Cumbre del ALBA-TCP rechaza exclusión y discriminación La Habana. Prensa Latina

Cumbre del ALBA-TCP rechaza exclusión y discriminación La Habana. Prensa Latina
Compartir vía:

Un contundente rechazo a la exclusión de Cuba, Venezuela y Nicaragua de la próxima Cumbre de las Américas, organizada por Estados Unidos, expresaron este viernes los países integrantes del ALBA-TCP.

La XXI Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), celebrada en esta capital, condenó en su declaración final el trato discriminatorio hacia esas naciones.

El texto, titulado “ALBA-TCP repudia las exclusiones y trato discriminatorio en la denominada cumbre de las Américas en los ángeles”, fue leído por el secretario ejecutivo de la entidad integracionista, Sacha Llorenti.

En 12 puntos, ratifica el compromiso con el fortalecimiento del ALBA-TCP como instrumento de unión de los pueblos, sustentado en los principios de solidaridad, justicia social, cooperación y complementariedad económica; con la integración liderada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, y la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz.

Respalda los reclamos de los países de Nuestra América de materializar un cambio en las relaciones hemisféricas, con base en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, incluyendo los principios de igualdad soberana, no injerencia en los asuntos internos, ni el uso de la fuerza, y por la solución pacífica de controversias y libre determinación de los pueblos.

Reafirma su apoyo al multilateralismo como medio para enfrentar los complejos desafíos globales a través de una acción colectiva, y denuncian las pretensiones de dominación imperialista sobre los pueblos de América Latina y el Caribe, para mantener dividida a la región en función de sus intereses hegemónicos.

Igualmente rechazan la exclusión arbitraria, ideológica y políticamente motivada de varios países de la denominada Cumbre de las Américas, que se efectuará en el mes de junio en Los Ángeles, Estados Unidos.

Al respecto califica esa decisión unilateral de grave retroceso histórico en las relaciones hemisféricas que ofende a los pueblos latinoamericanos y caribeños.

La declaración respalda el derecho de todos los países a participar en dicho evento en igualdad de condiciones, y enfatiza que el anfitrión de la reunión de Los Ángeles no tiene derecho a imponer exclusiones o condicionamientos violatorios de su soberanía e independencia.

El documento denuncia también el trato discriminatorio de Estados Unidos, contra representantes de la sociedad civil del continente y enfatiza que este tipo de reuniones excluyentes, no contribuyen a la solución de ninguno de los urgentes desafíos de la integración ni las amenazas regionales y globales.

Asimismo, destaca la valiente posición de gobiernos, actores sociales, organizaciones y pueblos que han rechazado de diversas formas, las exclusiones de la reunión de Los Ángeles.

La declaración rechaza la imposición de medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela y Nicaragua, y el bloqueo económico, comercial y financiero contra Cuba, violatorios de los principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional.

También reivindica la dignidad nacional de los pueblos, sustentada en el ideario de los próceres de América Latina y el Caribe y respalda los esfuerzos genuinos por fomentar el diálogo respetuoso y convivencia pacífica entre todos los países de las Américas, sin excepción, para encontrar soluciones a los grandes problemas hemisféricos.

Compartir vía:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.