Banda delictiva “El Rey” tenía vínculos con narcos de México y Honduras Managua. Radio La Primerísima

Banda delictiva “El Rey” tenía vínculos con narcos de México y Honduras Managua. Radio La Primerísima
Compartir vía:

La Fiscalía reveló que los sujetos de la banda “El Rey”, capturados recientemente por la Policía Nacional, están vinculados a bandas de narcotraficantes de México y Honduras.

Durante la audiencia inicial en los juzgados de Managua en contra de Jorge Osbaldo Lacayo Cuadra, de 37 años, uno de los integrantes de la banda El Rey, el Ministerio Público lo acusó por los delitos de crimen organizado y lavado de dinero.

Además, dio a conocer los nombres de otros delincuentes, vinculados a la organización criminal: Olof Vladimir Altamirano Aguirre, José Hermógenes Benítez Guzmán, Orlando José Muñoz Mayorga, Héctor Ismael Catín Mayorga y Darling Sabeli Cerda Espinoza, quienes se encuentran prófugos de la justicia.

Los delincuentes ya capturados por la Policía son José Carlos Dávila Aguirre, 20 años; Juan Daniel Norori Aguirre, de 25 años; Luis Carlos Mayorga Martínez, de 31 años; y José Carlos Dávila Aguirre, hijo de la ex comisionada Gloria María Aguirre, condenada en 2017 por narcotráfico.

La Policía Nacional le viene dando seguimiento a la organización desde 2016, cuando la organización se encargaba de trasladar el dinero del narcotráfico proveniente del territorio hondureño. La ex comisionada Gloria María Aguirre, junto a su marido, alias “El Profe”, y uno de sus hijos, Olof Vladimir Altamirano Aguirre, eran los encargados de transportar el dinero y la droga en esa zona fronteriza.

Tras la detención de su mamá, el sujeto Olof Vladimir Altamirano, huyó hacia Honduras, donde se reorganizó y comenzó a operar en 2017, nuevamente en el país.

Olof, quien es líder de la banda El Rey, comenzó a comprar casas lujosas en carretera a Masaya y carretera nueva a León, las remodelaba y algunas las vendía o las alquilaba. Solo en 2019, compró 12 propiedades. Según el documento fiscal, el delincuente arrendó una propiedad a Leonor Solorzano Pellas.

El sujeto, Jorge Osbaldo Lacayo, era uno de los encargados de realizar las transacciones de la organización criminal. Su nombre aparece en escrituras de compra venta de múltiples propiedades y creación de sociedades anónimas.

Mientras, Darling Sabeli Cerda Espinoza, esposa de uno de los acusados, lavaba dinero de la organización. El matrimonio era dueño de una empresa de madera y usaban como fachada las exportaciones justificando que la enorme cantidad de dinero eran ganancias por la venta de madera. El sujeto Juan Daniel Norori Aguirre, era uno de los encargados de transportar dinero y droga por el territorio nicaragüense.

El juez Rolando Sanarrusia ordenó prisión preventiva para todos los acusados y programó la audiencia inicial para el 17 de enero. Además, decretó la tramitación compleja, es decir, que el juicio puede durar hasta 12 meses.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *