamos la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perderse.

General Simón Bolívar, El Libertador. Sus continuadores actuales José Martí, Augusto C. Sandino, Hugo Chávez, Fidel Castro – Díaz Canel, Carlos Fonseca Amador – Daniel Ortega – Rosario Murillo. Perdón a quienes no menciono y que forman parte de la obra anticolonial, soberanista y de hermanamiento de los pueblos que se representa en la libertad frente al imperio.

“Tenemos que empezar nuestro juego”: Jefa del Comando Sur, Laura Richardson, “La maligna”.

Si leyésemos una guía para hacer un trampantojo en el campo de la política imperialista, encontraríamos la siguiente indicación imperial: “Si la calle te supera, si la gente se pone enfrente, vístete como una manzana, habla con palabras que quieren oír, hazte tentador, atrae, silva como una serpiente, y cuando haga falta brama como una serpiente toro.”

Ustedes saben que está sonando la hora de la decadencia del dominio anglosajón con su herramienta neocolonial sionazi, y su influencia pierde altura, fuerza, se desvanece, y hay muchos pueblos que sacan la cabeza por encima de la cortina de hierro pues se deshace, se desintegra. Nace un mundo nuevo. No se les cree y entonces juegan a la confusión, atraer con discursos generalistas, difusos, y si hay que demostrar algo es con el empleo extremo de la violencia en cada caso.

¿Cuánto cabe en la frase “Tenemos que empezar nuestro juego”?, palabras de la imperialista Laura Richardson, “La maligna.” Guerras, genocidios, bloqueos, magnicidios, desestabilizaciones, … En todos sus discursos, conversaciones, intervenciones, Laura Richardson habla de China como “la maligna”, sin percatarse de que la malignidad que ella lleva a todas partes para apropiarse de las riquezas, y desde donde esté recalcar que las riquezas de Latinoamérica son de las élites estadounidenses, la muestran como un ser maligno.

También, en una de estas ocasiones, fue explícita al referirse a los medios de comunicación que no le obedecen, Laura “La maligna” los atacó con saña, véanlo, aquí se encuentra la declaración desde Telesur en respuesta ajustada a la defensa de los pueblos y los medios como la multiplataforma que pone en claro su labor.

Ya no sirve la vara de medir que se dijo que era el Derecho Internacional, hasta el Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, juega a ser un trampantojo, tan servil con el imperio ahora busca la confusión y se muestra más cínico, lean su declaración sobre el genocidio sionazi en Gaza: “Los cierres fronterizos y de agua y alimentos fueron el 9 de octubre. El hambre es un desastre enteramente provocado por el hombre”.

Oculta que el bloqueo total, bloqueo ilegítimo, pues no ha sido decretado por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas que es el único que podría dictarlo, y que por tanto es absolutamente condenable, y oculta que se debe a que al sionazismo no le gustó el que el pueblo de Gaza votase con un 73% a Hamas para que gobernase, y no le gustó que fuese en unas elecciones completamente limpias y vigiladas por la UE, por la Fundación Carter, por los enviados de un montón de países incluso de EEUU. A Guterres “se le olvida” que la entidad colonial no tiene ningún derecho sobre ese país, que es una fuerza colonialista, invasora, y es la creadora de “el hambre es un desastre enteramente provocado por el hombre.” Y no nos detenemos en otras implicaciones como el bombardeo, que ha realizado el ente colonial, equivalente a 4 bombas atómicas, cuatro bombas atómicas hasta febrero, y estamos en mayo.

Vamos a otro elemento que se visualiza como trampantojo: La Corte Penal Internacional se creó con el impulso del Estatuto de Roma, hoy lo “forman” 124 países, pero solo lo firman 32, y no lo ha ratificado ninguno. ¿Entonces qué es esto? La respuesta nos la da el Fiscal Karin Khan al declarar que le habían amenazado desde el Congreso de EEUU, advirtiéndole en una carta que si investigaba sobre el genocidio sionazi en Gaza que realiza la entidad colonial se “apunta a si mismo y a su familia.” Karin Khan , haciéndose pasar por lo que no es, tomando el papel de la serpiente que silva, otras veces ha sido la que brama dictando detenciones y juicios para contentar al imperio, ordenó la “detención” de Putin, sin que ni Rusia, ni EEUU “israel” formen parte de la CPI, que Khan representa, pero si ha servido pomposamente al imperio y su fuerza colonial desde su creación: nunca ha querido mirar a Palestina, y haciéndose como un trampantojo.

“Si la calle te supera, si la gente se pone enfrente, vístete como una manzana, habla con palabras que quieren oír, hazte tentador, atrae, silva como una serpiente, y cuando haga falta brama como una serpiente toro”, y así dijo pomposamente: “Este Tribunal es el legado de Núremberg y debe ser el triunfo de la ley sobre el poder y la fuerza bruta. No vamos a dejarnos influir por las amenazas, unas públicas y otras no”.

Pero mire usted: el pasado persigue o acompaña, Núremberg dejó muchos hilos sueltos, la élite estadounidense que quería y quiere continuar la Guerra recogió y protegió a tantos nazis como pudo, y hoy la cosmovisión nazi se ha refinado en el sionazismo, y esa cosmovisión le queda claro al mundo entero que es la existencia misma de la deshumanización.

El genocidio que comete en Gaza es su última carta dirigida a los pueblos del mundo, y los sionazis dirigidos por el gabinete de guerra no ha dejado de repetir, aunque la Corte Internacional de Justicia, dependiente de la ONU, ha dictado que detenga su matanza, no le importa pues los sionazis son supremacista y desprecia todo el Derecho Internacional y el Derecho Humanitario.

Todos hemos visto los bombardeos contra Gaza, las demoliciones de edificios con gente en su interior, las cabezas desprendidas de los cuerpos, los brazos y demás órganos del cuerpo esparcidos, los niños bajo los escombros, las matanzas generalizadas, los enterramientos de gazatíes vivos, los asesinatos de los refugiados en los hospitales, la infancia muriéndose de hambre, las mujeres abrazadas a sus hijos asesinados, crueldades horrorosas que han dejado su marca en la Historia para nuestros ojos y nuestra conciencia y para las generaciones futuras.

El sionazismo tiene su padre, tiene quien le ha criado, quien le ha armado, quien le protege y habla bien de él, quien nos quiere hacer creer que la deshumanización es eso a lo que nos debemos acostumbrar y que eso es la “democracia”.

Y por si fuese poco hemos visto la burla que el sionazismo hace a todo el mundo en la sede de representación que reúne a todas las naciones, la ONU, el representante del ente colonial ha cogido la Carta de las Naciones Unidas, repítanselo para que no se les olvide, para que tomen conciencia, y ha insultado a los pueblos, para, a continuación, meter la Carta donde se recogen los Derechos de todos en una trituradora de papel y ponerla en marcha deshaciéndola, un gesto con el que manifiesta que para ellos no hay legalidad, que se creen por encima de todo, y podríamos concluir que no tienen razón, que están fuera del espacio humano, que el genocidio es su opción de futuro: ¿hace falta explicar más lo qué por medio del sionazismo el imperio estadounidense pretende hacernos a los pueblos?

No hay tiempo que perder, hay que conectar todos los conflictos que mueve el imperialismo para ver cómo en su decadencia manifiestan su deseo de apoderarse de todo lo que haya en Latinoamérica y en el mundo, cómo financian la guerra contra Rusia y ya hacen campaña para que la población de Europa sea llevada a la guerra que han emprendido, con la vista puesta en el largo plazo, guerra de destrucción de Europa para que le sirva a sus propósitos mediante las élites lacayas gobernantes, guerra para destruir con el propósito de dominar cuanto le sea posible, y Latinoamérica es objetivo inmediato de conquista: vean Perú, Ecuador, Argentina, Chile, y a quien acusan.

Recuerden: Pongamos la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perderse. General Simón Bolívar, El Libertador.

Déjenme terminar con dos declaraciones esclarecedoras, podía haber escogido otras pero éstas son poco conocidas y hay que mostrarlas: el rabino sionazi, residente en EEUU, Shmuley Boteach declaraba en 2004: “Los estadounidenses son los nuevos judíos del mundo, Naciones Unidas se ha convertido en un foro para el odio contra EEUU en suelo estadounidense, su objetivo primero es limitar el poder de EEUU, es hora de excluir a NNUU de nuestro suelo, debería establecer la ONDU, la Organización de Naciones Democráticas Unidas en la que puedan participar solo países que (imaginen a qué “países” se refiere) están dedicados al progreso de la democracia”, y esto lo declara un sionazi de gran peso en EEUU. Puede encontrar su vomitona en http://www.somethingjewish.co.uk/articles/1188_new_chosen _people_htm

En esa misma fecha, 2004, gobernaba Bush, el personaje que elaboró el programa de Bush, Grover Nosquist, en una entrevista declaraba la dirección exacta de EEUU y que ahora queda más a la vista: “Enterraremos a los europeos, aceleraremos el declive de los sindicatos, recortaremos la financiación de los empleados y moveremos el Estado de Bienestar hacia un sistema privado”, y terminaría diciendo que el propósito era convertir al Estado en una cosa tan pequeña que lo pudiese “ahogar en su bañera”. Van cumpliendo metas, la guerra la vienen preparando desde hace mucho, si hablamos de Palestina podemos decir que hay 76 años de pruebas y confesiones, y si hablamos del resto del mundo ¿desde cuándo cree usted que tienen en marcha su propósito de dominación imperial? No hay tiempo que perder:

Pongamos la piedra fundamental de la libertad sudamericana, vacilar es perderse.

General Simón Bolívar, El Libertador. Sus continuadores actuales José Martí, Augusto C. Sandino, Hugo Chávez, Fidel Castro – Díaz Canel; Carlos Fonseca – Daniel Ortega – Rosario Murillo. Perdón a quienes no menciono y que forman parte de la obra anticolonial, soberanista y de hermanamiento de los pueblos que se representa en la libertad frente al imperio.